Villegas pide a la Unesco proteger el patrimonio y la diversidad cultural en países víctimas de sanciones ilegales (+Video)

Ministro Ernesto Villegas en la MONDIACULT 2022. Captura de pantalla

El ministro de Cultura de Venezuela, Ernesto Villegas, intervino la tarde de este jueves en el panel «Patrimonio y diversidad cultural en crisis» en la Conferencia Mundial MondiaCult 2022 organizada por la Unesco en Ciudad de México, solicitando a la organización la creación de un mecanismo que proteja el patrimonio cultural material e inmaterial de los países que recibieron medidas coercitivas unilaterales o «sanciones», las cuales afectan enormemente el derecho de los pueblos al acceso a la cultura.

Texto: Alba Ciudad (Luigino Bracci Roa)

En su intervención, Villegas recordó que el lema de la reunión es «la cultura como bien público global». Al respecto, señaló que «nosotros observamos el término ‘global’ con cierta duda ante el fracaso estrepitoso del proyecto de la globalización, que está viviendo la humanidad hoy día. En Europa, el futuro de la Humanidad pende de un hilo; la existencia misma de la vida humana en el planeta. Y tiene causas enraizadas en la cultura».

Villegas: La Unesco debe proteger el patrimonio cultural de países afectados por sanciones ilegales

En vez de global, «preferimos el término ‘común’ o ‘mundial’, porque no creemos en esa globalización que se ofreció al mundo como panacea y terminó llevándonos a derroteros negativos», dijo el ministro.

Sin embargo, aspiran que el lema se traduzca en acciones prácticas «para proteger el patrimonio cultural y la diversidad cultural de los males que la aquejan en el mundo concreto de hoy». Así como, desde 1959, existe una convención de la Unesco que protege y salvaguarda el patrimonio cultural en caso de conflictos armados, Villegas solicitó a la Unesco que cree un instrumento o mecanismo para proteger y salvaguardar al patrimonio cultural material e inmaterial de las mal llamadas sanciones, que naciones poderosas aplican a muchos países de manera cotidiana, excluyéndolos de mecanismos financieros internacionales, imposibilitando la generación de ingresos que financian las dinámicas culturales.

Informó que Venezuela ha sido objeto de 961 medidas coercitivas unilaterales, «que han afectado lamentablemente el ejercicio de los derechos culturales por parte de nuestros pueblos». Recordó que hay estimaciones de que la mitad de la humanidad viven en países víctimas de sanciones ilegales.

Señala Villegas que «las culturas (que prefiere definir en plural) son un bien de interés público global» y no atañen únicamente a los países y ciudadanos que allí viven, sino a toda la humanidad. Por ello, deben existir mecanismos para proteger los bienes culturales en caso de conflictos armados convencionales y también en casos de guerras no convencionales, que son típicas del tiempo actual de la humanidad.

Netflix vs. Informe MacBride

Señala que hoy, en un desayuno del espacio iberamericano de la Conferencia, participaron e intervinieron voceros de la corporación internacional Netflix. «No conozco precedentes de que, en una reunión de este tipo, participe una corporación que forma parte de la industria cultural global», señaló.

A propósito de ello, recordó la experiencia de la Unesco propuesta hace 40 años por Sean MacBride, canciller de Irlanda y Premio Nobel de la Paz, ante el efecto del entramado cultural de los años 80. Señala Villegas que el entramado cultural y comunicacional de los años ochenta era «analógico e incipiente» en comparación con el «fenómeno avasallador» que se ve hoy en el planeta con la industria cultural y de la comunicación, de la cual Netflix hace parte.

«Hay poderes hegemónicos globales que ejercen sobre nuestros países y nuestras culturas mecanismos que socavan los derechos culturales de nuestros pueblos, que van en contra de la diversidad cultural», dijo Villegas.

Pidió que se retome la senda del Informe MacBride, que creó una comisión para el estudio de los problemas de la comunicación a instancias de la Unesco hace 40 años, con la intención de analizar la situación de la comunicación desde el punto de vista histórico, político y social porque, según el informe, era la única manera de asegurar el futuro de la sociedad.

«Si en aquel momento era una necesidad, cuando apenas había algunas agencias de noticias y algunos satélites, imaginemos cuán importante y necesario es que hoy la Unesco y la comunidad internacional vean el poder que estos conglomerados ejercen en nuestras realidades cotidianas», dijo Villegas.

«Allí, Sr. Ministro de Palestina, está la razón de la invisibilización de lo que ustedes han tenido que sufrir, y allí está la razón de la desinformación, de los fenómenos de xenofobia, de racismo y supremacismo que lamentablemente han florecido en nuestra humanidad contemporánea».

La comisión que se dedicó a dirigir la investigación del Informe MacBride sobre la realidad comunicacional de aquella época estuvo integrada por personalidades del mundo de la literatura, información y de la comunicación, entre ellos Hubert Beuce-Mery, fundador de Le Monde; Gabriel García Márquez, escritor colombiano; Leonid Zamiatin, portavoz del Gobierno soviético y Betty Zimmerman (Canadá), fue la única mujer en integrar la Comisión y la única con experiencia en medios electrónicos.

En dicho informe se solicitaba un nuevo papel de los medios de comunicación, que se centrara en ayudar al desarrollo y al cambio de los países menos favorecidos. A su vez, el Informe se centró en la defensa y la protección de los periodistas que, por su trabajo, suelen ser molestos para los gobiernos, los políticos y los intereses económicos de estos.

Tráfico ilícito de bienes culturales

Indicó Villegas que expresan su respaldo a la convención contra el tráfico ilícito de bienes culturales de 1970. «Tenemos autoridad moral en la materia: en 2018 devolvimos a Costa Rica 197 piezas de su patrimonio arqueológico que habían ingresado ilegalmente a Venezuela, habían sido reducidas a la condición de mercancía e iban a ser exportadas para la venta». Indicó que Venezuela devolvió esas piezas.

También se gestionó la repatriación de la Abuela Kueka, piedra sagrada del pueblo Pemón, que estuvo 20 años secuestrada en Berlín. Además, acaban de recibir desde Italia una pieza arqueológica que fue incautada por la policía de ese país e iba a ser vendida como mercancía, y que considera «parte fundamental de nuestro patrimonio cultural»

Piezas del Congo halladas en Venezuela

En el marco de la Feria Internacional del Libro de Venezuela (Filven 2022), recordó que en todas las ediciones hay un país invitado de honor, pero que, este año, el invitado será un continente entero: África.

En este contexto, indicó que descubrieron en las bóvedas de Venezuela una muestra de arte del Congo, que fue regalada a Venezuela por el nefasto Rey Leopoldo III (rey de Bélgica entre 1934 y 1951), «producto del expolio». Señaló que las piezas serán sacadas de las bóvedas, serán exhibidas «con todo el brillo y el respeto que merecen en el Museo de Bellas Artes, y le ofrecemos a la República (Democrática) de Congo la posibilidad de que sean repatriadas. Si el Congo las quiere, ¡son suyas! Lo que el Rey Leopoldo y el colonialismo les robó, Venezuela se los devuelve con mucho gusto, sabiendo que forman parte de su patrimonio cultural y que no es un problema del Congo, sino de la Humanidad, si es que es verdad que la cultura es un bien público mundial», dijo el ministro Villegas.

Solidaridad con Palestina y Puerto Rico

Al iniciar su intervención, mostró su solidaridad con el ministro de Cultura de Palestina, Atef Abu Saif, quien lo precedió y relató los graves problemas que se vive en su país, producto de las políticas segregacionistas del gobierno de Israel. Villegas recordó que, así como la abuela del ministro palestino tuvo que abandonar su hábitat a causa de las acciones del gobierno israelí, asímismo su madre, de ascendencia judía, también tuvo que migrar de Croacia a causa del avance del fascismo y del nazismo; espera que estos fenómenos puedan erradicarse, y mostró su solidaridad con  Palestina, la República Árabe Sarahaui y Puerto Rico, al que denominó «el último enclave colonial en el continente americano».

También suscribió su apoyo con el discurso dado por Beatriz Gutiérrez Müller al inicio de la Conferencia Mundial en representación de su esposo, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador. Indicó que el discurso «es una pieza magistral que recoge lo que siente, lo que piensa y lo que aspira la República Bolivariana de Venezuela, y me atrevo a decir que la mayor parte de la América Latina».

El ministro llegó a México este miércoles para participar en la conferencia. Este jueves en la mañana, intervino en una sesión de trabajo con ministros y delegados de Iberoamérica (América Latina, España, Portugal e Italia).

Suscribirse
Notificar en
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios