Presidenta del IPC dio nuevos detalles en «Aquí con Ernesto Villegas» sobre las bóvedas descubiertas en La Guaira

Dinorah Cruz (Foto: @redesipc)

Este domingo la arqueóloga Dinorah Cruz, presidenta del Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), fue entrevistada en el programa “Aquí con Ernesto Villegas”, conducido por el periodista y ministro del poder popular para la Cultura venezolano, a propósito del reciente descubrimiento de las bóvedas de la ciudad amurallada de La Guaira, donde fueron aprisionados numerosos personajes y que cuenta con un indudable valor histórico.

Texto: Prensa MPPC y Alba Ciudad

La autoridad del IPC explicó que “el arqueólogo es quien descubre los restos materiales del pasado. Es como un libro; cuando un historiador descubre un hecho lo plasma en un libro, el arqueólogo consigue contextos y debemos saberlos interpretar antes de dar una información”.

La diferencia entre un antropólogo es que estudia todo; la arqueología es una rama dentro de la antropología, explicó. “Recuerdo que uno de mis primeros trabajos prehispánicos lo hicimos en Caicara del Orinoco. Fue una tesis de grado, éramos 10 personas que estuvimos 3 meses excavando. Conseguimos restos de lo que fue una cultura prehispánica: materiales y restos humanos que datan de 6 mil años”, detalló Cruz.

Arqueóloga Dinorah Cruz, presidenta del Instituto Patrimonio Cultural, en Aquí con Ernesto Villegas
Ver este vídeo en YouTube.

Añadió que “cuando estamos excavando sentimos el olor de la tierra, que cambia cuando se están desenterrando restos orgánicos. Eso solo se percibe en esos momentos. Muchas veces las personas pasan por los sitios y no saben que esos son restos arqueológicos”, explicó. «Inclusive conseguimos algunos lugares donde sus habitantes que pensaban que los restos arqueológicos eran piedras u objetos extraños, desconociendo el valor arqueológico que tienen”.

La presidenta del IPC comentó que “también hemos conseguido en Venezuela objetos (…) que datan de mil o dos mil años de existencia», antes de la llegada de los conquistadores europeos.

La arqueología en Venezuela

Explicó Dinorah Cruz que actualmente hay dos escuelas de arqueología en Venezuela: una en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y otra en la Universidad del Zulia, de reciente creación. En el país, la mayor parte de quienes se dedican a la arqueología son mujeres, aunque es un trabajo más conocido de hombres.

“El llevar la investigación de hechos del pasado nos lleva incluso a conocer como fue la vida intima de nuestros antepasados”, resaltó.

Países como Egipto tienen un Ministerio de Cultura y de Antigüedades. En América Latina, México y Perú también tienen grandes avances en esta materia. Resaltó que, si bien en Venezuela no hay grandes pirámides, hay camellones en Apure y Barinas que ocupaban grandes planicies. «Eso fue hecho a hombros; los montículos se usaban para sembrar, tienen fragmentos cerámicos, hay restos de humanos, de alimentos, algunos miden entre 12 a 13 metros de altura”, explicó.

El hallazgo en La Guaira

Esta semana el ministro Ernesto Villegas anunció que, mientras trabajadores de la gobernación de La Guaira excavaba para la construcción de la plaza Francisco de Miranda, hallaron restos arqueológicos que corresponden a las bóvedas que forman parte de la ciudad amurallada de La Guaira, donde los españoles encerraban a personas que cometían delitos o a patriotas que estaban en contra de la monarquía.

“La plaza Francisco de Miranda se esta realizando en base a lo ya existente. Hay testimonios históricos que hablaban de un castillo para defenderse de los piratas, se estima que fue construido en 1771. Luego, se ordena una real cédula en La Guaira para controlar la seguridad en Caracas. Se construyó una serie de castillos a lo largo del recorrido del Camino de los Españoles. Se disparaba una bala, que se repetía a lo largo del recorrido, hasta que el aviso llegaba a la hoy capital”, refirió la arqueóloga.

Sobre el descubrimiento de las bóvedas, comentó que “se consiguió parte del techo intacto y al revisar se consiguieron las bóvedas intactas. Fue una emoción grandiosa por el significado de este hallazgo».

Explicó que Antonio Guzman Blanco en 1888 había ordenado demoler una parte de las estructuras. Luego, Marcos Pérez Jiménez pidió cubrirlo y rellenarlo para construir la avenida Carlos Soublette, y con el deslave de 1999 quedó tapada. En la hoy plaza Francisco de Miranda están los resto del baluarte”.

Algunos afirman que en ese lugar pudieron estar presos el mismo Francisco de Miranda, además de Gual y España, varios de los precursores de la independencia estuvieron detenidos en ese lugar. “Es, hasta ahora, el descubrimiento arqueológico más importante hallado en Venezuela, porque los demás ya estaban hechos y visibles”, señaló Cruz.

Indicó que antes no se daba importancia a esas obras, porque se tendía a la modernidad, a derribar lo antiguo para construir cosas nuevas y modernas. Dos expresidentes que fueron modernistas, como Guzmán Blanco y Pérez Jiménez, no tuvieron la idea ni la visión de preservar la historia y hasta de fortalecer el turismo. «Arrasaron sin mirar el significado del pasado».

Ya el lugar tiene su declaratoria como Bien Cultural para la Nación. Ahora se trabajará en un proyecto de abordaje, un estudio de su significado histórico.

En Carabobo se consiguieron muchos hallazgos, explicó. Allí hubo dos batallas; conseguimos herraduras de caballos, ollas, objetos metálicos, balas, rifles, entre otras reliquias que inclusive muchos de sus habitantes nos han ayudado y hasta mostrado.

Gestión del IPC

Dinorah Cruz enfatizó que la historia no es una cosa del pasado, sino que es algo del presente. “La idea no es ser tan purista, las autoridades deben conocer la importancia y la historia de estos sitios para aportar más el valor que conlleva a la población en preservar esos lugares y ponerlos al servicio de la gente”, resaltó.

La Villa Santa Inés, (hoy sede del IPC) que se encuentra en Caño Amarillo, Caracas, fue construida en 1888, fue vivienda de Joaquín Crespo y el primer palacio presidencial, hasta que se construyó el Palacio de Miraflores a 400 metros. Sin embargo, la actual no es la estructura original; fue restaurada en 1983, luego fue sede de la Empresa Ferrocarrilera en Caracas.

Un ejemplo de descuido es la Torre Banco de Venezuela ubicada en la Av. Universidad, una torre de 27 pisos muy moderna, que opaca el sentido colonial de Caracas, inclusive en los espacios donde se fundó la ciudad y en donde ocurrieron los primeros hechos de la independencia de Venezuela. “No debieron hacerlo allí, pero antes no se llevaba un control sobre eso”, dijo Cruz.

También dieron detalles sobre los trabajos en la Ciudad Universitaria de Caracas, la restauración de estructuras como el reloj de la UCV, la emoción de lograr reactivarlo tras varios años dañado e incluso hacer sonar sus campanas, y los trabajos en la Casona Ibarra, también en la Ciudad Universitaria, que fue el último sitio en donde estuvo Simón Bolívar antes de irse de Venezuela.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios