José Luis Reyna: “En la escuela se conciben los cuatros para cantarle a la patria”

José Luis Reyna. Foto cortesía de Últimas Noticias

Para elaborar un cuatro se requieren mínimo 8 meses, es un trabajo artesanal constante, porque se trabaja con la habilidad del participante. “Cambiamos la enseñanza tradicional por la personal. Por ejemplo, si tú te inscribes hoy y no puedes ir durante un mes, cuando retornes estás en donde dejaste la actividad”. Así lo afirma el maestro luthier, José Luis Reyna, quien fundó el Centro de Formación de Lutheria Jacinto Pérez, en la parroquia 23 de Enero, en Caracas.

Texto: Prensa Misión Cultura

Este maestro formador, nos afirma que este proyecto se le ocurrió a él, pero se fueron incorporando a otros maestros que “creen en la difusión y en la creación del cuatro venezolano”. Él afirma que este centro de formación lo primero que hace es la elaboración del cuatro profesional venezolano para realzar “nuestro cuatro como patrimonio”. Sin embargo, también se construyen varios instrumentos de cuerda, como la mandolina, bandola y guitarra.

El maestro Reyna fue entrevistado en el programa Cultura en Movimiento transmitido por Alba Ciudad 96.3 FM, todos los jueves a las 8:00 de la mañana. Allí explicó que se inició en la luthería porque viene de la construcción de los instrumentos de lata, “con latas de leche por allá por los años 60”. Después, empíricamente empezó a hacer investigaciones sobre los instrumentos, pasó a fabricar instrumentos de percusión y luego de cuerda.

Después dije: “yo no me puedo quedar con este conocimiento, debo impartirlo y aquí estamos hasta el momento. Estamos impulsando esto desde hace tiempo”.

-¿Quién o quiénes fueron los pioneros de esta iniciativa en la parroquia?

Fueron muchos los que abrazaron este sueño de crear el Centro de Formación de Lutheria Jacinto Pérez. Entre ellos están la maestra Carmen Rosa Díaz, los maestros David Torrealba, Guaicamacuto Sequera y David. Somos cinco maestros que trabajamos dando clase a la comunidad no sólo del 23 de enero, sino de toda Caracas, los valles mirandinos y La Guaira.

-¿Las personas interesadas se dirigen al 23 de Enero, o ustedes van a las comunidades a impartir los talleres?

Foto: Misión Cultura

Originalmente lo hicimos itinerante, después estuvimos un tiempo en La Zona F del 23 de Enero y actualmente estamos en Monte Piedad en la Casa de la Cultura Priscila Carrero, la comunidad puede inscribirse cualquier día, no hay una fecha específica, porque las clases son totalmente personalizadas, el participante comienza el mismo día, considerando que hay pasos a seguir, el alumno primero hace un plano del cuatro en papel, después pasa a la madera, va conociendo las herramientas, bien explicado, porque el cuatro es totalmente artesanal.

Los talleres que se realizan en el Centro de Formación de Lutheria Jacinto Pérez, en el 23 de enero son totalmente gratuitos. No se paga inscripción, simplemente el alumno tiene que comprar el kit, qué es la madera que se utiliza para hacer el instrumento. Cuando lo termine el instrumento le pertenece. Cómo es totalmente artesanal, el alumno puede tener en su casa una mesita con medidas de 60 por 90 y allí sigue la práctica porque las clases se dan dos días a la semana.

-¿Qué tipo de madera utilizan para realizar los instrumentos?

Explica el maestro que antes se utilizaba mucha madera importada para elaborar el cuatro, pero un tiempo para acá se trabaja con madera nacional, que es de buena calidad y tiene sonoridad. “Estamos utilizando el cedro amargo, que tiene mejor sonoridad; la caoba, el pino caribe, bueno… infinidades de madera que tenemos aquí en el país”. Afirma el Maestro Reyna que en el taller van enseñando los tipos de madera. Por ejemplo, cuáles son las maderas sonoras, las maderas que sirven para la tapa, para el fondo y las costillas.

-¿Cuántos años ya tiene el centro de formación funcionando en la comunidad?

Tiene 12 años de constante trabajo, es un proyecto que honrosamente no ha parado desde su inicio.

-¿Por qué el nombre Jacinto Pérez?

Le pusimos el nombre en honor a ese gran cuatrista que es Jacinto Pérez. Decidimos realzarlo a él porque lo tenían un poco olvidado.

-¿También enseñan a tocar los instrumentos?

Allí por ahora no, por lo pequeño del espacio, solo estamos dedicados a la fabricación del instrumento, otra cosa, estamos realzando lo nuestro, trabajamos únicamente con la madera nacional.

-¿Los fabricantes del cuatro también saben tocar el instrumento?

Eso es un mito que se ha roto dentro de la escuela, porque varios de los que estamos allí nos cerraron la puerta al principio en varios sitios para aprender, porque te decían que primero tenías que ser el cuatrista para luego ser luthier. Después, con el tiempo, uno va descubriendo que el 90% de los constructores a nivel nacional no tocan el cuatro, son fabricantes, para tocar cuatro bien hay que dedicarle tiempo y para ser luthier también se debe dedicar un tiempo. Es decir: o te dedicas a una cosa o a la otra. Tenemos el conocimiento de lo básico, eso te lo va dando el tiempo; te va afinando el oído, pero no es necesario ser un cuatrista excepcional para ser luthier.

Fíjate: ahorita hay una compañera y amiga, que su hijo es músico y todos los instrumentos se los hace ella, pero quien toca es el hijo.

-Díganos sus números telefónicos y dónde se puede ubicar el centro de formación, horarios y edades comprendidas para realizar el taller.

Nosotros estamos ubicados en la calle Real de Monte Piedad, Casa de la Cultura Priscila Carrero, en el primer piso. Detrás del bloque 4 del 23 de Enero. Los que quieran contactarme me pueden llamar al 0416-831 9553 y en Facebook me pueden encontrar como José Luis Reyna. Estamos abiertos todo el año desde enero hasta el 18 de diciembre aproximadamente, las inscripciones son para mayores de 13 años, en horario de 9:00 a.m. a 3:00 de la tarde, de lunes a sábado. Tenemos este espacio los sábados y no solo está la maestra Rosa, sino que también hay varias señoras que están allí fabricando sus instrumentos.

Anécdota en femenino

Se dice que el oficio de la Luthería es netamente para hombres; sin embargo, una mujer, la maestra Carmen Rosa Díaz, estuvo presente en la creación del centro. José Luis Reyna, nos cuenta que el tuvo “el placer de conocerla a ella cuando estudiamos en la Universidad Bolivariana, se dio el proyecto y la primera persona que yo pensé en involucrar fue a ella y hasta el sol de hoy ya tenemos doce años trabajando juntos y bueno, representa ese aporte que dan las damas a la realización del instrumento”.

Compramos el material entre todos

La crisis permea todos los sectores y este de creación artística no es la excepción. El Maestro Reyna afirma que cómo es un centro de formación los maestros enseñan y a su vez los cinco maestros fabrican los instrumentos que van a la venta, esto sustenta a los maestros y al taller. “Al tener material vamos trabajando. Sino, reunimos entre todos los alumnos para comprar el material que haga falta”.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios