Celebran el abordaje de las sanciones de EEUU en la mesa de diálogo

Foto: Agencias

La organización SURES, celebró la inclusión del abordaje de las medidas coercitivas unilaterales como un elemento central en el proceso de diálogo entre el Gobierno Nacional y un sector de la oposición, por considerar que es “una de las mayores preocupaciones de la población venezolana”.

Texto: Últimas Noticias

A través de comunicado, esta organización no gubernamental sin fines de lucro, manifestó su respaldo al hecho de que las partes hayan reconocido en el “Memorándum de entendimiento” suscrito el 13 de agosto en Ciudad de México, en donde se destaca “(…) la necesidad de que sean levantadas las sanciones contra el Estado venezolano, reivindicando como derechos irrenunciables de la Nación la independencia, la libertad, la soberanía, la inmunidad, la integridad territorial y la autodeterminación nacional”.

Asimismo, aplauden el acuerdo parcial firmado el 6 de septiembre, sobre la protección social al pueblo venezolano, donde tanto el Gobierno y la oposición reconocen “(…) los efectos que el sobrecumplimiento de las sanciones produce en la economía del país”.

Finalmente, reiteran su posición en torno a que el diálogo no debe significar impunidad de los responsables de incitar y pedir la ejecución de las medidas coercitivas unilaterales contra el pueblo venezolano, pues de acuerdo al artículo 29 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, estas acciones son violatorias de los Derechos Humanos y constituyen crímenes de lesa humanidad.

A continuación el texto íntegro del comunicado emitido:

COMUNICADO SOBRE LAS MEDIDAS COERCITIVAS UNILATERALES

EN EL MARCO DEL PROCESO DE DIÁLOGO ENTRE EL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Y LA PLATAFORMA UNITARIA

Caracas, 10 de septiembre de 2021

Las medidas coercitivas unilaterales impuestas por los gobiernos de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y la Unión Europea desde diciembre de 2014 al pueblo de Venezuela han generado una violación grave y masiva a sus derechos humanos, especialmente a la vida, a la salud y al desenvolvimiento adecuado de la vida cotidiana.

Las medidas coercitivas unilaterales han devenido en un bloqueo económico, financiero y comercial que impide al Estado venezolano acceder a medicinas, insumos de salud y alimentos, afectando de forma directa a los sectores más vulnerables de la población, tal como ha sido reconocido por el Secretario General, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos y diferentes relatores especiales y expertos independientes de la Organización de las Naciones Unidas.

Desde la organización SURES, saludamos que se haya incluido el abordaje de las medidas coercitivas unilaterales como un elemento central en el proceso de diálogo entre el gobierno nacional y un sector de la oposición, que expresa una de las mayores preocupaciones de la población venezolana. Respaldamos que las partes hayan reconocido en el “Memorándum de entendimiento” suscrito el 13 de agosto en Ciudad de México: “(…) la necesidad de que sean levantadas las sanciones contra el Estado venezolano, reivindicando como derechos irrenunciables de la Nación la independencia, la libertad, la soberanía, la inmunidad, la integridad territorial y la autodeterminación nacional.

En este sentido, celebramos que en el reciente acuerdo parcial firmado el 6 de septiembre, sobre la protección social al pueblo venezolano, las partes reconocieran: “(…) los efectos que el sobrecumplimiento de las sanciones produce en la economía del país”.

Por último, reafirmamos que el proceso de diálogo no debe implicar la impunidad de las personas responsables de promover y solicitar la ejecución de las medidas coercitivas unilaterales contra el pueblo venezolano, pues éstas constituyen graves violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, de conformidad con el artículo 29de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios