Venezuela entregó informe ante la Corte Penal Internacional sobre el efecto de las sanciones contra la población civil venezolana

Venezuela consignó ante la fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI), un informe contentivo de evidencias sobre el daño que han causado las sanciones ilegales (medidas coercitivas unilaterales) y cómo el gobierno de los Estados Unidos ha emitido las mismas de forma intencional con el fin de hacer sufrir situaciones dolorosas al pueblo venezolano, con el fin de derrocar al gobierno del país. Así lo anunció la Vicepresidente Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez desde el Palacio de Miraflores, en rueda de prensa realizada este martes.

Texto: Prensa Vicepresidencia y Alba Ciudad

“Con este informe estamos mostrando el efecto y el daño causado a la población producto de los crímenes que se han cometido por parte del Gobierno de EE.UU y quienes se han sumado a este bloqueo criminal contra Venezuela impactando a su población”.

Sanciones contra Venezuela: Informe que Delcy Rodríguez entregó a la Corte Penal Internacional
Ver este vídeo en YouTube.

Rodríguez, explicó que el informe contempla pruebas fehacientes de los delitos de lesa humanidad perpetrados a la población civil del país. «Hemos enviado las confesiones directas de las autoridades del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, también hemos consignado evidencia y datos del impacto que ha tenido en la población infantil, no solamente en vacunación sino también en alimentación”.

En ese orden, denunció que el ataque sistemático contra la República Bolivariana ha incluido crímenes de asesinato, persecución y exterminio contra la población civil venezolana. De igual manera, explicó de manera cronológica las agresiones y sus consecuencias.

Señaló que la primera entrega del informe fue presentada el 13 de febrero de 2020, reseñando los daños ocasionados producto de las imposiciones de medidas unilaterales. “Allí nosotros expusimos que existe un ataque sistemático y generalizado contra la población civil de medidas que, a pesar de haber sido adoptadas en el territorio de los Estados Unidos de Norteamérica, el efecto y daño se causó en territorio venezolano”.

Destacó que el objetivo de esta política de agresión imperial contra Venezuela es el derrocamiento del Presidente Nicolás Maduro.

“A ellos no les importa el sufrimiento que han causado al pueblo venezolano. Lo dicen: si hay que afectar a los niños, los afectamos. A mujeres, hombres, a toda la población civil. A los adultos mayores. No importa el resultado; para ellos, lo importante era desconocer la voluntad del pueblo venezolano».

Antecedentes de un ataque sistemático y generalizado

La Vicepresidenta Delcy Rodríguez recordó que la imposición de medidas unilaterales se intensificó desde 2014 con la Orden Ejecutiva del entonces presidente Barack Obama, que declaraba a “Venezuela una amenaza inusual al gobierno de los Estados Unidos, a su política exterior, a la seguridad de Estados Unidos. La Ley de Ayuda de Emergencia y Asistencia a la Democracia y Desarrollo en Venezuela, son dos leyes que sustentan todo este entramado del bloqueo criminal contra Venezuela”, explicó Rodríguez.

Aseguró que estas órdenes ejecutivas estaban dirigidas directamente a afectar la economía e importancia geopolítica del país.

La vicepresidenta mostró una recopilación de declaraciones públicas de funcionarios estadounidenses sobre las sanciones.

Mostró una declaración oficial del Departamento de Estado el 9 enero 2018, en la cual confesaban que su campaña de presión estaba funcionando, causando un colapso total de la economía de Venezuela, por lo que iban a mantener esas políticas.

Ese año, John Bolton, quien era secretario de seguridad nacional de EEUU, llamó a bloquear 7 mil millones de dólares de Pdvsa en activos en territorio estadounidense y 11 mil millones en ingresos anuales.

William Brownfield, quien era embajador de EEUU en Venezuela, también señaló que las sanciones tendrían un impacto contra «el pueblo entero» y que sería lo mejor para «acelerar el colapso».

En 2018, Mike Pompeo, quien fue secretario de Estado de EEUU, señaló que parte de las sanciones contra Venezuela obedecieron a recomendaciones de la CIA hechas a Donald Trump.

Craig Faller, jefe del Comando Sur, dijo en marzo de 2021 que las sanciones perseguían la destrucción de la economía venezolana pero «no han dado el resultado deseado».

Rodríguez también explicó que, con la Orden Ejecutiva de Obama, inició el bloqueo a la industria petrolera en el año 2017, 2018 y 2019. «Todas estas órdenes ejecutivas estarán dirigidas a asfixiar a la economía venezolana y causar el colapso de la economía venezolana, como lo dijeron sus autoridades”, refirió la Vicepresidenta Ejecutiva.

Láminas que señalan la caída de la producción petrolera en Venezuela a partir de 2017, cuando se endurecen las sanciones ilegales contra el país

Rodríguez mostró, en un gráfico, la variación del PIB per cápita de Venezuela (línea roja) en comparación con otras regiones del mundo (verde), mostrando que estuvo incluso por encima de otros países hasta 2017, cuando cae por políticas de «máxima presión» contra el país.

De igual manera, mostró que estas medidas unilaterales ocasionaron una caída dramática y severa de los ingresos en divisas de la República Bolivariana de Venezuela y denunció “el desapoderamiento del oro venezolano que está depositado en el banco de Inglaterra más de 31 toneladas de oro, el bloqueo en cuenta extranjera de recursos líquidos por más de 7 mil millones de dólares”.

Precisó que, producto de las medidas unilaterales, hay 192 personas y 150 empresas sancionadas, de las cuales 10 son propiedad del Estado y 140 privadas. Hay empresas sancionadas en 26 países. Hay 69 embarcaciones, 30 buques petroleros y 58 aeronaves sancionadas.

“Venezuela, en un corto periodo de tiempo en 5 años, se ubica en el quinto lugar de mayor número de medidas coercitivas unilaterales en comparación con otros países, una treintena de países sancionados ilícitamente en el mundo”, dijo Rodríguez.

Recordó que el bloqueo criminal se intensificó con la pandemia de la COVID-19, afectando el acceso de Venezuela de vacunas e insumos médicos para la población.

El 25 de marzo de 2020, el presidente del Banco Central de Venezuela solicitó recursos al Citibank, donde Venezuela tiene depositado 342 millones de dólares y la respuesta de la entidad financiera fue “que los recursos del Banco Central de Venezuela están sancionados por el régimen de sanciones de los Estados Unidos; no puedo atender tu requerimiento de dirigir recurso para comprar vacunas, medicamentos o para comprar equipo para el control de la pandemia”.

Además de la negación de los recursos, se notificó que los mismos habían sido transferidos a una cuenta en la Reserva Federal de los Estados Unidos.

“Con el robo descarado de recursos líquidos de Venezuela, Estados Unidos le pasó dinero a (…) Juan Guaidó para el pago de abogados y para su manutención; recientemente 6 millones de dólares le fueron transferidos a este criminal”, repudió Rodríguez.

Venezuela va de frente contra el bloqueo

La Vicepresidenta Delcy Rodríguez, aseguró a que pesar del bloqueo y agresión criminal, Venezuela con el apoyo de países amigos y se viene atendido a la población durante la pandemia y en todas las áreas. “Gracias al apoyo de China, de Rusia, de Irán, de la India, de Turquía, de Cuba», dijo.

Además explicó el impacto de las sanciones en la industria productora de medicinas en Venezuela: “más de la mitad de las trasnacionales productores de medicamentos, 15 filiales en total de empresas farmacéuticas» se fueron del país. Además, se congelaron recursos para acceder a vacunas para asistir a toda la población infantil.

También destacó los daños perpetrados en otros servicios como alimentación y agua potable.  “Tenemos respuesta de las empresas proveedoras de equipos de bombas y energizadores, que dicen que no pueden suministrar equipos y repuestos a Venezuela a consecuencia de las sanciones”.

Otra carta enviada a Hidrocapital señala que la empresa que provee determinadas bombas sumergibles está inhabilitada por sanciones de la OFAC, impidiendo que las bombas sean importadas por los momentos.

También la empresa Hidrolago recibió comunicados de proveedores, informándole que el sistema para energizar bombas de agua no puede serles vendido a causa de las sanciones impuestas por EEUU y la Unión Europea.

Rodríguez también mostró la carta de una naviera que iba a traer repuestos y bombas para recuperar la planta del embalse de La Mariposa, que surte de agua potable a una parte de la Gran Caracas. La carta de la naviera informa que, debido a las sanciones de EEUU y la Unión Europea, no hay posibilidad de traer dichos insumos a Venezuela.

De igual manera, reveló como a partir del año 2014, se ocasionó una caída en la importación de alimentos. “Con estas medidas coercitivas unilaterales se sancionó al programa CLAP de producción y distribución de alimentos para el pueblo venezolano, un delito confeso”.

Acompañada del Canciller de la República Félix Plascencia, la Vicepresidenta Ejecutiva fue enfática al afirmar que a pesar de la agresión y la política criminal de los Estados Unidos de Norteamérica, Venezuela con el liderazgo del Presidente Nicolás Maduro, esta de frente para contrarrestar los daños y actos inhumanos contra la población.

“El pueblo venezolano tenga la certeza del compromiso del Gobierno Bolivariano de defender los derechos legítimos de nuestra Patria de defender la felicidad de nuestro pueblo y defender la soberanía y la independencia Nacional de Venezuela”, concluyó Rodríguez en la comparecencia de prensa desde el Palacio de Miraflores.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios