Ministro Villegas: La repatriación de la Piedra Kueka marca un nuevo modo de relacionarnos en materia de patrimonio cultural

Foto: MPPC / Cancillería

El ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, opinó que la forma en la que los gobiernos de Alemania y de Venezuela resolvieron la controversia por la Piedra Kueka «marca un nuevo modo de relacionarnos en materia de patrimonio cultural» entre los países, en el marco de los 50 años de la Convención contra el Tráfico Ilícito de Bienes Culturales, promovida por la Unesco para luchar contra el saqueo de los bienes y patrimonios culturales de los pueblos del mundo. Opina que la Unesco registrará la repatriación de la piedra Kueka como una buena práctica entre ambos gobiernos.


Texto: Alba Ciudad y AVN

«Fue un trabajo que se logró contra todas las fuerzas del mal. Venezuela logró la repatriación desde Alemania, en medio de un bloqueo que mantiene Estados Unidos contra el país», recordó el ministro.

Villegas destacó que se logró la repatriación en un momento en el que recrudece el bloqueo económico contra el país, en medio de una pandemia que ha conmocionado al planeta entero, y con un gobierno con el que se tienen «serias diferencias de orden político», y sin embargo las mismas se hicieron a un lado. «Hacemos un reconocimiento al gobierno de la República Federal Alemana, que ha llegado a un acuerdo amistoso con el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, que preside Nicolás Maduro Moros, y que ha agilizado este acuerdo».

«Parecía un sueño inalcanzable en estas circunstancias», dijo, pero «a nosotros ya nos han salido músculos en realizar lo que parece imposible».

Villegas opinó que la Unesco «va a mirar con mucha admiración este hecho que se ha concretado ayer». En su criterio, dicha organización debería registrar la repatriación de la Piedra Kueka «como una buena práctica en la lucha contra el tráfico ilegal de bienes culturales, tanto del gobierno alemán como del venezolano», ello en el marco de la Convención contra el Tráfico Ilícito de bienes culturales, creada en 1970 y que ya cumple 50 años.

«Muchos países hemos sido víctimas del saqueo cultural; hay obras de arte, piezas arqueológicas y elementos constitutivos de la identidad de un pueblo que, producto de una guerra o invasión, se saquea sus museos y monumentos naturales», y las obras de arte luego «son llevadas a las grandes capitales del ‘mundo civilizado occidental’ para ser subastadas o exhibidas en museos muy elegantes».

La repatriación de la piedra Kueka «va contra esa historia negativa de la relación entre los pueblos. Marca un nuevo modo de relacionarnos en materia de patrimonio cultural», señaló el ministro.

Indicó que el gobierno alemán reconoció la prevalencia del derecho de nuestros pueblos ancestrales respecto a la piedra Kueka, por encima de cualquier otra consideración, lo que es algo muy destacable. Es decir, «la creencia y la cosmovisión del pueblo Pemón es más importante que cualquier otra cosa», lo que permitió que una piedra que estuvo 22 años en un parque de Berlín, haya sido embarcada de vuelta a Venezuela y ahora esté dispuesta para ser colocada allí, de donde nunca debió haber salido».

La piedra recorrió 12 mil kilómetros para llegar a Venezuela, tocando puertos extranjeros. Allí se aplicaron protocolos fitosanitarios estrictos para la desinfección de la carga, «para garantizar que, en el barco, no hubiese ningún tipo de elementos negativos para el pueblo venezolano», dijo Villegas. La Fuerza Armada Nacional Bolivariana está a cargo de su traslado hasta el estado Bolívar. La piedra pesa 28 toneladas y el camión que la traslada irá poco a poco hasta su destino, en Santa Cruz de Mapaurí, estado Bolívar.

Recordó que la piedra estará justo al lado de lo que los pemones llaman «El abuelo», que es otra piedra sagrada, y que es la pareja de la Abuela Kueka. «Para ellos, la piedra es un ser viviente, que sufre, que ama, que se alegra. Nosotros enfocamos a que el recibimiento de Venezuela a la Abuela Kueka sea de alegría y de amor».

Este es un triunfo del pueblo pemón y de todo el pueblo venezolano, resaltó. «Venezuela tuvo 22 años de lucha, hizo suya la lucha del pueblo pemón. La Abuela Kueka es símbolo sagrado de todas las etnias de Venezuela, de toda Venezuela, hay que reconocer al comandante Hugo Chávez que desde 1998 asumió como suya la causa de todo el pueblo indígena», destacó Villegas.

Agregó el ministro: «La Abuela Kueka viene a sumarse a las fuerzas espirituales del bien que van a hacer que nuestros sacrificios de hoy hayan valido la pena».

La Abuela Kueka o Piedra Kueka es una roca de material de arenisca roja de tipo Roraima y cuarcita roja (Jaspe), de 28 toneladas. Fue concedida en 1998 en contravención a la normativa de protección del Parque Nacional Canaima por la administración del expresidente Rafael Caldera y la gestión del entonces ministro de Ambiente, Héctor Hernández Mujica, al artista-comerciante alemán Wolfgang Kraker.

Este símbolo ancestral sufrió varias alteraciones a su estructura natural, siendo incluso tallada para ser puesta en exhibición en el Parque Metropolitano de Berlín.

 

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios