Museo Nacional de Arquitectura impulsa la memoria local rumbo al 1er Congreso de historiadores locales

Con un recorrido musical a cargo del historiador José Antonio Cedeño, quien se paseó por ritmos, anécdotas y lugares emblemáticos de la Caracas de antaño, el Museo Nacional de Arquitectura (Musarq), de la Fundación Museos Nacionales (FMN), inició un ciclo de saberes que se estarán desarrollando como fase preparatoria al próximo 1er Congreso de historiadores e historiadoras locales, a celebrarse el próximo mes de junio de 2020.

Texto: Prensa FMN

Cedeño, quien forma parte de los historiadores del Municipio Libertador, indicó que dentro de ese fluir de saberes se preparan para celebrar un encuentro donde participarán delegados de las parroquias La Pastora, San José y Altagracia, localidades que tienen como denominador común la veneración a la figura de San José.

A su juicio, estas vivencias son buenas “porque la persona se identifica con el lugar que lo vio crecer, eso es importante, nos empodera. Estamos en un momento donde a mí me parece que es necesario desaprender (sic) para aprender de nuevo porque acuérdate que la historia responde a unos intereses de clases y es interesante redescubrir esa historia contada a través de testimonios orales,” agregó Cedeño quien afirmó que uno va cotejando y se termina armando una suerte de tela de araña que aproximan a la identidad.

Puntualizó que el objetivo es despertar ese “gusanillo” y motivación en el público, además que los investigadores se interesen en ese hurgar la historia de la ciudad y de sus parroquias. Cedeño destacó que estos encuentros desarrollados en el Musarq contaron con la activa interacción entre los participantes y los ponentes, tal y como ocurrió con el Seminario Crónicas Musicales.

En este espacio salieron a relucir muchos detalles como por ejemplo, que en las décadas 19 y 20 del siglo pasado no existían agrupaciones. Destacó que cuando finalmente surgieron, ellas usaron en el léxico el “vente tú y vamos a matar ese tigre”. Se habló de la primera radio emisora AYRE, del periódico “El nuevo diario”, la revista Billiken. Que con la visita del Trío Matamoros el venezolano conoció el son cubano y que en el sector capitalino de El Silencio nació el merengue caraqueño.

Destaca Cedeño que de aquellas anécdotas destaca la historia del Molino Rojo, que de día era un mercado popular y de noche un burdel con mala fama y muy peligroso. Otra historia fue la visita de Las mulatas de fuego de Cuba con su única cantante, llamada Celia Cruz, quien aprovechó la oportunidad para grabar por primera vez en Venezuela. Otros personajes famosos que visitaron el país en aquello tiempos fueron Carlos Gardel, Alfredo Sadel y Daniel Santos, el inquieto anacobero con múltiples historias que salpicaron el auditorio entre ritmos donde los asistentes escucharon música muy variada de la época, inclusive de canciones que para el momento fueron prohibidas.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en