El imperialismo cultural y su guerra contra Venezuela fue tema de debate en el Encuentro del Cine y el Audiovisual

Foto: Archivo

La forma cómo el imperialismo cultural hace su guerra no convencional contra Venezuela, fue uno de los temas de debate en el Encuentro del Cine y el Audiovisual “Innovamos o Erramos”, organizado por el Ministerio del Poder Popular para la Cultural.

Texto: Prensa MPPC

El caso fue estudiado en el conversatorio “El entretenimiento audiovisual como vector de guerra: caso Jack Ryan”, cuyos voceros fueron la productora cinematográfica venezolana Delfina Catalá y el periodista Clodovaldo Hernández, quienes estuvieron acompañados en el panel por la primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Tania Díaz, reseña el MPPC.

 

Durante la actividad, realizada este sábado en la Sala Ana Julia Rojas, de la Universidad Experimental de las Artes (Unearte), los expertos desglosaron cómo las grandes corporaciones de la industria del entretenimiento mundial, mediante mitos, símbolos y signos dirigidos al sentimiento de las personas, intentan convertir a Venezuela en el último ejemplo del eje del mal.

Jack Ryan es una serie televisiva producida por la industria del entretenimiento de Hollywood a través de Amazon, que en su segunda temporada está dedicada expresamente a Venezuela y recrea la historia de cómo las fuerzas de seguridad de Estados Unidos intentan salvar a la humanidad y a Venezuela de un grave peligro mundial, tras el descubrimiento de que Rusia le está vendiendo armas de alto poder letal al gobierno venezolano, por lo que envía al país al agente Jack Ryan, de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), quien es descubierto por el Presidente venezolano y es atacado cruelmente por las fuerzas de seguridad venezolana.

En la serie, que describe explícitamente a Venezuela como el país con las mayores reservas petroleras del mundo y se encuentra en medio de la “mayor crisis humanitaria”,  se utilizan elementos como la “ayuda humanitaria”, la “represión del gobierno a través de los cuerpos policiales”, la carencia de alimentos y medicinas y las penurias que enfrenta la población producto de todo eso, con el objetivo de ir construyendo en el imaginario colectivo la idea de la necesidad de una invasión externa.

La experta se cuestionó cómo es que Estados Unidos es tan eficaz en su industria del entretenimiento y explicó que en esa serie confluye, y no por casualidad, un equipo de producción y de difusión que ha sido muy efectivo en otras series y películas, y aseguró que con ello se busca alcanzar el éxito de la misma que estrena su segunda temporada el 1° de noviembre y de la que ya están difundiendo sus trailers promocionales.

Planteó la idea de que en Venezuela también se invierta y se avance en dar la batalla en la industria del entretenimiento. “Estamos en guerra y la guerra siempre ha sido una razón y no una excusa para hacer distintas producciones en el campo creativo, desde los tiempos de Homero, hasta ahora”, afirmó.

Hernández, por su parte, afirmó que el capitalismo hegemónico global, va más allá de Estados Unidos y conformó el complejo industrial, financiero y comunicacional para defender sus intereses, en este caso, las riquezas venezolanas.

Destacó que ese complejo cuestiona que al socialismo que no hay diferencia entre lo público y lo privado, pero en la llamada “corporatocracia” tampoco hay separación entre lo público y lo privado porque en este caso los gobiernos occidentales se unen a sus empresas y trabajan juntos por intereses comunes.

“La industria del entretenimiento siempre justifica los ataques, ha creado héroes (Jack Ryan y la CIA) y malvados a lo largo de todas las épocas. Primero, en la época de la colonia fueron las poblaciones originarias, en otra ocasión fue la mafia italiana, luego los soviéticos, los musulmanes, las narcotraficantes y ahora Venezuela”, detalló.

Reflexionó que la población ayuda a mantener esa industria del entretenimiento en pie cuando paga por recibir el servicio de las cableoperadoras. “Si vienen a atacarnos los soldados probablemente salgamos a defendernos, pero no nos defendemos del ataque diario de la industria cultural y su invasión silenciosa”, reflexionó

Finalmente, Díaz resaltó que “EE.UU. crean la crisis política, económica y social para luego acusar al gobierno y tener la excusa perfecta para el ataque, al igual que crean a los migrantes y sus altas cifras, para tener la excusa de sus ataques, pero el pueblo venezolano les ha salido duro”.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en