Amor y paz: Términos que cobraron vida en la Galería de Arte Nacional

La Galería de Arte Nacional (GAN) se vio inmersa en el amor y la paz, puesto que recientemente, el oriundo de Argentina, pero llevando el tricolor nacional en su corazón, Carlos Suárez – profesor, ingeniero, militante político-, exhibió la exposición que lleva por nombre, Amor Paz: Una visión de creadores venezolanos y latinoamericanos.

Texto: Prensa FMN

Suárez arribó a Venezuela hace unos 40 años aproximadamente a causa de unos incidentes de carácter políticos en su natal Argentina. Tras un minucioso estudio referente a la política en otros países latinoamericanos, Suárez mencionó que “en todos los países habían dictaduras militares, en el único país que no la había era en Venezuela, donde funcionaba una democracia formal”. Indicó que, para esa época estaba en la presidencia Carlos Andrés Pérez, quien recibía a los emigrados políticos.

Con énfasis en sus palabras el educador aseveró “yo nunca pedí asilo político”.

Una vez tomada su decisión de partir de Buenos Aires, Argentina, hacía Venezuela, llegó una invitación para que un profesor participará en un congreso de educadores que se realizaría en Venezuela; ésa fue una oportunidad que Suárez no desaprovechó. Una vez que llegó a Venezuela para el congreso de profesores, el educador indicó que “tuve la oportunidad de conocer a su gente, convivir con ellos y además, en Venezuela, las oportunidades de empleo eran favorables puesto que las puertas se abrían para el trabajo (…) este país vive en la eterna primavera”.

Transcurridos nueve meses desde su llegada al país suramericano durante el primer mandato de Carlos Andrés Pérez, Suárez hizo las gestiones necesarias para traer de Argentina a Venezuela a su esposa y sus hijos de 4 y 5 años.

De camino a la exposición por la Paz

Tras suscitarse un sinnúmero de enfrentamientos bélicos en todo el mundo, la Asamblea General de Naciones Unidas decretó bajo la resolución 36/67 que data del año 1981, que se celebrará anualmente el tercer martes de septiembre como  Día Internacional por la Paz. En 2001, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad la resolución 55/282, que estableció el 21 de septiembre como un día de cesación del fuego y de no violencia a escala mundial.

Este acontecimiento dio pie para que Suárez en conjunto con artistas nacionales, latinoamericanos y europeos, realizaran en 1986 el montaje de la exposición por la paz. “Yo me junté con los mejores y cuando te juntas con los mejores, suceden cosas buenas”.

Destacó que durante sus gestiones, contó con la ayuda de “uno de los mejores diseñadores del mundo, Santiago Pol, quien nació en España, pero se formó en Venezuela”. Comentó que a Pol, lo habían convocado a participar en el concurso que realizó la ONU para el afiche que sería seleccionado como ganador para representar el Día Internacional de la Paz; aunque el afiche diseñado por el hispanovenezolano no se erigió como el ganador, fue el utilizado por Suárez como póster para la exposición por la paz.

En la exposición por la Paz impulsada por Suárez participaron artistas de la talla de Carlos Cruz-Diez, Alejandro Otero, Régulo Pérez, entre otros artistas. La exposición se presentó en la Galería Viva México  y en la Casa de Andrés Bello;  también se unieron artistas argentinos, brasileños, cubanos, hondureños, ecuatorianos, entre otros.

Amor Paz

La exposición Amor Paz: Una visión de creadores venezolanos y latinoamericanos, muestra en diferentes formatos, estilos y técnicas, desde la perspectiva de cada artista que participó en la exhibición, el cómo ellos consideraban su realidad.

En la muestra se pueden observar cuadros de Alejandro Otero, Oswaldo Guayasamín, Carlos Alonso, entre otros exponentes de plástica.

¿Qué significa para usted la exposición Amor Paz?

El amor son los valores y la paz es una consecuencia del amor, para que no nos matemos entre hermanos.

Suárez afirmó que “con los valores se alcanza la paz (…) No por casualidad Picasso, Goya y otros artistas pintaron en contra de la guerra”.

De acuerdo con lo comentado por Suarez, así como el arte puede influir en las relaciones afectivas “Picasso, Goya y otros artistas creyeron que el arte también podía condenar a la guerra (…) uno de los cuadros que reflejó esa sensación del arte contra la guerra, es el Fusilamiento del 23 de Enero”.

El educador finalizó su participación con una frase del Libertador Simón Bolívar, “Nuestro puerto es la paz”, es decir, después de toda la lucha que se pudiese llevar a cabo, el puerto final a desembarcar sería, el puerto de la paz.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en