ACNUR abulta cifras para recibir ayuda mientras migrantes venezolanos son blanco de precarización

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, alertó este lunes que mientras la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) manipula estadísticas para abultar los ingresos que recibe por la migración, en Colombia, Ecuador y Perú, los migrantes venezolanos son blanco de pésimas condiciones laborales y explotación.

Texto: AVN

«Mientras ACNUR manipula estadísticas para abultar los recursos que recibe por la migración y la ONU no se pronuncia contra el bloqueo que la origina, en Colombia, Ecuador y Perú, los migrantes venezolanos son blanco de precarización laboral y explotación», expresó Arreaza a través de su cuenta en la red social Twitter.

El canciller, hizo referencia en su publicación a una nota de Misión verdad, en la que reportan que los medios corporativos han retomado la campaña sobre el «éxodo venezolano» luego de que la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), presentaron una nueva cifra de migrantes y refugiados totalmente escandalosa.

Según estas agencias, existirían más de cuatro millones de venezolanos fuera del país, posicionándolo como un «fenómeno migratorio excepcional» en la región. De esta cantidad, 3.3 millones estarían disgregados en 16 países de Latinoamérica y el Caribe, siendo Colombia (1.3 millones), Perú (768 mil), Chile (288 mil) y Ecuador (263 mil), los países con mayores cantidades.

Anterior a estas cifras, ACNUR había anunciado a mediados de febrero que 3.4 millones de personas estaban fuera de Venezuela. En diciembre del año pasado «proyectaron» que en 2019 ascendería a 5 millones de migrantes y refugiados, lo que impactaría sobrecargando las capacidades institucionales y financieras de los países receptores.

El manejo de este balance surgió luego del Proceso de Quito, reunión efectuada por los países del Grupo de Lima en septiembre de 2018 y que trajo como respuesta de acción a la «crisis migratoria» un Plan de Respuesta Regional Humanitario para Refugiados y Migrantes (RMRP, por sus siglas en inglés) dirigido a dos millones de venezolanos y 580 mil personas en comunidades de acogida en 16 países.

Basándose en el supuesto de que seguirá prevaleciendo este flujo migratorio, se determinó que para atender las necesidades de los venezolanos en el exterior era necesario desembolsar la cantidad de 737 millones 611 mil dólares, que sería distribuida a 95 organizaciones asociadas, entre gobiernos, iglesias y organizaciones civiles. Más de 300 millones de ese dinero estarían destinados a Colombia.

El informe, que narra al detalle los problemas que están enfrentando las naciones latinoamericanas para abordar los requerimientos de migrantes venezolanos que requieren algún tipo de asistencia, es un llamamiento encabezado por el enviado especial de ACNUR y la OIM, Eduardo Stein, a los países desarrollados e instituciones financieras internacionales para que aumenten la cantidad de inversión en «operaciones humanitarias», siendo que solo está cubierto hasta ahora en un 21%.

Individualmente, los países hacen valoraciones presupuestarias sobre los fondos que demandan. Colombia determinó que debe destinar el 0.5% de su PIB para atender la llegada de venezolanos, esto se traduce en 1 millón 500 mil dólares anuales. Por su parte, Ecuador demanda 550 millones de dólares para sus planes hasta 2021, según reporta la nota de Misión Verdad.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en