Miyó Vestrini es recordada en Mes del Libro promovido por el Cenal

“Miyó Vestrini (1938-1991) fue la fundadora de un idioma poético que tiene como centro la mujer, en su conflicto con ella misma y con el medio que la rodea”, así resumió su figura el poeta Luis Alberto Crespo, el pasado viernes 26 de abril, en su tarea de dirigir el encuentro en homenaje a quien fuera escritora, poetisa y periodista, como parte de las actividades programadas por el Centro Nacional del Libro (Cenal) en ocasión del Mes del libro venezolano, que se celebra en la sede del Gobierno del Distrito Capital.

Texto: Prensa Cenal

“Ella era amarga y tierna al mismo tiempo”, describió Crespo al referirse  a la forma dura en que Vestrini enfrentó la realidad, que es a su vez “sobrevivir a la propia poesía”. Asimismo, recordó sus dotes de gran periodista, que le permitieron llenar de mucho esplendor el área cultural, es decir las artes, la literatura, el espíritu y todo lo que representa al hombre frente a lo sensible.

En este encuentro participaron  Ivonne Thompson, Oswaldo Flores Cumarin Libeslay Bermúdez y Roger Herrera, poetas e intelectuales quienes leyeron y compartieron con el público las obras del libro “Todos los poemas”, editado por Monte Ávila Editores Latinoamericanos en 1979 y que recoge la obra de Miyó Vestrini.

De esta pieza literaria destacaron: “Los Poderosos”, “Extraño adivinador de palabras”, “Muy poco y gris el tiempo que te queda”, “La lámpara”, “Los paredones de la primavera”, “Un día de la semana” y “Ventana”.

Voz incuestionable

Nació en Francia en 1938 como Marie-Jose Fauvelles, pero emigró a Venezuela cuando era aún niña, junto con su madre, el segundo marido de ésta, el escultor italiano Vestrini, y su hermana mayor. Se dedicó al periodismo cultural, y en los años sesenta formó parte del grupo Apocalipsis de Maracaibo, el Techo de la Ballena y la República del Este, entre otros. También trabajó como guionista en la televisión venezolana.

Entre su obra, publicó Salvador Garmendia, pasillo de por medio (1994, editado póstumamente por Grijalbo), las historias de Giovanna (1971), El invierno próximo (1975) y Pocas virtudes (1986), tres poemarios que la colocaron entre las voces incuestionables de Venezuela. Al suicidarse en 1991, dejó inéditos dos libros, Valiente ciudadano (poesía) y Ordenes al corazón.

Para mayor información sobre las actividades del Mes del libro venezolano, que se extenderán hasta el 23 de mayo, dirigirse a la página web www.cenal.gob.ve y las redes sociales del Cenal en Twitter @cenalfilven, Instagram @cenal_filven y Facebook/cenalfilven.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios