El valiente discurso de Samuel Moncada ante la OEA este viernes: Señala que la verdadera ayuda humanitaria no justifica una guerra (+Video)


Ante la llegada de una supuesta «ayuda humanitaria» desde Estados Unidos (EEUU) que se usaría para encubrir una agresión militar, el embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA) Samuel Moncada, señaló que estas acciones no deben ser usadas para justificar una guerra o una extorsión. En una sesión del Consejo Permanente de la organización, Moncada recordó que la Cruz Roja ha señalado que estas acciones de EEUU no son declaradas como «ayuda humanitaria».


Texto: AVN y Alba Ciudad

«La verdadera ayuda humanitaria solo puede ser neutral independiente, universal, no debe ser política para propósitos de extorsión ni justificar una guerra. Ni siquiera la Cruz Roja, como organización, acepta la idea de ayuda humanitaria que ofrece Estados Unidos a Venezuela», expresó desde la sede de la OEA donde se debate la situación de Venezuela.

En días pasados, el presidente del comité, Christoph Harnisch, expresó que la Cruz Roja no será parte de un posible operativo de entrega de «ayuda humanitaria» que promueve el diputado en desacato de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Increíble discurso de Samuel Moncada defendiendo a Venezuela en OEA, 15/feb/2019
Mire este video en Youtube.

Al respecto, Moncada calificó estas acciones como una «propaganda» que «oculta los motivos de la agresión», debido a que los representantes que respaldan esta supuesta ayuda humanitaria, son los mismos viejos halcones que ejecutaron intervenciones en el continente latinoamericano, haciendo referencia al «emisario» nombrado por EEUU para «restaurar la democracia» en Venezuela, Elliott Abrams.

«No hay mayor cinismo en el mensaje que están mandando: los mismos actores, el mismo truco, la misma simulación», enfatizó.

Cabe destacar que Abrams es recordado por desestimar la masacre de El Mozote, ocurrido en 1981 en El Salvador — en el que estaba involucrada el batallón Atlácatl, formado por la Agencia Central de Inteligencia de EEUU (CIA, por sus siglas en Inglés) — en el que asesinaron a aproximadamente 600 hombres, mujeres y niños salvadoreños, convirtiéndose este hecho en uno de los mayores actos de violencia contra una población civil en América Latina.

De igual forma, fue culpable de ocultar información al Congreso estadounidense durante el escándalo de Irán-Contras (conocido como el Irangate), también ocurrido durante la gestión de Reagan, en el que se evidenció la venta de armas ilegal a Irán durante la guerra de Irak-Irán (1980-1988), para así obtener recursos para financiar a los grupos que estaban en contra del gobierno sandinista que se encontraba en Nicaragua.

En febrero de 1986, antes de que ocurriera el financiamiento, Abrams consideró necesaria la «ayuda militar para la contra. Lo creemos absolutamente. La negociación nunca triunfará sin ese apoyo militar (…) ¿Cómo se puede llevar ese tipo de personas a un compromiso, a una negociación? La solución es bien sencilla: presión, presión y presión. Sin presión no van a hacer nada. Las negociaciones y la presión diplomática, económica y militar no son contradictorias, se complementa», refiere una nota del diario El País de España.

Por otra parte, enfatizó que si EEUU y varios países de la Unión Europea deseara ayudar a Venezuela, levantarían el bloqueo económico y financiero que le tienen impuesto a la nación suramericana, para que se puedan adquirir productos que puedan satisfacer las necesidades del pueblo.

«Solo con devolver lo robado ayudaría inmediatamente. A los saqueadores le debemos, entonces, agradecer que nos ofrezcan las migajas que se llevaron con el saqueo», expresó.

Un estudio publicado recientemente por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), y citado en el portal web de RT, reveló que todas estas acciones imperialista ha alcanzado perdidas a Venezuela de 350.000 millones de dólares en producción de bienes y servicios entre 2013 y 2017, lo que equivale a entre 8.400 y 12.100 dólares por cada venezolano o al Producto Interior Bruto (PIB) de aproximadamente un año y medio.

«En resumen, si se suma el valor promedio anual de divisas que ya no entraron producto del bloqueo (19.200 millones), más lo que el país tuvo que pagar promedio cada año correspondiente a la deuda externa (3.300 millones), se puede concluir que la economía y la sociedad sufrió una asfixia internacional de 22.500 millones de dólares anuales producto de una estrategia deliberada internacional de aislamiento financiero», refiere el informe.

Suscribirse
Notificar en
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
serena
serena
1 Año atrás

magnifico dirigente, discurso claro puntual apasionado inteligente. Hay que difundirlo haciendo todos los esfuerzos posibles