83 FOTOS: Así los Diablos Danzantes de Yare retomaron la tradición tras 2 años en pandemia

Foto: Roiner Ross, MPPC

Después de dos años sin bailarle al Santísimo Sacramento por la pandemia, este jueves los Diablos Danzantes de Yare retomaron la festividad y celebraron con tambor, misa,
procesión y maracas el día de Corpus Christi. La tradición arribó a sus 273 años en el estado Miranda.

Texto: Correo del Orinoco y Prensa Gobernación de Miranda
Fotos: AVN (Gregorio Terán y José Luis Díaz Aranguren) y MPPC (Roiner Ross)

En la iglesia del pueblo de Yare, municipio Simón Bolívar del estado Miranda, el promesero Alexis Azuaje explicó que este es un día en el que le rinden tributo a la sangre de Cristo, al cuerpo de Cristo y a la Santísima Trinidad. Los cofrades, los promeseros rinden culto al Todopoderoso. Ser promesero, precisó Azuaje, “significa que pagas un promesa al Santísimo por un milagro recibido”.

Un cofrade, como también se les conoce, se forma en el hogar, en la familia. “Mi abuelo era promesero, era de la Cofradía de los Diablos de Yare y danzaba conmigo en sus brazos cuando yo era bebé. Yo tenía una enfermedad grave y la superé y desde entonces pago promesa”, recordó.

Quienes bailan ante el Altísimo con la máscara de Diablo son los que prometieron dar gracias por un favor concedido o porque piden al Santísimo sanación. Las mujeres no  danzan ni portan máscaras porque su responsabilidad es arrear a los diablos, verificar que lo hagan bien y se comporten como debe ser, por eso llevan un látigo en la mano.

Pero no todos danzan; hay cofrades que ponen altares en sus casas y otros pagan promesas de civil, sin vestirse de rojo ni portar maracas y máscaras. Para ingresar a la cofradía, todo promesero de los Diablos de Yare debe cumplir con un requisito primordial: la fe, la creencia en Dios por encima de todas las cosas.

89 nuevos promeseros

Este jueves se unieron 89 nuevos promeseros de todas las edades a la Cofradía de los Diablos Danzantes de Yare. Así lo informó la secretaría de Patrimonio Cultural Inmaterial de la entidad, Maríam Martnez. «Estos nuevos promeseros después de recibir su preparación religiosa, se incorporaron a la cofradía y realizaron su primera danza, acompañando el recorrido por los 43 altares dispuestos en las principales calles de San Francisco de Yare», manifestó.

«Hoy el pueblo de Yare vivió con júbilo la celebración del Corpus Christi. Los promeseros a las afueras del templo al ritmo de la caja y las maracas, se pusieron de rodillas ante el Santísimo Sacramento del Altar, a quien hoy le agradecen por los favores recibidos», agregó Martínez.

Por su parte, el presidente de la Red de Patrimonio y Diversidad Cultural de la entidad, Juan Ramón Ojeda, felicitó al pueblo de Yare y los integrantes de la Cofradía de los Diablos Danzantes (portadores, capataces, arreadores y mujeres arreadoras), por tan grande muestra de entusiasmo, fe y devoción en torno a la manifestación cultural y religiosa.

La actividad estuvo acompañada por el Gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez, junto al viceministro de Cultura, Ignacio Barreto; el Consejo Legislativo de la entidad y la Alcaldía del municipio Simón Bolívar.

Diablos expresan su fe al Santísimo Sacramento

José Antonio Navarro Cerezo, devoto del Santísimo Sacramento, señaló que para él es un orgullo pertenecer a esta cofradía que es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. «Al Santísimo Sacramento le debo mi vida, yo tuve una enfermedad respiratoria pulmonar cuando era niño y los médicos no me daban esperanza de vida y hoy 45 años después, me encuentro vivo y danzando todavía para él», aseguró.

Por su parte, Ana Díaz, arreadora y madre de dos niños promeseros, aseguró que su devoción al cuerpo de Cristo representado en la eucaristía permitió tener a sus hijos con vida. «Pagar una promesa al Santísimo es cumplir y agradecer el favor concedido, mi hijo mayor nació prematuro, tuvo muchas dificultades y gracias al Sacramento hoy está sano», aseguró.

Los Diablos Danzantes de Corpus Christi son una manifestación popular religiosa de más de 300 años de antigüedad, que mezcla elementos de las culturas indígena, negra y española.

El origen de las festividades se remonta al siglo XVIII y fue declarado en 2012 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Además de Yare, otras 10 cofradías de Diablos Danzantes conmemoran esta tradición todos los años en Venezuela, el día de Corpus Christi: la de Naiguatá, estado La Guaira; Patanemo y San Millán, estado Carabobo; San Rafael de Orituco, estado Guárico; Tinaquillo, estado Cojedes; Cuyagua, Cata, Turiamo, Ocumare de la Costa y Chuao, en el estado Aragua.

Las fotos subsiguientes son de Roiner Ross, MPPC























Las fotos subsiguientes son de Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN



Foto: Gregorio Terán, AVN

Las fotos subsiguientes son de Jose Luis Díaz Aranguren, AVN





































Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios