EE.UU., la Unión Europea, Reino Unido y Canadá acuerdan desconectar algunos bancos rusos del sistema interbancario SWIFT

Imagen ilustrativa

Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido y Canadá acordaron este sábado eliminar a algunos bancos rusos del sistema interbancario SWIFT. La medida forma parte del nuevo paquete de sanciones aprobadas contra Rusia en respuesta a su operación militar especial, lanzada la madrugada de este jueves por Vladímir Putin, para la desmilitarización y la desnazificación de Ucrania.

Texto: Actualidad RT

«En primer lugar, nos comprometemos a garantizar que un cierto número de bancos rusos se eliminen de SWIFT. Les impedirá operar en todo el mundo y bloqueará efectivamente las exportaciones e importaciones rusas«, anunció la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

En paralelo, se emitió una declaración conjunta por parte de los líderes de la Comisión Europea, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Canadá y Estados Unidos, publicada en la página oficial de la Casa Blanca, que señala que «a medida que las fuerzas rusas desencadenan su asalto a Kiev y otras ciudades ucranianas, estamos decididos a continuar imponiendo costos a Rusia que aislarán aún más a Rusia del sistema financiero internacional y de nuestras economías».

Asimismo, el comunicado enumera las medidas que incluye el nuevo paquete de sanciones, que serán implementadas «en los próximos días«:

  • Eliminar del sistema interbancario SWIFT a «los bancos rusos seleccionados». «Esto asegurará que estos bancos estén desconectados del sistema financiero internacional y se vea perjudicada su capacidad para operar globalmente», reza la declaración.
  • Imponer «medidas restrictivas» que eviten que el Banco Central de Rusia «utilice sus reservas internacionales de maneras que socaven el impacto de nuestras sanciones».
  • Actuar contra «las personas y entidades que facilitan la guerra en Ucrania y las actividades perjudiciales del Gobierno ruso». Concretamente, la medida se refiere a la adquisición de «los llamados ‘pasaportes dorados’, que permiten que los rusos ricos conectados con el Gobierno ruso se conviertan en ciudadanos de nuestros países y obtengan acceso a nuestros sistemas financieros».
  • Establecer «la próxima semana un grupo de trabajo transatlántico que garantizará la implementación efectiva de nuestras sanciones financieras al identificar y congelar los activos de las personas y empresas sancionadas que existen dentro de nuestras jurisdicciones».
  • Aplicar «sanciones y otras medidas financieras y de ejecución a funcionarios y élites rusos adicionales cercanos al Gobierno ruso, así como a sus familias y facilitadores para identificar y congelar los activos que poseen en nuestras jurisdicciones», además de cooperar con otros Estados para «detectar e interrumpir el movimiento de ganancias obtenidas ilícitamente, y para negarles a estas personas la capacidad de ocultar sus activos en jurisdicciones de todo el mundo».
  • Intensificar la coordinación contra la desinformación y otras formas de guerra híbrida.

Por su parte, el portavoz del Gobierno de Alemania, Steffen Hebestreit, también se pronunció respecto a la implementación de las nuevas sanciones contra Rusia e informó a través de un comunicado oficial que «todos los bancos rusos que ya hayan sido sancionados por la comunidad internacional y, si es necesario, otros bancos rusos serán excluidos del sistema de servicio de pago internacional SWIFT».

«Esto tiene como objetivo aislar a estas instituciones de los flujos financieros internacionales, lo que restringirá enormemente sus actividades globales», declaró el vocero.

Hebestreit prometió que la medida ayudará a limitar «aún más las posibilidades del Banco Central ruso de respaldar el tipo de cambio del rublo con transacciones financieras internacionales«. Asimismo, confirmó el paso dirigido a impedir que «los rusos ricos obtengan el llamado ‘pasaporte dorado’, y por lo tanto la ciudadanía europea, para ellos y sus familiares».

El portavoz destacó que el grupo de trabajo conjunto creado con representantes de EE.UU. y la Unión Europea podrá «garantizar la rápida implementación de las sanciones y congelar los activos de las personas sancionadas, sus familias y empresas«.

«Los países destacaron su voluntad de tomar más medidas si Rusia no pone fin a su ataque contra Ucrania y, por lo tanto, contra el orden de paz europeo», concluye el informe.

¿Para qué sirve el sistema SWIFT?

El SWIFT (siglas de Society for World Interbank Financial Telecommunication) es el sistema internacional interbancario que se usa para realizar transacciones entre bancos. Permite a las instituciones financieras de todo el mundo enviar y recibir información sobre las operaciones de una manera segura y estándar.

El sistema, cuya sede se encuentra en la ciudad belga de La Hulpe, une a más de 11.000 instituciones y transmite más de 5.000 millones de mensajes al año.

Cada día, miles de instituciones financieras de todo el mundo, cada una con un código único, transmiten 42 millones de mensajes de transacciones a través del SWIFT. El SWIFT no posee ningún activo ni gestiona las cuentas de sus clientes, sino que simplemente es un sistema de intercambio de datos muy flexible y fácil de usar.

¿Hay alternativas?

Mientras tanto, Rusia tiene un análogo del SWIFT, el Sistema de Transferencia de Mensajes Financieros (SPFS, por sus siglas en ruso). Fue creado en el 2014 para posibilitar que los bancos que fueron sancionados por EE.UU. pudieran realizar transacciones. Actualmente, más de 300 compañías –en su mayoría rusas, pero también algunas extranjeras– usan el SPFS.

Según el Banco Central ruso, aproximadamente 2 millones de mensajes se transmitieron mensualmente a través del sistema en el 2020.

¿Cómo afectará la desconexión del SWIFT al sector bancario ruso?

Los expertos del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) sostuvieron que el sistema nacional podrá soportar el tráfico dentro del país pero pronosticaron que, sin embargo, no podrá cubrir transacciones de alcance mundial.

De acuerdo con un reciente informe del IIF, unas 400 instituciones financieras están registradas en el SFPS del Banco Central ruso, recoge Kommersant. En el 2020, el porcentaje de pagos a través del sistema ruso se elevó al 23 %; en el caso de los pagos no monetarios, esta cifra ya superaba el 70 % en aquel momento. Así, los expertos creen que el sistema ruso es capaz de procesar todo el tráfico nacional, es decir, no se producirá un colapso financiero inmediato por la desconexión del SWIFT.

Sin embargo, los especialistas de la institución ven cuestionable que el sistema ruso pueda atender todos los pagos transfronterizos.

Por su parte, Evgueni Nadorshin, economista jefe de la empresa consultora PF Kapital, explicó que la desconexión de SWIFT no imposibilitará hacer transferencias desde Rusia al extranjero y a la inversa. Las liquidaciones transfronterizas pueden realizarse mediante la apertura de cuentas de corresponsalía directa de los bancos rusos en entidades de crédito extranjeras, que actuarán como intermediarias. Sin embargo, esto podrán hacerlo únicamente las instituciones financieras que no hayan sido sancionadas por Occidente.

Artiom Zhávoronkov, socio del bufete de abogados Borenius Russia, explicó a RBC que, en lugar del SWIFT, los bancos rusos pueden utilizar el correo electrónico, la mensajería télex (un sistema unificado de comunicación telegráfica internacional) y las órdenes de pago en papel. Otras opciones son el fax y las llamadas telefónicas, añadió George Voloshin, director de la sucursal francesa de la consultora británica Aperio Intelligence.

¿Visa y Mastercard?

Sin embargo, la desconexión del SWIFT no significa directamente que los rusos vayan a perder el acceso a los sistemas de pago internacionales Visa y Mastercard, aunque puedan verse perjudicados por la lentitud de las transacciones.

En Rusia, los pagos nacionales con tarjetas de sistemas extranjeros se procesan a través del Sistema Nacional de Tarjetas de Pago (NPCS, por sus siglas en ruso), que fue creado por el Banco Central en el 2014. Además, existe un proyecto basado en la NSPC, equivalente a Visa y Mastercard, la tarjeta Mir, que es válida en el territorio ruso, y también en otros 12 países, entre ellos Turquía, Bielorrusia, Kazajistán y Emiratos Árabes Unidos.

«La mayoría de los productos y servicios bancarios no se verán afectados por la desconexión de Rusia de SWIFT. Las transacciones con tarjeta dentro de Rusia siguen sin cambios», señaló a RBC una fuente.

 

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció en la madrugada de este jueves el inicio de una «operación militar especial» en Ucrania. Durante un mensaje especial televisado a la nación, el mandatario detalló que el objetivo del operativo es «proteger a las personas que han sido objeto de abusos y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años«. «Para ello, nos esforzaremos por desmilitarizar y desnazificar Ucrania. Y también para llevar ante la justicia a quienes han cometido numerosos y sangrientos crímenes contra la población civil, incluidos los ciudadanos de la Federación de Rusia», agregó.

 

 

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios