Venezuela y Fiscalía de la Corte Penal Internacional firman memorando de entendimiento (+Video)

Fotos: Prensa Presidencial

El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, decidió este miércoles cerrar el examen preliminar y pasar a la fase de investigación sobre el caso ‘Venezuela I’, que adelanta su despacho sobre presuntas violaciones de derechos humanos que habrían ejecutado miembros de la fuerza pública venezolana contra ciudadanos en el contexto de las manifestaciones políticas del 2017.

Texto: Actualidad RT

Durante un acto realizado en el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno venezolano en Caracas, para ofrecer detalles sobre la decisión, el fiscal Khan aplaudió el «diálogo constructivo» y el compromiso del Estado venezolano con la CPI durante su visita de tres días a Caracas, que culminó con la firma de un Memorándum de Entendimiento para avanzar en la «complementariedad positiva» entre las partes.

Khan también explicó que el examen preliminar que se adelantaba desde 2018 sobre la cuestión ‘Venezuela I’ no era más que «una fase de filtro» que ahora entra en «una nueva etapa» en la que su oficina se compromete a trabajar «de forma colaborativa e independiente, con pleno respeto del principio de complementariedad positiva» y «de conformidad con el Estatuto de Roma» para hacer justicia.

Aunque no hizo mención sobre el examen preliminar ‘Venezuela II’, relativo a los presuntos crímenes de lesa humanidad que habrían cometido Gobiernos extranjeros contra la población venezolana con la aplicación de medidas coercitivas unilaterales impuestas al país desde 2014, aseguró que él está «plenamente consciente de las fallas que atraviesa y persisten en Venezuela» por «las divisiones geopolíticas» que giran en torno al país.

«Les pido a todos, en este momento, que a medida que avanzamos en esta nueva fase, que den a mi despacho el espacio necesario para llevar a cabo su trabajo. Yo francamente analizaré y tendré en cuenta que no exista ningún esfuerzo dedicado a politizar el trabajo independiente que lleva a cabo mi oficina«, advirtió Khan, quien agradeció al Ejecutivo venezolano la invitación de regresar próximamente al país junto a su equipo para adelantar las investigaciones.

El fiscal resaltó que ante este nuevo escenario «cualquier persona justa debería aplaudir y trabajar con todos aquellos que desean acercarse a la legalidad y enarbolar la bandera de la justicia», y aseguró que su oficina está comprometida, bajo los principios del Estatuto de Roma, en trabajar de la mejor manera con el Gobierno venezolano, sus instituciones y su pueblo.

Las diferencias de Caracas con la CPI

Durante el acto, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, agradeció al fiscal de la CPI que aceptara la invitación de ir a Caracas en función de «iniciar una nueva etapa de diálogo, cooperación y complementariedad positiva», pero recordó que durante la etapa del examen preliminar el Estado venezolano estuvo «ciego» y sin comunicación por parte de la Corte.

«Hay diferencias de criterio sobre lo que sucedió en el llamado examen preliminar, ya nosotros expresamos parte de esas diferencias en el recurso que el Estado venezolano introdujo ante la sala de cuestiones preliminares. Hemos sido francos y directos en afirmar que la llamada fase preliminar no le permitió al Estado venezolano conocer la documentación y el contenido que se evaluaba. Estuvimos ciegos en esa etapa», reclamó Maduro.

Al respecto, resaltó que Venezuela no había tenido «las posibilidades de un diálogo interactivo y efectivo» con la CPI como los que pudieron realizar en Caracas durante la visita de Khan. «Aplaudo y agradezco esta oportunidad y posibilidad», dijo Maduro, quien también destacó la firma del memorándum con la Fiscalía y la calificó como un avance en «las relaciones de complementariedad positiva».

«Han sido tres días favorables, positivos, de diálogo franco, directo, de debate, donde las instituciones venezolanas han demostrado su fortaleza jurídica, doctrinaria y constitucional», expresó Maduro mientras detalló que en las jornadas con el fiscal Khan y su equipo pudieron expresar «por primera vez» a la CPI, «todas las preocupaciones» que tiene Venezuela.

Maduro dijo que, aunque el Estado venezolano no comparte la decisión tomada por Khan, respeta su postura y cree que con el acuerdo suscrito las diferencias podrán resolverse «de manera efectiva» y «con apoyo mutuo».

«Venezuela garantiza la justicia con instituciones que están dispuestas a mejorar, a perfeccionarse, a avanzar, soy el primero que quiere saber la verdad, el primero que quiere hacer justicia, que se salga de las dudas que se pudieran haber creado, de las campañas mediáticas y de redes sociales. Que se sepa la verdad, pido la verdad, pido la justicia para nuestro país», agregó.

Dejar los ruidos de lado

El presidente Maduro recordó que durante los últimos años Venezuela ha sido víctima de una «conspiración de la geopolítica mundial» y, a pesar de ello, el país siempre ha logrado salir adelante y sostener la paz a pesar de las circunstancias.

«Venezuela ha conquistado su derecho a la paz, señor fiscal, si no hubiera justicia no hubiera paz, en Venezuela hay una paz dinámica, construyéndose, sustentada en derechos constitucionales, hay una paz con los pies sobre la tierra, pisando realidades, y queremos consolidar el derecho a la paz y para que haya paz tiene que haber justicia», señaló.

Fotos: Prensa Presidencial

Maduro indicó que seguramente su país firmará nuevos acuerdos con la CPI «para avanzar, paso a paso» y dejando «los ruidos de lado» en busca de «la verdad y la justicia». En ese sentido, volvió a invitar al fiscal y a su equipo a visitar «lo más pronto que se pueda» su país.

«Las puertas de Venezuela están abiertas, porque queremos verdad, porque queremos justicia, porque queremos mejorar, porque Venezuela garantiza la justicia», destacó.

¿Qué dice el Memorándum de Entendimiento?

El Memorándum de Entendimiento firmado por el presidente Maduro y el fiscal Khan establece que, «a pesar de las diferencias de opinión» sobre la decisión de la CPI de iniciar la investigación del caso Venezuela I, las partes se comprometen «a colaborar activamente entre sí y a apoyar los esfuerzos, más allá de los principios de complementariedad».

Las partes reconocen también que hasta el momento «no se ha identificado a ningún sospechoso ni a ningún objetivo», y que la investigación tiene por objeto «determinar la verdad y si existen o no motivos para formular cargos contra alguna persona».

También toman en consideración que para que no exista impunidad se debe garantizar la «efectiva persecución, incluso mediante la adopción de medidas a nivel nacional y el fortalecimiento de la cooperación internacional» de los posibles responsables.

El documento destaca que Venezuela interpreta que la decisión de avanzar hacia la fase de investigación «no cumple con los requisitos establecidos en el artículo 53, numeral 1 del Estatuto de Roma», y señala que las denuncias deben ser investigadas por las instituciones nacionales.

La Fiscalía, por su parte, se compromete a reconocer los «esfuerzos, reformas e investigaciones que se realicen en Venezuela» y establece que el fiscal Khan podrá celebrar arreglos o acuerdos «que no sean incompatibles con el Estatuto de Roma» y que sean necesarios para facilitar la cooperación.

Por su parte, Caracas se ha comprometido a adoptar «todas las medidas necesarias para asegurar la efectiva administración de la justicia de acuerdo a los estándares internacionales, con el apoyo y compromiso activo de la fiscalía de la CPI».

De igual forma, las autoridades venezolanas se comprometen a la adecuación de mecanismos para «facilitar el efectivo desempeño del mandato del fiscal» en Venezuela, así como a concertar medios y mecanismos que contribuyan a que el país pueda ejecutar «auténticas actuaciones nacionales».

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios