Se propone expediente para gestionar ante la Unesco la declaratoria del Tamunangue como Patrimonio Cultural de la Humanidad

Fotos: Centro de la Diversidad Cultural

Durante el encuentro con los Palmeros de Chacao en Caracas en el cual se hacían aportes a la Ley de Salvaguardia al Patrimonio Cultural Inmaterial, el diputado Earle Herrera quien introdujo este Proyecto de Ley ante la Asamblea Nacional hizo un alto en el tema que se debatía para plantear ante las autoridades allí presentes considerar a los Sones de Negro o Tamunangue en un expediente que llegue a París para su consideración como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Texto: Centro de la Diversidad Cultural

El planteamiento fue hecho por parte del presidente de la Comisión de Cultura de la AN al abordar ante la audiencia convocada cada uno de los elementos venezolanos que forman parte de  las Listas del Patrimonio Cultural de la Humanidad,  destacando la más reciente iniciativa sobre el culto a San Juan Bautista, actualmente en curso ante la Unesco.

Herrera, al calificar como muy significativa para la historia cultural del país la Ley de Salvaguardia, planteó entonces incluir la manifestación que más identifica al pueblo del estado Lara a los fines de, siguiendo los mecanismos pertinentes, llevarla a consideración de la Unesco, manifestando que desde ya  contaban con el apoyo de la comisión parlamentaria que preside.

La reacción del público reunido en El Pedregal no se hizo esperar, y se convirtió en un largo aplauso para los tamunangueros de Lara y de toda Venezuela. Entre las autoridades  presentes se encontraban el Gobernador del Estado Bolivariano de Miranda, Héctor Rodríguez, el Viceministro de Identidad y Diversidad Cultural Ignacio Barreto, y el Presidente del Centro de la Diversidad Cultural, y Núcleo Focal  del país ante la Unesco, Benito Irady.

Tamunague

Este elemento de pueblos devotos de San Antonio, se practica esencialmente en el estado Lara el día 13 de junio, fecha del fallecimiento del religioso portugués en la ciudad italiana de Padua, durante el año 1231. El Tocuyo, Sanare, Carora, Curarigua, Quíbor y Barquisimeto, forman parte del eje cultural de la emblemática fusión de la danza y la música, extendida en los tiempos actuales a poblaciones de estados vecinos.

Uno de los hijos más ilustres de Lara, el filólogo Francisco Tamayo, nacido en El Tocuyo, al referirse al tamunangue, destaca el palo de jebe, un árbol de profunda floración morada, de cuyas ramas se obtienen unos garrotes muy resistentes que se usan como arma en el denominado «Juego de garrote», y está representado en el tamunangue bajo la denominación de «La Batalla», pero ademås del citado  componente, el tamunangue  incluye  en su compleja representación escénica otras secuencias, como la Juruminga, el Poco a Poco, el Yiyivamos, la Perrendenga, la Bella, el Galerón y el Seis Corrío. El número de Sones tan característico del tamunangue puede variar de un lugar a otro, y se acompaña por una variedad de instrumentos musicales de cuerdas entre los que se cuentan el cuatro, el tiple, el cinco, el cinco y medio y la guitarra, además de maracas, y un tipo de tambor, el Cumaco.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios