El precio mundial del crudo se desploma un 31%

Petróleo (Archivo)

El precio del crudo Brent se hundió un tercio, hasta 31,43 dólares por barril para las 22.02 GMT del 8 de marzo (6:02 de la tarde en Caracas), tras la ruptura del pacto OPEP-no OPEP, según informó el sitio web Sputnik a partir de datos bursátiles. Veinte minutos más tarde, la cotización del hidrocarburo se elevó hasta 35,6 dólares por barril. También los futuros de abril del crudo WTI se desplomaron hasta 30,3 dólares por barril para luego situarse en 32,9 dólares.

Texto: Sputnik y RT

Se trata de la mayor caída en los mercados petroleros desde la primera Guerra del Golfo, en 1991, según RT, sitio web que atribuyó la caída a «la reducción de la demanda debido al coronavirus» y a «una guerra de precios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia». También explicó que la banca de inversión Goldman Sachs ya ha anunciado que el petróleo podría bajar hasta 20 dólares por barril, reseña Bloomberg.

Este jueves, la OPEP propuso a los integrantes del pacto OPEP+ realizar un recorte adicional de la producción petrolera de 1,5 millones de barriles por día desde el comienzo del próximo mes hasta finales de año.

La propuesta del cártel de productores, formado por trece países, estaba condicionada al apoyo de otros diez socios petroleros, entre ellos Rusia, que componen la OPEP+. Se suponía que el acuerdo se aplicaría de forma prorrateada: los miembros de la OPEP debían recortar 1 millón de barriles por día, mientras que los socios no integrantes en la organización reducirían los 500.000 barriles restantes.

Sin embargo, Rusia abogó por mantener las condiciones actuales y Arabia Saudita propuso reducir aún más la producción de petróleo. Como resultado, a partir del 1 de abril se cancelarán todas las obligaciones de las partes del acuerdo para limitar la producción de combustible.

De esta manera, la reunión concluyó sin un pacto, pero las partes decidieron mantener un nuevo encuentro en el futuro para monitorear la situación.

Tras este fracaso, durante el fin de semana Arabia Saudita realizó el recorte de precios oficiales más drástico al menos en 20 años y señaló a los compradores que aumentaría su producción, una declaración de que intentará ‘inundar’ el mercado con crudo.

Con esta medida, Riad habría lanzado «una agresiva guerra de precios del petróleo contra sus mayores productores rivales», una iniciativa que «amenaza con inundar el mercado de crudo con suministros justo cuando el brote de coronavirus afecta la demanda», según destaca la revista Financial Times.

se medio también asegura que Arabia Saudita planea bombear más de 10 millones de barriles diarios a partir de abril mientras anuncia descuentos sin precedentes de casi el 20 % en mercados clave, una maniobra que sería «un aparente intento de castigar a Rusia» y le permitiría expulsar del mercado tanto a la industria del esquisto de EE.UU. como a otros productores de mayor costo.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios