El Jorozcopo regresa al Casco Colonial de Petare

El próximo sábado 29 de junio la sede de la Fundación Bigott abre nuevamente sus puertas para recordar, a través del Jorozcopo, el legado del Maestro de la Danza Omar Orozco.

Texto: Prensa Tradición 360

La fiesta de joropo central, organizada por la Fundación Maestro de la Danza Omar Orozco, la Fundación Bigott, Tradición 360, las agrupaciones Danzas Itanera y Ensayo Colectivo, junto a familiares y amigos del destacado investigador y coreógrafo creador de Vasallos del Sol e Itanera; se llevará a cabo desde las 2:00 de la tarde en la reconocida casa amarilla del casco colonial de Petare.

La fiesta, concebida como un espacio de celebración y reencuentro, contará con momentos de gran  emotividad que se mantienen desde la primera edición. La interpretación de «El Ermitaño», tema que Orozco solía dedicar a sus invitados, dará inicio a la jornada.  Con el coro «Sin zorros ni camaleones», de la “Guaraña Tuyera”, se reflexionará en torno  a los valores y antivalores existente en la cultura popular; y con el divertido baile de «El Pegao», distintivo de la fiesta por su espíritu  jocoso, integrador e irreverente, se dará fin al encuentro.

«El jorozcopo es una celebración para disfrutar y aprender. Se conjuga lo formativo y lo festivo» afirmo Arianne Velis, compañera de vida del maestro Orozco.

Vale destacar que la celebración contará con otras sorpresas que revivirán momentos especiales vividos con Omar Orozco y las generaciones de bailarines y amigos que dan continuidad a su trabajo.

La invitación está abierta para el próximo sábado 29 de junio de 2019, de forma gratuita, a la Fundación Bigott desde las 2:00 de la tarde, para disfrutar de una celebración, que más que una fiesta es reflejo de compromiso, respeto, reencuentro y valoración.

Más sobre Omar Orozco

Omar Orozco Santana, también conocido como el “Maestro de la danza” nace el 4 de marzo de 1956, en La Guaira, estado Vargas. Su larga trayectoria en la investigación y difusión de la cultura popular venezolana lo llevó a desarrollar un estilo dancístico y formativo que redireccionó la visión y estética de los grupos de proyección en Venezuela.

Durante más de 30 años su arte como coreógrafo y docente estuvo vinculado a la realidad sociocultural del país, con una puesta en escena que partía de la investigación, la reflexión y la experimentación formó a más de cuatro generaciones de bailarines, y creó tres agrupaciones danzarías: Vasallos del Sol (Fundación Bigott), Itanera, y su última propuesta, que reinventa y nuevamente da un giro a la visión folclórica de la tradición, Ensayo Colectivo (Fundación Bigott).

El dos veces ganador del Premio Municipal de Danza (1999 – 2001), quien también se desempeñó como documentalista cultural y como Director General de la Compañía Nacional de Danza, desapareció físicamente el 20 de marzo de 2016.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en