Denuncias de corrupción hacen tambalear a Juan Guaidó

Los vínculos entre varios diputados y una aparente trama de corrupción que, según ellos, estaría relacionada con el programa de alimentos subsidiados CLAP, pone al líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, en una situación incómoda.

Texto: CiudadCCS y Alba Ciudad

Según una investigación del portal venezolano Armando.info, el grupo de diputados en cuestión defendió al empresario colombiano Carlos Lizcano  ante las fiscalías de Colombia, Estados Unidos y Bélgica, con el fin de que se levanten las sanciones contra él.

Lizcano es propietario de Salva Foods, empresa que gestiona las Tiendas CLAP, red de abastos privados antes conocidos como Abastos Bicentenario, y tendría relación con la importación de alimentos para los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), sistema con el que el gobierno venezolano atiende a más de seis millones de familias a raíz de la crisis que padece el país, producto de la guerra económica, bloqueos y sanciones.

Según la investigación llevada a cabo por el portal, los siguientes diputados estuvieron involucrados en lo que ellos afirman que es una «trama de corrupción de los CLAP».

  • Luis Parra, José Brito y Conrado Pérez Linares, del partido Primero Justicia.
  • Adolfo Superlano, expulsado del partido Cambiemos el 11 de noviembre.
  • Richard Arteaga y Guillermo Luces, del partido Voluntad Popular.
  • Chaim Bucaram y William Barrientos del partido Un Nuevo Tiempo.
  • Héctor Vargas de Avanzada Progresista.

La mayoría de estos diputados son miembros de la Comisión de Contraloría del Parlamento, razón por la cual las nuevas revelaciones afectan también a Juan Guaidó.

En respuesta a las acusaciones, el dirigente de la oposición venezolana anunció que los diputados fueron suspendidos y que se inició una «investigación independiente». Por su parte, los respectivos partidos políticos cuyos diputados se vieron involucrados también los suspendieron.

Parlamentarios rechazan reelección de Guaidó como presidente de la AN

Parlamentarios de la bancada opositora de la Asamblea Nacional rechazaron la reelección de Juan Guaidó como presidente del poder legislativo prevista para el próximo 5 de enero de 2020.

El diputado José Brito pidió este martes la dimisión de Juan Guaidó de la jefatura de la Asamblea Nacional y de la «presidencia interina», por presuntamente estar involucrado en actos de corrupción. «Yo estoy pidiendo que Guaidó se desincorpore, porque si a mí me acusan de corrupción por unas cartas, entonces Guaidó también debería desincorporarse de la presidencia, porque él si está vinculado a esta clase de hechos», expresó el parlamentario en una entrevista al canal Globovisión.

Brito reconoció que un empresario, cuya identidad no reveló, financió los viajes que él realizó, junto a otros cuatro diputados, a Italia y España para pedir a las autoridades de esos países que investiguen a Ramírez, ex ministro de Petróleo y expresidente de Pdvsa. Esta situación, aseguró Brito, era de conocimiento de Tomás Guanipa, secretario nacional del partido Primero Justicia, tolda en la que hasta esta semana militaba. El diputado  también señaló que el asesor económico de Guaidó Rafael Rojas, alias «Guayaba», a quien acusó de ser testaferro del autoproclamado, compró una discoteca en Madrid.

El parlamentario Brito también afirmó que Guaidó es financiado por Rafael Ramírez, quien ahora es un furibundo opositor al gobierno de Maduro, pero sigue siendo visto por parte de la oposición como un corrupto por las acusaciones que penden contra él y contra su primo, Diego Salazar, a quien se acusa de haber robado más de 2 mil millones de dólares de Pdvsa en comisiones y sobornos. El Presidente Nicolás Maduro ha señalado también a Ramírez y los directores de Pdvsa por él nombrados de ser responsables de la caída en la producción petrolera que, en parte, ha causado la crisis que vive el país.

El diputado opositor también denunció este lunes que 70 parlamentarios opositores firmaron una carta en la que le exigen a Guaidó dar cuentas sobre los fondos que el gobierno estadounidense otorgó para la denominada «ayuda humanitaria». Guaidó respondió diciendo que desconoce la existencia de la misiva.

El diputado de la AN, Adolfo Superlano, aseguró que «hay un grupo de diputados que no estamos de acuerdo, ni con la gestión, ni tampoco con el compromiso adquirido. Este año le correspondía a las minorías asumir la conducción de la Asamblea Nacional. No podemos acompañar a Guaidó», sentenció Superlano.

Superlano señaló que Guaidó está atacando a un grupo de diputados acusándolos de estar involucrados en una trama de corrupción para esconder los bajos niveles de popularidad que ha acumulado en los últimos meses.

«Que el señor autócrata que no tiene la autoridad moral ni cualidad jurídica me diga que yo perdí mi condición como parlamentario. Estos señores perdieron la brújula y estafaron la esperanza del pueblo venezolano…Te reto Juan Guaidó a que te sometas a una profunda investigación», dijo.

Suscribirse
Notificar en
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
trackback
6 meses atrás

[…] el pasado 5 de enero encabazada por Luis Parra, diputado a quien los aliados de Juan Guaidó acusan de estar implicado en escándalos de corrupción. En realidad, las acusaciones son […]