Orfeón Universitario de la UCV lideró emotivo homenaje al Coro del Ejército Rojo de Rusia (+Fotos)

Raúl Delgado Estévez, director del Orfeón de la UCV, y el encargado de negocios de la embajada rusa en Caracas, Alexey Serendin. Foto: Gregorio Terán, AVN

El gobierno bolivariano, junto al Orfeón Universitario de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y el Movimiento Coral de Voces de Venezuela, realizaron este jueves un emotivo homenaje a los 64 artistas del Coro del Ejercito Rojo de Rusia, que fallecieron en el accidente aéreo acaecido el 25 de diciembre en el Mar Negro. Y los protagonistas no podrían ser más apropiados: En 1976, los 53 integrantes del Orfeón, incluyendo su director, Vinicio Adames, fallecieron cuando el avión militar que los transportaba se estrelló en el Archipiélago de las Azores, en un terrible accidente que enlutó a las y los venezolanos. “Hablar de ello es tocar una herida que no va a cerrar nunca. Pero, también, hablar de ellos es reconocer la valentía de los hombres y las mujeres que a seis meses después de la tragedia lograron levantar esa gran institución”, subrayó el ministro de Cultura, Freddy Ñáñez, presente en el acto.

Texto: Prensa MPPC y Alba Ciudad
Fotos: IAEM (Arturo Moreno) y AVN (Gregorio Terán)

El encuentro se realizó este jueves 29 de diciembre entre representantes de la embajada de la Federación de Rusia, el ministro Ñáñez y el Movimiento Coral de Voces de Venezuela, en la sede de la embajada de este hermano país, ubicada en Las Mercedes, municipio Baruta del Distrito Capital.

En la actividad estuvieron presentes el director del Orfeón Universitario de la UCV, Raúl Delgado Estévez, y la coordinadora, Graciela Gamboa, quienes quedaron a la batuta de la institución luego de aquel trágico accidente ocurrido el 3 de septiembre de 1976, hace 40 años.

Ambos se mostraron muy conmovidos por todo lo ocurrido y dejaron saber que nadie más que ellos podían sentir con propiedad el tornado de sentimientos que produce una pérdida irreparable como esta.

Raúl Delgado Estévez. Foto: Arturo Moreno

Raúl Delgado Estévez. Foto: Gregorio Terán, AVN

Raúl Delgado Estévez y el encargado de negocios de la embajada, Alexey Serendin. Foto: Arturo Moreno

En ese sentido, integrantes del Orfeón entonaron los tres cantos que se han convertido en parte de la oración perpetua que elevan para recordar a los compañeros que murieron en 1976.

Son: Omagnum mysterium del maestro César Alejandro Carrillo; Cánticos de Vicente del compositor Emilio Sojo; y Adiós maripositas, una poesía de Enrique Planchart con música de Vicente Emilio Sojo.

Foto: Arturo Moreno

Foto: Gregorio Terán, AVN

Asímismo, el maestro César Liendo, integrante del Movimiento Coral venezolano, leyó un manifiesto que honra a los coristas fallecidos y su invaluable vocación por llevar paz y tranquilidad a sus hermanos rusos que luchan en zonas de guerra.

César Liendo. Foto: Arturo Moreno

César Liendo. Foto: Arturo Moreno

Este documento fue entregado al representante de la embajada por el profesor Delgado Estévez quien, además le obsequió una biografía del Orfeón Universitario de la UCV escrito por el musicólogo José Peñín.

“Recordar hoy a este gran coro, es recordar los verdaderos propósitos de los cuales se ha luchado contra la oscuridad histórica. Yo creo que el arte es, precisamente, aquello que sabiendo profundamente la plenitud de la aventura humana en la tierra se dispone a desplegar, más allá de los limites humanos, dispositivos, espacios, posibilidades que nos hacen abrazar por instantes la eternidad”, declaró el ministro Ñáñez.

Ministro Freddy Ñáñez. Foto: Arturo Moreno

Dijo que este fue el regalo que el “Arma Cantante del Kremlin” le concedió a todos los pueblos del mundo: la eternidad en sus voces y en el propósito que perseguían con su canto en la constante lucha por encontrar la paz y la hermandad.

“Yo creo que algo de eternidad regaló precisamente este coro de voces y de almas, pero también, este coro de propósitos que sin duda alguna es un ejemplo que debe alentar a que cada uno de nosotros nos sumemos a ejércitos parecidos: ejércitos de la sensibilidad, a ejércitos de las ideas, de las palabras y a ejércitos del canto”, resaltó.

Ministro Freddy Ñáñez. Foto: Arturo Moreno

Señaló que en la historia musical de Venezuela tres han sido los hechos fatídicos que, hoy más que nunca, enarbolan la bandera de unión e integración entre Rusia y Venezuela.

  • El primero de ellos, fue en 1976 cuando el Orfeón de la Universidad Central de Venezuela perdió a más de 50 de voces junto a su director Vinicio Adames. “Hablar de ello es tocar una herida que no va a cerrar nunca. Pero, también, hablar de ellos es reconocer la valentía de los hombres y las mujeres que a seis meses después de la tragedia lograron levantar esa gran institución”, subrayó.
  • La segunda tragedia que enlutó la música venezolana sucedió en 1980 cuando el grupo Madera pereció en las aguas del río Orinoco.
  • Cinco años más tarde la muerte del gran cantautor venezolano de música popular y de protesta Alí Primera. “Ellos nos dejaron y nos enseñaron que debemos continuar”

“Espero que nuestro acompañamiento sea combustible para volver a encender los motores de las naves; para que llegue a todo lugar donde la guerra quiera plasmar su huellas, la voz, el canto y la esperanza de una humanidad que se reconoce en la libertad y en la paz”, anheló.

Pueblos hermanos

El encargado de negocios de la embajada rusa, Alexey Serendin, en nombre del embajador Vladimir Zaemskiy, mostró su gratitud por las palabras y los gestos de compañerismo que el Gobierno Bolivariano ha brindado, desde el día del accidente, a los hermanos rusos.

“Quisiéramos expresar nuestra gratitud al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, a la canciller, Delcy Rodríguez, y al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, que expresaron palabras de solidaridad y compasión con nuestro pueblo y con el presidente Putin”, destacó.

Dijo que el Coro del Ejército Rojo es un de los símbolos más emblemáticos de la cultura rusa, pues cada uno de los integrantes del conjunto musical siempre estuvieron al lado del pueblo en los momentos de paz y, sobre todo, en los momentos de guerra.

“Ellos visitaron muchos frentes de guerra, interpretaron muchas canciones, danzaban entre las tropas en las batallas y esta vez, lamentablemente, entregaron sus vidas dirigiéndose a Siria para apoyar a los militares rusos que junto al ejército de Siria están librando una lucha contra el terrorismo internacional”, aclaró.

Agradeció al pueblo venezolano y aseguró que nunca olvidarán esta actitud de hermandad.

El encargado de negocios de la embajada rusa, Alexey Serendin. Foto: Gregorio Terán, AVN

El encargado de negocios de la embajada rusa, Alexey Serendin. Foto: Gregorio Terán, AVN

Homenaje el próximo 25 de enero

Por otro lado, el ministro Ñáñez informó que el próximo 25 de enero, a un mes del accidente, diferentes agrupaciones entonarán sus voces para recordar a cada uno de los coristas que perdieron la vida.

“El día de hoy es el día de abrazarlos y decirles que estamos dispuestos, con ustedes, a remontar ese dolor. Por eso, el día 25 de enero, así lo ha decido todo el movimiento coral venezolano, se unirán las distintas agrupaciones en todo el país para recordar al Coro del Ejército Rojo, sobre todo para recordar que ellos son también inmortal y que hacen parte de esa inmortalidad”, finalizó.

 

César Liendo. Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

 

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600