Al menos 18 migrantes muertos y casi 80 heridos al intentar ingresar desde Marruecos a territorio español

Foto: Agencias

Al menos 18 personas murieron durante un intento de cruce a la valla fronteriza entre Marruecos y Melilla (ciudad española ubicada en el norte de África, en territorio de Marruecos), según han confirmado a EFE las autoridades locales de la provincia marroquí de Nador, donde se han producido fuertes enfrentamientos entre los migrantes y las fuerzas de seguridad marroquí la mañana de este viernes. Según la ONG Caminando Fronteras, que sigue desde la ciudad marroquí de Nador la evolución del estado de salud de las decenas de migrantes heridos, la cantidad de víctimas mortales es 37.

Texto: Público

Según la información disponible, las victimas han perecido aplastadas y asfixiadas por la multitud tras quedar atrapadas en un desnivel previo a la alambrada, en el lado marroquí, donde se ha formado un gran tapón humano entre la gente que seguía llegando y los que iban cayendo de las alambradas.

También se han contabilizado 76 heridos entre los migrantes, 13 de ellos graves, y 140 agentes marroquíes heridos, cinco de ellos en estado grave. Un millar de personas migrantes han sido detenidas durante la operación marroquí, según fuentes de seguridad de Rabat citadas por EFE, y también se han registrado decenas de migrantes y agentes de la Guardia Civil heridos en el lado español de la valla.

La sección de Nador de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos ha elevado a seis la cifra de migrantes fallecidos y añade a dos jóvenes gendarmes marroquíes entre los muertos, aunque no hay confirmación oficial de Marruecos. Los heridos desbordan en estos momentos el hospital de Nador, blindado por las fuerzas de seguridad, y parte de los heridos han sido trasladados a otro centros hospitalario en la ciudad de Oujda.

Aunque Melilla se encuentra geográficamente en Marruecos, es una ciudad española, por lo que constantemente inmigrantes intentan ingresar a la misma.

Las cifras, aún preliminares y confusas, solo incluyen los heridos en el lado marroquí, donde la mañana de este viernes han intentado aproximarse hacia la valla un grupo de alrededor de 2.000 personas, la mayoría de Sudán y Chad, según diversas fuentes consultadas.

130 de ellos han logrado cruzar la valla fronteriza de Melilla en el que ha sido el primer intento de salto de un grupo numeroso desde que España y Marruecos dieran por cerrada su crisis diplomática a cuenta del Sáhara Occidental y volvieran a cooperar en materia migratoria.

Posibles solicitantes de asilo

Se trata de nacionalidades que no eran habituales en los alrededores de Melilla, aunque la presencia de personas procedentes de Chad, Níger, Sudán y Sudán del Sur ha ido aumentado en los últimos meses en la zona, según varias organizaciones consultadas, entre ellas, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que apunta que son perfiles que potencialmente merecedores de protección internacional debido a los conflictos armados y los golpes de estado recientes en la mayoría de esos países.

La ADHM ha publicado un vídeo que muestra a decenas de personas tumbadas en el suelo, apiladas unas sobre otras, algunas heridas, cerca de la valla y custodiadas por agentes marroquíes.

El número de personas que ha logrado llegar hasta las alambradas ha ido variando desde unas 400, según la primera versión de la Delegación del Gobierno en la ciudad, hasta 500, según una actualización posterior, en la que cifra en 133 personas migrantes las que han llegado al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla, donde otros compatriotas que ya estaban allí alojados han salido a recibirles y a ayudarles.

El intento, según distintas fuentes, ha estado marcado por una gran violencia policial, sobre todo en el lado marroquí, donde han producido auténticas batallas campales en los montes cercanos a Melilla durante los días previos, y también cerca del perímetro fronterizo la mañana de este viernes.

Más de cien heridos en el lado español

La violencia también ha sido intensa en la parte española del vallado. La Delegación del Gobierno añade que 57 migrantes han resultado heridos de diferentes consideración y tres de ellos han sido atendidos en el Hospital Comarcal, aunque no precisa la gravedad de las heridas.

Un amplio despliegue de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local, compuesto por un helicóptero y más de una decena de patrullas de seguridad, ha intentado bloquear los intentos de cruce. Han empleado la fuerza contra las personas migrantes y han lanzado gases lacrimógenos durante los enfrentamientos, en los que se han producido lanzamiento de piedras y palos por parte de los migrantes que intentaban acceder, según la Delegación del Gobierno.

Durante el operativo, 49 agentes de la Guardia Civil han resultado heridos leves y cuatro vehículos han sufrido daños en la carrocería y rotura de lunas por el lanzamiento de piedras. Las autoridades han explicado que el salto se producido en el puesto fronterizo del Barrio Chino, actualmente inoperativo desde el inicio de la pandemia, donde en el lado marroquí se levantan alambradas con concertinas y un foso.

Parte del grupo que ha conseguido sobrepasar el bloqueo de las fuerzas marroquíes ha sorteado la alambrada desde el tejado del puesto y cruzar a la ciudad autónoma. La Delegación del Gobierno asegura que el grupo «ha roto la puerta de acceso al puesto de control con una cizalla» y ha logrado saltar por el tejado del mismo. Diferentes vídeos difundidos en redes muestran a una multitud de personas avanzando hacia la valla con palos y piedras, entre granadas de gases lacrimógenos lanzadas por la Policía y la Guardia Civil española. Los fuerzas marroquíes también han cargado contra la multitud y han atacado con piedras a los migrantes, acorralados contra la verja.

Sánchez elogia la cooperación marroquí

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha elogiado la colaboración de Marruecos. «Se ha empeñado a fondo en tratar de evitar este asalto violento, bien organizado, bien perpetrado y bien resuelto por parte de los dos cuerpos de seguridad», ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo Europeo de Bruselas, unas declaraciones realizadas antes de conocerse el número de víctimas mortales, a lo que aún no ha reaccionado el Gobierno.

La alarma anti intrusión de la Comandancia de la Guardia Civil saltó pasadas las 6.30 horas de la madrugada, cuando las cámaras detectaron un grupo de alrededor de 2.000 personas que se aproximaban a la verja, según las autoridades. Las fuerzas marroquíes, en coordinación con las españolas, no lograron frenar el avance y alrededor de 1.500 personas siguieron acercándose.

La sección de Nador de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) confirma redadas en los montes y el traslado al hospital de Nador de un gran número de migrantes y policías heridos durante la jornada del jueves. Actualmente, según varias fuentes en terreno consultadas, el hospital permanece cerrado a las organizaciones, por lo que se desconoce el numero de heridos de este viernes, aunque varias fuentes apuntan que está «desbordado».

La AMDH destaca el clima de violencia, también por parte de unos migrantes que llevan tiempo siendo hostigados por las fuerzas marroquíes, con redadas en los bosques y en las casas, deportaciones hacia el sur del país o a la frontera con Argelia. Todo a raíz de los últimos acuerdos entre España y Marruecos para sellar la crisis diplomática, que se ha saldado con el reconocimiento de Madrid de las pretensiones de Rabat para la solución del conflicto en torno a la excolonia española: la integración de los territorios saharauis ocupados en el Reino de Marruecos con un cierto nivel de autonomía.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios