Reconocen labor de trabajadores de la Biblioteca Nacional en resguardo de memoria documental de Venezuela

Foto: Archivo

Trabajadores de la Biblioteca Nacional de Venezuela fueron reconocidos este viernes por sus años de servicio y por su compromiso con las labores desempeñadas en la institución, pieza fundamental en la preservación del acervo documental del país.

Texto: Prensa IABNSB

En un acto realizado en la sala Juan Bautista Plaza, ubicado en el Foro Libertador, 183 trabajadores de la biblioteca recibieron distinciones, de acuerdo con el patrón de quinquenio. Así, fueron reconocidos servidores con 5, 10, 15, 20, 25, 30 y 35 años de labores.

También fue impuesta la Orden “Mérito al Trabajo” a más de 50 trabajadores por su compromiso con las labores que desempeñan y con la lucha a favor de la clase trabajadora.

La actividad contó con la presencia del viceministro de Identidad y Diversidad Cultural, Oscar Sotillo, quien felicitó a los trabajadores por formar parte imprescindible del quehacer cultural del país y ser los garantes de que la Biblioteca Nacional se mantenga abierta al pueblo.

“Todos venimos de la bibliotecas, del mundo de los libros, hemos tenido un largo recorrido por esas páginas, y siempre, como venezolanos, como caraqueños, tenemos una relación con este edificio gigantesco, con esta esquina de Caracas que tiene tantas cosas históricas que convocan al pueblo”, expresó.

Sotillo resaltó los nexos del pueblo con este espacio dedicado al saber y exaltó el tesón de sus trabajadores, pues mantener abierta esta biblioteca «es un acto de resistencia” ante los ataques que encara Venezuela.

Por su parte, el director general de Biblioteca Nacional, Ignacio Barreto, indicó que en el acto no solo se reconoce el desempeño profesional sino la calidez humana del trabajador bibliotecario.

‘‘Son ustedes quienes hacen que día a día la Biblioteca Nacional ponga a disposición del pueblo lector e investigador la memoria viva de la patria’’, expresó.

De acuerdo con Barreto, los trabajadores del área bibliotecaria tienen una sensibilidad especial, que los lleva a identificarse con su labor y a defender los espacios para la promoción del conocimiento, como hizo el trabajador de la Biblioteca Nacional que consiguió, en la avenida Fuerzas Armadas, en Caracas, un libro de Alberto Arvelo Torrealba dedicado en puño y letra al maestro Vicente Emilio Sojo, y lo llevó a la institución para evaluar el ejemplar y determinar la autenticidad del mensaje.

Quienes integran la biblioteca más importante de Venezuela conforman “una familia que seguirá trabajando para preservar la memoria viva de un pueblo”, expresó.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en