Teatro contra la violencia patriarcal se realizará este domingo en el Eje del Buen Vivir

Eje del Buen Vivir (Archivo)

Gabriela Mari, directora y actriz de teatro del colectivo teatral «Del Timbo al Tambo» y facilitadora del laboratorio creativo «Grupo de Teatro 8 de Marzo» del colectivo feminista Tinta Violeta, invita este domingo 14 de abril a las 5 de la tarde al ejercicio teatral sobre violencia machista y patriarcal, que se realizará en el  Eje del Buen Vivir, detrás del Museo de Ciencias.

Texto: Alba Ciudad (LBR)

Mari señaló, en entrevista en el noticiero Cultura al Día de Alba Ciudad, que el laboratorio teatral «busca empoderar a las mujeres y liberarnos, no solo a las mujeres sino también a los hombres, que también son víctimas de  la violencia machista en el sistema patriarcal en el que vivimos todos y todas».

El laboratorio «8 de Marzo» surgió por un grupo de mujeres sociólogas nicaragüenses que se juntaron, en un principio por diferentes expectativas sociales. Desde el colectivo venezolano Tinta Violeta, en su proyecto Amada, «conmemoramos a esta agrupación por tan hermosa labor, porque a través del teatro forman e informan, porque la información libera».

«Son un grupo de teatro estable con la sensibilidad feminista», explicó.

A Gabriela Mari le parece un valor agregado que no sean artistas de la academia, sino mujeres con sensibilidad social quienes se movilizaron para llegar a personas que no tenían las condiciones o quienes vivían en espacios vulnerables donde eran violentadas, explotadas y no tenían acceso a la información. «Esta es una responsabilidad de todas las artes: promover la información y transformar».

«Hacemos un teatro que se acerca más a lo que somos», explicó.

Se cuenta con un grupo de adolescentes y jóvenes, un señor adulto y varias adultas mayores entre otros participantes,  algunas interesadas en emprender en el teatro y otras no.

«No estamos hablando de algo que deberíamos ser, sino de lo que somos y de lo que queremos dejar de ser, de repetir y de multiplicar. En este ejercicio teatral expresamos y exponemos unas situaciones muy tristes y dolorosas, con jocosidad, que tiene un desenvolvimiento hacia donde queremos ir», explicó. «Queremos un mundo mejor, justo, sin discriminaciones. Que el feminismo se direcciones hacia allá, que todos y todas seamos felices y con armonía».

Indicó que el taller se efectuó en 4 días, desde las 9 de la mañana a las 4 de la tarde, y pidió a quienes asistan tener en cuenta que «aquí no se están midiendo las virtudes y herramientas de un actor o una actriz profesional, sino de jóvenes quienes, a partir de un taller, se dieron cuenta muchas de ellas de que estaban siendo violentadas», y que la violencia psicológica está tan normalizada que muchas se dieron cuenta de que habían sido víctimas de la misma sin percatarse.

«Nosotros tenemos que hacer nuestro teatro, el de nosotros y nosotras, porque ¿hasta cuándo van a hablar de una sociedad que visibiliza a las mayorías? Es otra violencia más», explicó.

Gabriela Mari explicó que ella no es dramaturga, pero tuvo que estudiar, aprender y orientarse con dramaturgos y dramaturgas para escribir muchas de las obras de su grupo.

María Laura Cano, periodista y coordinadora de prensa de Alba Ciudad, quien es una de las participantes en el taller, expresó que las historias de las mujeres y hombres que formaron parte del laboratorio creativo coinciden,lo que quiere decir que la lucha feminista, de género y la lucha por la reivindicación delos derechos de las mujeres se ve reflejada en cualquier etapa de vida de las mujeres.

«Me encanta del teatro es que sea una manera de comunicar historias y nos permita conectarnos con el público, porque no existe una distancia tan grande entre lo que queremos expresar y lo que el público va a disfrutar».

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en