La Casona Cultural fue sede de un encuentro peruano-venezolano de literatura

Fotos: Mariana Rodríguez

Este viernes se llevó a cabo en las instalaciones de la Casona Cultural Aquiles Nazoa, en el estado Miranda, el Conversatorio sobre el Inca Garcilaso de la Vega, César Vallejo, Aquiles Nazoa y su influencia en la literatura peruana y venezolana actual.

Texto: Prensa MPPC

El acto formó parte de las actividades relacionadas al Día Internacional del Libro, contó con la presencia del embajador del Perú en Venezuela, Librado Augusto Orozco Zapata, junto al viceministro de Fomento de la Economía Cultural, y presidente del Centro Nacional del Libro, Raúl Cazal, el presidente de la Fundación Biblioteca Ayacucho, Luis Alberto Crespo y el periodista Roberto Malaver, entre otros.

En ese sentido, el viceministro comentó que «con César Vallejo tenemos mucha empatía, sus escritos que nos deja, su canto, el siempre ha tenido esa virtud en sus palabras su ejemplo de lucha, de consistencia, nunca ha sido de tipo panfletario, le dio una nueva forma a la poesía, a la literatura, nos dejó un sendero y una manera de hacer poesía a como siempre la hemos visto».

También relacionó a la recordada escritora venezolana  teresa de La Parra, (quien también falleció un 23 de Abril) sobre sus obras en la cual critica el patriarcado, en su estilo, como en parte se aprecia en las críticas hechas por Vallejo en otros de sus relatos. «Perú se acerca a Venezuela con su cultura».

El representante diplomático de la nación Inca recordó al momento de reestablecerse las relaciones con Venezuela, la materia cultural ha crecido en los intercambios en estos últimos meses, «unas de las primeras actividades que hice cuando llegué a este país fue visitar al ministro Ernesto Villegas, hoy tenemos el tema el Día Internacional del Libro y es una ocasión para resaltar a nuestros escritores».

Orozco Zapata también reconoció a dos de autores de su país como el Inca Garcilazo, quien también falleció un 23 de Abril, al igual que sus colegas William Shaspeskeare y Miguel de Cervantes por el aporte que dio a la lengua española, ayudó a conectar las emociones con las ciencias cultural y en el caso de Venezuela en fortalecer las multirrelaciones.

«En el caso de Vallejo, el nace todos los días, nosotros los peruanos tenemos en nuestro espíritu, siempre decimos sus frases, representa el alma popular del peruano, para nosotros es un gran orgullo que tengamos a este poeta universal», resaltó el embajador.

Por su parte, el director editorial de Biblioteca Ayacucho, Jesús León comentó que «otro autor que falleció un 23 de Abril fue el maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa, por eso más allá de todo es propicio resaltar esta fecha».


A su juicio el Inca Garcilazo fue el gran exponente cultural que existió luego de la invasión española, él supo defender en el mismo idioma su visión ante los españoles, quienes venían a llevarse nuestros recursos y tenernos de súbditos, además de imponernos la religión católica, «traían la espada y la cruz, además de ponernos el idioma español que era un arma tan devastadora en la colonización como una espada, arropando y venciendo a los idiomas indígenas».

El presidente de la Biblioteca Ayacucho, Luis Alberto Crespo, sostuvo que «ellos nos impusieron su lengua mientras nos colonizaron». Además expresó que «si no hablamos de nuestro pasado no podemos entender nuestro presente».

Agregó que «el irrespeto de las lenguas indígenas que los colonizadores hicieron, fue también fuerte el ataque hacia la cultura, César Vallejo se lo hizo ver con el idioma español, quien trató plasmar en este lenguaje la sociedad peruana y su contenido mismo».

Desde Perú, el consultor editorial Hans Herrera, vía Zoom, expuso que «César Vallejo no fue muy reconocido en vida intenacionalmente, debido a que en su mejor momento estaba la segunda Guerra Mundial y la gente no estaba para la literatura en esos momentos, pero luego fue reivindicado en la siguiente generación después que fue en la de los 50».

Seguidamente el experimentado periodista Roberto Malaver recordó también el legado dejado por Aquiles Nazoa «tuvo una fortaleza increíble como era la rapidez de su imaginación mental, inclusive para hacer poesía, que nunca se metía en temas políticos».

También recordó a su hermano Anibal en sus días en que ambos trabajaron juntos, cuando el hoy conocido Malaver iniciaba su carrera periodística y de los consejos que recibió «siempre tenía conversaciones muy amenas con él, siempre tenía una capacidad de respuesta, que uno la imagina la quisiera, me preocupa que esta generación del país se olvide de Aquiles y de Anibal, por todo lo que ellos nos dejaron a la cultura, inclusive en la Biblioteca Nacional hay bastante material guardado de los discursos hecho por ellos, en el caso de Aquiles su obra «Del humor al amor» que siempre lo hizo con humor y con amor del mundo».

Malaver también rememoró a Earle Herrera quien este sábado también hubiese cumplido 73 años de edad.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios