El espíritu de Guaicaipuro se plasmó en una obra de arte

Palmeras doradas. Jaguar de cemento. Murales de la batalla de Carabobo y el indio Guaicaipuro. Todas estas son estructuras que desde hace unos meses sorprenden a los conductores de la otrora autopista Francisco Fajardo, pero que desde que se le cambió el nombre por el del cacique indígena ha tenido modificaciones en su paisajismo.

Texto: Últimas Noticias

Detrás de todas esas obras está el artista oriental Juan Rodríguez, quien diariamente no solo se dedica a terminar de esculpir al jaguar que acompaña al guerrero sino que también supervisa el montaje de Guaicaipuro en la transitada vía que ahora lleva su nombre.

Oriundo de El Tigre, Rodríguez comentó que tiene seis meses trabajando en el paisajismo de la autopista. Este también ingeniero civil hizo su primer trabajo frente al Palacio de Miraflores, al encargarse de la reestructuración de la plaza Santiago Mariño. “Me contactaron porque querían algo diferente, algo no cotidiano. Esta es la primera escultura en Latinoamérica del cacique Guaicapuro. Para ello, hice la investigación del personaje, y me inspiré en la escultura 3-D móvil Hombre y mujer, que hay en Dubai y creé esta obra que se llama El cacicazgo, que significa jefe de jefes”.

Los materiales
Además del jaguar, para acompañar la escultura se hicieron petroglifos alrededor del área con símbolos de los tiempos en los que vivió el cacique. Rodríguez tiene seis meses trabajando en el proyecto de la autopista completa y tres meses en el indio.

La obra de arte mide 21,50 metros y está hecha con seis toneladas de hierro forjado. “Cada pletina tiene diferentes medidas en las que trabajan a diario cinco soldadores. El hacha en la espalda la saqué totalmente proporcionada a lo que iba a hacer la figura. Estamos hablando que equivale a la altura de un edificio de siete pisos”, explicó el artista.

El también director del conglomerado industrial del movimiento Paz y Vida de El Tigre comentó que el jaguar está hecho con cemento con polvo de mármol. Y se coloreará con pintura a prueba de agua. “Al igual que las palmeras doradas y el indio, todo está hecho con materiales resistentes al clima y al paso del tiempo. Asimismo, todo tiene luces amarillas para resaltar el color de las piezas”.

Explicó que el predominio de lo dorado tiene que ver “con lo que vivieron los indios con la llegada de los conquistadores, quienes solo querían el oro de sus tierras. Y como lucharon por defender lo suyo, quise enfocarme en sacar a relucir lo magnífico y grandioso que fue y es Guaicaipuro”.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios