Simón Bolívar y su perro Nevado

Según las leyendas históricas plasmadas por Tulio Febres Cordero, el 10 de junio de 1813, un hacendado del pueblo de Mucuchíes, ubicado en los páramos de Mérida en Los Andes venezolanos, le obsequia al Libertador Simón Bolívar un perro de la raza mucuchíes. Durante la Campaña Admirable de 1813, el Libertador pretendían ingresar a la Hacienda Moconoque (cerca del pueblo de Mucuchíes) en busca de resguardo y alimentos, pero es confrontado por un perro. Bolívar, al ver la valentía del animal, le pregunta a don Vicente Pino, dueño de la hacienda, si le puede conseguir un cachorro y éste le regala el perro. Bolívar le coloca el nombre de “Nevado”, por su frondoso pelaje de color negro salpicado con manchas blancas. A partir de ese momento, Nevado acompañó a Bolívar en todas sus campañas militares e, incluso, a través de la Cordillera de Los Andes.


Texto: Prensa MPPC

En ocasiones Nevado era cuidado por un indio llamado Tinjacá al que los demás oficiales del Libertador apodaban «El Edecán del Perro». Bolívar aprendió de Tinjacá los silbidos para llamar al perro.

El 3 de febrero de 1814 en la Batalla de La Puerta, Nevado y Tinjacá fueron apresados por Boves, pero afortunadamente lograron escapar poco tiempo después.

Nevado murió atravesado por una lanza en la Batalla de Carabobo, el 24 de junio de 1821. Tinjacá también falleció en esta batalla mientras intentaba salvar al perro. Simón Bolívar se acerca a Tinjacá antes de que muriera y este le expresa; “Mi general, nos han matado al perro”.

En la actualidad existe en el poblado de Mucuchíes, en su Plaza Bolívar, un monumento en honor al Indio Tinjacá y al perro Nevado.

El perro mucuchíes es la raza canina oficial de Venezuela.

Cachorros mucuchíes

Suscribirse
Notificar en
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
mia celeste
mia celeste
1 mes atrás

me encanta