Enfrentamientos en Petare fueron planificados como distracción para facilitar el golpe, confesó uno de los implicados (+Video)

La balacera y los supuesto enfrentamiento entre líderes y bandas criminales ocurridos el pasado fin de semana en Petare, estado Miranda, tuvo como intención distraer a las fuerzas de seguridad del Estado para poder ejecutar la incursión de mercenarios por Macuto (estado La Guaira), reveló José Alberto Socorro Hernández, alias Pepero, uno de los detenidos y encargado de la logística en tierra del intento de golpe de Estado. Así pudo verse en un video con su testimonio, presentado este miércoles por el Presidente venezolano, Nicolás Maduro, en una conferencia de prensa. Socorro Hernández recibió las órdenes de un agente de la DEA (Oficia de Administración para el Control de Drogas​ de Estados Unidos, por siglas en inglés), llamado Orlando Laufer.

Texto: AVN y Alba Ciudad

Laufer le instruyó a «Pepero» armar caos en varias zonas populares de Caracas, con el apoyo de otros narcotraficantes contactados bajo amenaza de la referida oficina estadounidense, precisó en su testimonio presentado este miércoles por el presidente Maduro.

“Por eso contacté a Richard Camarano, que es socio amigo del pran Wilexis que maneja las bandas en Petare, para crear un supuesto enfrentamiento entre bandas con armas de guerra, sin ninguna baja, para sostener la distracción de los cuerpos de policiales del Estado y así mostrar su ineficiencia, y nosotros poder llegar con éxito a los objetivos que teníamos planteados con los grupos paramilitares que iban a desembarcar en La Guaira”, detalló.

Confiesan que la DEA ordenó a bandas en Petare enfrentarse como distracción previa al golpe
Mire este video en Youtube.

Los días 1, 2 y 3 de mayo la población del sector popular de Petare, uno de los barrios más grandes de Suramérica, fue estremecida por continuos disparos de armas de guerra, incluyendo fusiles de asalto, ocurridos principalmente en horas de la tarde y noche. Según diferentes periodistas de sucesos, se trataba de un «enfrentamiento» entre las bandas de «Wilexis» y «El Gusano» por el control de la zona. No hubo reporte de muertos tras los continuos enfrentamientos.

Los disparos de fusil se escuchaban en urbanizaciones más alejadas, como La Urbina, El Marqués, El Llanito, La California, El Encantado e incluso en Los Ruices y Los Dos Caminos, y generaron varios días de cacerolazos de los propios habitantes de Petare en protesta por la balacera.

Maduro explicó que Socorro Hernández, alias Pepero, fue agente de la DEA por muchos años, y en la reciente frustrada incursión por las costas venezolanas, fue “el jefe logístico de toda la operación”.

El Jefe de Estado venezolano ordenó al ministro de Relaciones Interiores, Néstor Reverol, que hay que ir con todo contra esas bandas. «Este es el momento», indicó.

Orlando Laufer ya trabajaba para la DEA en 2001

Por otro lado, Orlando Laufer es descrito por algunos medios como un cazarecompensas y exintegrante de la entonces llamada Policía Técnica Judicial (PTJ) de Venezuela, hoy Cicpc. Ya en 2001 El Nuevo Herald decía que era un «agente encubierto de la DEA».  Tuvo participación en la captura de Vladimiro Montesinos en Venezuela en 2001, razón por la cual fue uno de los que solicitó el pago de la recompensa. Afirma que él fue quien suministró los datos a la periodista Patricia Poleo para un artículo escrito por ella en aquel momento sobre la ubicación de Montesinos, que le permitió ganar el premio Rey de España en 2001.

La DEA fue el cuerpo operativo de la fallida incursión terrorista

En ese sentido, el Dignatario venezolano explicó los vínculos directos de la DEA en el fallido plan, que tenía como objetivo generar violencia, asesinatos selectivos y secuestrarlo para posteriormente llevarlo a EEUU, al tiempo que resaltó que dicha instancia norteamericana fue la que, a través de carteles de la droga en Venezuela y el país vecino, constituyó la parte operativa de la conspiración, con la articulación de Pepero en la región central.

Indicó Maduro que la DEA no tiene como sus agentes a quienes luchan contra el narcotráfico, sino «a los capos de la droga».

El Jefe de Estado además alertó que los narcotraficantes relacionados por Pepero y la DEA asemejan ser empresarios y manejan importantes medios materiales como yates y mansiones. Algunos fueron señalados por Pepero en su declaración y están detenidos varios cómplices, agregó.

“No son empresarios nada. ¡Son agentes de la DEA, narcotraficantes en Venezuela! La DEA les protege la ruta del narcotráfico. Están presos, eran los colaboradores directos de este señor, alias Pepero. Están presos todos los que pusieron camionetas, carros, cómplices directos. Todos sabían para qué eran, y muchos de ellos eran el sustento de las redes de narcotráfico y se presentaban como empresarios”, subrayó Maduro.

De igual forma, apuntó al gimnasio del Centro Comercial de Cerro Verde, Los Naranjos, donde comenzaron a articular la incursión y cómo ejecutaría el contrabando de droga, una vez consumado el plan. Los narcos señalados por Pepero también frecuentaban fiestas y participaba en orgías.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en