Cinemateca en dos líneas: cine y formación

La Fundación Cinemateca Nacional se caracteriza por ser un espacio para el reencuentro con la historia nacional y su objetivo fundamental es custodiar, conservar y restaurar el Patrimonio Cinematográfico de la nación, una contribución “incalculable e incuantificable”, así lo refiere Vladimir Sosa Sarabia su actual presidente. “Con 55 años de existencia es una de las instituciones culturales más antiguas del país, más de medio siglo custodiando el cine venezolano, contando con profesionales dedicados exclusivamente al cuido de las obras, de nuestra memoria”.


Texto: CiudadCCS

A pesar de las restricciones por la pandemia, la institución nunca se ha detenido y actualmente está mucho más ligada al uso de las diversas plataformas digitales para continuar con la difusión del arte cinematográfico venezolano, latinoamericano, caribeño y del mundo de todos los tiempos, convirtiéndose así en un importante exhibidor alternativo de grandes producciones audiovisuales.

Patrimonio fílmico

Con una memoria histórica de los últimos cien años, el Archivo Fílmico de la Cinemateca Nacional resguarda la inmensa mayoría de nuestra historia cinematográfica. “Es una gran responsabilidad que solo puede llevarse a cabo con un profundo amor por nosotros mismos, por nuestra identidad”.

Preservar esta memoria fílmica representa un arduo trabajo y es que uno de los principales enemigos, es el tiempo. Estos archivos audiovisuales están registrados durante más de un siglo en un fotoquímico muy sensible al paso de los años. Sin embargo, la Cinemateca Nacional ya se plantea algunas estrategias para continuar con la conservación de la historia de la imagen en movimiento venezolana.

“El fílmico no va durar 500 años; el trabajo de un técnico fílmico es dilatar, retrasar los más posible ese deterioro que es inminente. Para ellos se vale de técnicas de conservación y espacios de almacenaje controlados en temperatura y humedad. Esto no implica que las obras se van a perder, la idea es transferir las obras a formatos actuales; que luego implican otras maneras de almacenado y conservación diferente, eso que llaman digitalización; que no es un proceso sencillo, ni económico”.

DEDICADOS AL CINE HISTÓRICO
¿Y cómo no?, al tener a su cargo el Archivo Fílmico del país, en pleno año conmemorativo y con una memoria cinematográfica de más de cien años, la Fundación está sumamente dedicada al cine histórico, tanto en su programación de Salas como en los conversatorios realizados cada semana vía on-line.

FORMACIÓN FÍLMICA
Además de conservar y difundir el cine en toda su pluralidad, la Fundación Cinemateca Nacional de Venezuela promueve la formación, el conocimiento y el saber de todo lo referente al séptimo arte.

“Tenemos dos líneas principales de formación, una dedicada al hacer cine y audiovisuales, que busca ser un punto de apoyo para estudiantes de las escuelas o las universidades dedicadas a la formación cinematográfica y audiovisual en general o al público en general que no necesariamente quiera participar de procesos largo de formación pero está interesado en aprender a escribir un guion, edición o animaciones; y la otra, dedicada al espectador, es decir, ver el cine; donde dictamos talleres de análisis, apreciación o cultura cinematográfica. El audiovisual es un lenguaje, nuevo y complejo, y la gente tiene que aprender a leerlo, intentamos darles las herramientas necesarias para ir al encuentro con este lenguaje y decodificarlo, asimilarlo y disfrutarlo, siendo consciente de lo que le están diciendo”.

Igualmente, avanza con la creación del Diplomado en Conservación y Preservación Audiovisual, que busca formar a una nueva generación de restauradores y técnicos fílmicos. Se prevé iniciar la convocatoria durante este mes de julio y para ello pone a disposición sus cuentas en redes sociales para postularse y vivir la experiencia.

Nailet Rojas
Ciudad CCS

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios