Culminó con éxito el Foro Internacional Carabobo Siglo XXI «los desafíos de la independencia»

Foto: Centro de Estudios Simón Bolívar

Culminó con éxito el ciclo de exposiciones realizadas durante tres días en el Foro Internacional Carabobo Siglo XXI «Los desafíos de la independencia», que se realizó de manera digital bajo la conducción de la directiva del Centro de Estudios Simón Bolívar (CESB).

La última jornada del foro la inició como moderador el presidente del CESB, Alejandro López, quien presentó a la historiadora María de Jesús Daza, quien expuso que «Bolívar renace día a día en manos de cultores y artesanos».

Daza inició comentando que «desde mediados del siglo XX el historiador Mariano Díaz recorrió el país para recolectar el trabajo que estaban realizando los artesanos. Él admitía que la historia no solamente tenía que ser escrita, sino también palpable. Inclusive hoy se lleva al cine la figura de Bolívar. En la segunda década del siglo XXI se ha ampliado la dimensión heroica del Libertador en manos del artesano y del cultor popular, quienes forman y recrean estos procesos históricos afines a ellos, desde su propia visión».

A juicio de la forista, la imagen de Simón Bolívar ha servido, por un lado, para inspirar a los artistas para plasmar la gesta histórica venezolana en  diversas obras y, por el otro como, la misma personalidad del Libertador ha sido llevada inclusive a los altares en muchas de las religiones y en los sincretismos practicados en Venezuela.

«Bolívar se ha convertido en un ícono de los artesanos de todo el continente, por cada camino que recorrió el dejó un recuerdo, desde Venezuela hasta Quito, pasando por Bogotá llegando al Alto Perú; Bolívar es reflejado en construcciones lúdicas, tallados, pinturas relacionadas con él, entre ellos las obras del artesano Silvino Rodríguez, ganador del Premio nacional de Cultura 2020, quien hizo una obra de San Miguel Arcángel y Simón Bolívar como los dos protectores de Venezuela», soltó Daza.

La historiadora siguió su exposición indicando que «Bolívar es visto por los artistas como un ser entrañable (…) en Venezuela junto a los santos y a las imágenes; Bolívar es usado por muchos como un santo o un profeta pidiendo la protección para el país o para personalidades».

 

Luego, el profesor Sergio Guerra, desde Cuba, desde el Departamento de Historia de la Universidad de La Habana indicó que «dos cubanos participaron en la Batalla de Carabobo, el 24 de junio de 1821, cuando el mariscal Miguel de La Torre y el Libertador Simón Bolívar llevaron las riendas de este enfrentamiento. El general Manuel Cedeño era originario del lugar hoy conocido como Majagua. Primero participó en la independencia de Haití, luego en la de Venezuela. Sin embargo, hay poca información en Venezuela sobre sus orígenes, aunque en Cuba hay un registro de su nacimiento en 1770, pero no queda claro cómo llegó a Haití y participó junto a Petión en la independencia haitiana».

El historiador siguió su exposición diciendo que «Cedeño partió a Venezuela a unirse a esa causa. «Cedeño no solía presentarse como cubano sino como venezolano, fue uno de los artífices del triunfo, fue muy valiente y obediente caído en batalla y reconocido por Bolívar tras esa batalla».

El otro cubano que estuvo presente en la Batalla de Carabobo, relató Guerra, fue Rafael de la Ceras, quien peleó en la misma, fue reconocido por Bolívar y cayó luego en otra batalla en 1822. Fue un apoyo y una inspiración para que Cuba más adelante pudiese tener su propia independencia. Ambos militares fueron también considerados héroes.

Luego en otro punto, el historiador expuso que la victoria de Carabobo contribuyó a que Panamá se anexara a Colombia y dejara atrás a sus detractores luego de llegar a un acuerdo con el Congreso de Colombia. Inclusive, relató, Santo Domingo pudo haber formado parte de la República de Colombia pero una invasión de Haití a la hoy República Dominicana frenó esa posibilidad de ampliar el territorio colombiano.

La importancia del triunfo en Carabobo, afirmó, fue un proceso expansivo en varias zonas de la región latinoamericana.

Casi simultáneamente, continuó, el general José de San Martín, meses después, sin disparar un tiro, proclamó la independencia de Perú; el rey Joao se marchó de Portugal hacia Brasil habiendo sido traicionado y en 1822 formó el imperio de Brasil, al igual que en la parte baja de Sudamérica donde en La Plata donde los españoles también fueron derrotados en esos meses.

Cerró el foro el profesor Luis Britto García, quien resaltó que la Batalla de Carabobo fue un hito en los procesos que conllevaron a la independencia de Colombia, Panamá y la de Ecuador que en esa época tuvo más territorio que en la actualidad. Recordó que la misma se dio luego del armisticio firmado en 1820, el cual había dejado de tener efecto tras la sublevación hecha en Maracaibo a inicios de 1821, por lo que los realistas querían seguir en sus hostilidades para seguir con el dominio y fue cuando se preparó la estrategia final en esa Campaña de Carabobo.

Britto resumió cómo se elaboró la estrategia para llevar la batalla y la ubicación de las tropas enemigas y de sus respectivos estudios y condiciones que favorecieran a los patriotas para concluir con el triunfo independentista en Carabobo.

Inclusive, afirmó que la Batalla de Carabobo se extendió a triunfos en el ámbito geográfico que logró un territorio fue más extenso que todo lo que corresponde hoy a los países de Europa (exceptuando a Rusia), por lo amplio que es el continente suramericano inspirado en la gesta de Bolívar. Sin embargo Ecuador, Venezuela y Bolivia sufrieron pérdidas de territorio con el pasar del tiempo, por otras disputas.

Finalmente, el presidente del Centro de Estudios Simón Bolívar, Alejandro López, agradeció la participación de los foristas en el cierre del evento, en el cual estuvieron 480 personas entre ellas 40 exponentes y 10 áreas temáticas.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios