Justicia británica rechaza extradición de Julian Assange a Estados Unidos

Un tribunal británico rechazó este lunes la extradición a Estados Unidos del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, acusado por Washington de presunto espionaje e intrusión informática, al considerar que sería perjudicial para su salud mental. La decisión de la jueza Vanessa Baraitser llega tras cuatro semanas de deliberación y, al pronunciar su dictamen en la corte penal londinense de Old Bailey, consideró «demostrado» que el australiano de 49 años presenta riesgo de suicidio y podría quitarse la vida si es procesado en Estados Unidos, sometido a las difíciles condiciones del sistema penitenciario de ese país.

Texto: Telesur y RT

Baraitser argumentó que la extradición sería «opresiva» debido a la salud mental de Assange, a quien describió como «un hombre deprimido y a veces desesperado» que tiene el «intelecto y la determinación» para eludir cualquier medida de prevención del suicidio que tomen las autoridades penitenciarias.

La jueza rechazó casi todos los argumentos del equipo legal de Assange y destacó que las acciones del activista, de ser probadas, «equivaldrían a delitos en esta jurisdicción que no estarían protegidos por su derecho a la libertad de expresión». Sin embargo, enfatizó que Assange sufre depresión clínica, de moderada a grave, que se vería agudizada por el aislamiento que, probablemente, afrontaría en una prisión estadounidense.

«Frente a condiciones de aislamiento casi total […] estoy convencida de que los procedimientos [descritos por las autoridades estadounidenses] no evitarán que Assange encuentre una manera de suicidarse», señaló.

El Gobierno de EE.UU. ha anunciado que apelaría la decisión. Por su parte, los abogados de Assange planean pedir su liberación de la prisión de Londres donde permanece recluido desde hace más de año y medio.

«Gran noticia»

Tras darse a conocer el fallo, Edward Snowden, excontratista de la CIA y de la Agencia de Seguridad Nacional, ha agradecido en su cuenta de Twitter a todos los que han luchado contra una de las amenazas más peligrosas para la libertad de prensa «en décadas», en relación al caso Assange.

Por su parte, el periodista estadounidense Glenn Greenwald calificó el ‘no’ a la extradición de «gran noticia», si bien aclaró que la decisión «no fue una victoria para la libertad de prensa«, sino «todo lo contrario», ya que la jueza «respaldó la mayoría de las teorías del Gobierno de Estados Unidos» y dejó en claro que creía que había motivos para procesar a Assange en relación con la publicación de las filtraciones en 2010.

Por otro lado, el fallo sí representa «una acusación contra el increíblemente opresivo sistema penitenciario de EE.UU.», tuiteó Greenwald, destacando que, en última instancia, «lo que más importa es que Assange sea liberado lo antes posible».

Estados Unidos pide la extradición de Assange para juzgarle por presunta conspiración con el exsoldado estadounidense Bradley Manning (hoy Chelsea Manning) en 2010 y, ahora, también con otros «hackers» entre 2007 y 2015 para obtener y publicar, de manera ilegal, información secreta militar en su portal.

La justicia estadounidense le acusa de 18 delitos de espionaje e intrusión informática, castigados en el país con hasta 175 años de cárcel.

«El mero hecho de que este caso haya llegado a los tribunales, por no decir que se haya dilatado tanto, supone un ataque histórico, a gran escala, contra la libertad de expresión», refirió Kristinn Hrafnsson, directora de WikiLeaks.

López Obrador pide a Reino Unido que libere a Julian Assange y le ofrece asilo político

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró este lunes que el Reino Unido haya denegado la extradición de Assange, a EE.UU. «Celebro, primero, que en Inglaterra se le haya dado protección al señor Assange, que no se haya autorizado la extradición a EE.UU. Creo que es un triunfo de la justicia, celebro que en Inglaterra se actúe de esa forma, porque Assange es un periodista y merece una oportunidad», dijo el mandatario durante su conferencia de prensa matutina, donde añadió que está a favor de que el activista australiano sea indultado.

Asimismo, López Obrador indicó que pedirá al secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, iniciar los trámites correspondientes ante el Reino Unido para solicitar «la posibilidad de que el señor Assange quede en libertad» y que México le ofrezca «asilo político».

«Felicitamos a la justicia del Reino Unido por la decisión que se tomó hoy, nada más que allá fue por la madrugada, pero fue una muy buena decisión; entonces, perdón al señor Assange, indulto y asilo en México, nosotros le damos protección, vamos a hacer esa gestión», enfatizó el mandatario en la rueda de prensa.

Aclaró que será un trámite «con lo que significa el derecho de asilo» y la «tradición» de México de brindar «protección»; pero, al mismo tiempo, «la responsabilidad de cuidar que el que recibe el asilo no intervenga, no interfiera en asuntos políticos de ningún país».

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios