Superado el impasse entre el Poder Electoral y la Unión Europea sobre misión de Observación

Foto: Archivo

Luego de una conversación telefónica sostenida entre el presidente del Poder Electoral, Pedro Calzadilla, y la Jefa de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE-UE) para las Elecciones Regionales y Municipales 2021, Isabel Santos, se da por superado el impasse suscitado en días pasados, a raíz de las declaraciones del Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell.


Texto: Nota de prensa

La jefa de la MOE-UE para el 21N, Isabel Santos, reafirmó el compromiso institucional de seguir las reglas acordadas entre ambas partes para el despliegue de la mencionada Misión en el país, al difundir desde su cuenta Twitter @isabel_mep el siguiente mensaje: “Que nadie tenga duda de que cumpliremos nuestro compromiso de observar el proceso electoral con imparcialidad, objetividad, independencia y no injerencia, honrando el acuerdo administrativo firmado con el Consejo Nacional Electoral de Venezuela y nuestro código de conducta”.

Por la misma vía, Santos informó que el 28 de octubre, al inicio de la campaña de las elecciones regionales y locales, encabezará desde la ciudad de Caracas, el despliegue de 46 observadores de la UE por toda Venezuela. Indicó además que diez miembros de la Misión de Observación ya se encuentran en el país y que el día de las elecciones la misión alcanzará un número de 100 integrantes.

El pasado 29 de septiembre, el Consejo Nacional Electoral y la Unión Europea suscribieron el Acuerdo Administrativo sobre la Misión de Observación Electoral para las Elecciones Regionales y Municipales 2021, con el objetivo de regular las relaciones y responsabilidades entre ambas partes, de cara al mencionado evento electoral.

Posteriormente, el Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell, expresó en declaraciones a medios de comunicación internacionales que la MOE-UE tenía como objetivo acompañar a una parcialidad política del país y que la legitimidad de las próximas elecciones estaría supeditada al informe que presente esta misión. Tales afirmaciones produjeron el rechazo de distintas instancias del Estado Venezolano, especialmente de las autoridades del CNE, quienes exigieron una rectificación pública, recordando a la Instancia Internacional los términos del acuerdo suscrito con anterioridad, que involucran la obligatoria conducta de imparcialidad, así como los principios de no injerencia, respeto a la soberanía y autodeterminación nacional.

Esta decisión se corresponde con el compromiso del CNE de coadyuvar en el entendimiento entre los actores políticos, en el marco de los procesos de diálogo iniciados en el país, destinados a afianzar la estabilidad política, de allí la importancia que el Poder Electoral ha dado a propiciar una amplia presencia de organizaciones y organismos extranjeros en los venideros comicios bajo los principios constitucionales y legales que rigen el ordenamiento jurídico venezolano

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios