Intelectuales analizaron los desafíos que plantea el Covid-19 y la urgencia de nuevo mundo (+Video)

Este jueves 4 de junio se llevó a cabo el segundo encuentro virtual «Voces Múltiples en REDH», espacio que lleva a cabo la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad (REDH) para abordar los retos actuales que enfrenta el mundo, especialmente ante la pandemia del Covid-19. Esta oportunidad contó con la participación del sociólogo y escritor argentino, Atilio Borón; la socióloga y analista internacional ecuatoriana, Irene León; el investigador del patrimonio cultural estadounidense, James Early, y el ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, en calidad de moderador.

Texto: Prensa MPPC

Los intelectuales coincidieron en que la pandemia ha develado al mundo el fracaso de los gobiernos neoliberales, quienes han sido incapaces de atender correctamente la crisis generada por el coronavirus. Asimismo, resaltaron el papel fundamental que juegan las masas populares en las luchas actuales y en la posibilidad de crear un mundo diferente al capitalista.

El video empieza en el minuto 26:56

EN VIVO: VOCES MÚLTIPLES EN REDH - LA PANDEMIA Y DESPUÉS
Mire este video en Youtube.

En ese sentido, aseguraron que es necesario aprovechar esta coyuntura actual para abrir paso a la construcción de un modelo socialista, basado en la solidaridad, el humanismo, el respeto y la cooperación entre las naciones.

Política desatinada

El sociólogo y escritor argentino, Atilio Borón, señaló que la coyuntura por la pandemia del Covid-19 ha evidenciado que dejar en las manos del mercado o el capital la atención de la salud pública es una política completamente desatinada. Ejemplo de ello, citó el caso de Ecuador, cuya política genocida y neoliberal de Lenín Moreno, ha propiciado la muerte de miles de ciudadanos.

Por el contrario, aseveró que las cifras han dado visiones claras de que aquellos países que hicieron de la atención pública una política esencial del Estado, como en Venezuela o Cuba, que han tenido un importante éxito en torno a la contención de la pandemia.

Resaltó la importancia de la presencia organizada de las fuerzas populares en las calles, tal como ocurre en Venezuela como la Milicia Nacional Bolivariana, que no solo permite disuadir a cualquiera que intente atacar al país suramericano, sino que, además, esta estructura popular, en el caso de la pandemia, cumple un papel importante para diseminar información y fortalecer esfuerzos para prevenir más contagios

Asimismo, aseguró que se ha generado el encabalgamiento de tres crisis distintas en Estados Unidos: primero, la pandemia; segundo, la depresión económica, producto del Covid-19 y las malas políticas del Estados, y, por último, la resurrección de manifestaciones populares como las que marcaron esta nación hace más de 50 décadas.

También subrayó que el mundo post pandemia tiene que estar marcado por una fuerte presencia del Estado y la reversión del desequilibrio del neoliberalismo, que hizo que los mercados asumieran la conducción del campo social y político.

Además, resaltó la necesidad de aprovechar las plataformas tecnológicas para potenciar la lucha en las calles y la organización, en una especie de “asociativismo digital” pues, si no se afianza el proceso de democratización de los medios de comunicación, es imposible avanzar en la construcción del socialismo.

Momento desafiante

La socióloga y analista internacional ecuatoriana Irene León aseguró que actualmente el mundo está frente a un momento desafiante y bastante complejo, nunca antes experimentado. Aseveró que esta pandemia del Covid-19 ha sacado a la luz no solo la ineficiencia de los Estados neoliberales, sino también hechos de corrupción en torno a la distribución de material de prevención del coronavirus y la desigualdad en el acceso a medicinas y pruebas de detección del virus.

Igualmente, enfatizó que ha quedado al descubierto de forma descarnada el conflicto entre el capital y la vida, donde en países neoliberales privilegian la economía frente a los seres humanos.

No en vano, señaló que han surgido y tomado fuerza movimientos populares que luchan contra esa frialdad del capitalismo. Por ello, destacó la necesidad de seguir impulsando estas estructuras, especialmente en Latinoamérica, para avanzar en la reivindicación de políticas públicas que respeten la vida en la región.

Destacó el fenómeno que se ha producido en países como Cuba y Venezuela, que tienen políticas públicas para garantizar la atención y el bienestar de sus ciudadanos, a pesar del bloqueo, hecho que para León debe ser objeto de estudio y referencia para las demás naciones.

Incluso, recalcó que en el país suramericano migrantes están regresando a Venezuela en masas, luego de ser engañados por la derecha para salir del país y enfrentar la dura realidad neoliberal de los Estados a los que decidieron irse.

Estructura de clases y racismo

Por su parte, el investigador del patrimonio cultural estadounidense James Early se refirió a la crisis de gobernanza que enfrenta actualmente la nación norteamericana, donde el coronavirus demostró una estructura de clases conectada al racismo y al machismo.

Al respecto, precisó que en EEUU las personas que han resultado más afectadas por la pandemia son los afroestadounidenses, los latinoamericanos y las mujeres, quienes representan un alto porcentaje de la clase trabajadora.

Indicó que la lucha que se ha desatado contra la pandemia y contra el racismo ha avivado un proceso de proactividad en la población, especialmente en los jóvenes que se están familiarizando con la posibilidad de un modelo político más humanista y solidario, en rechazo al abuso de las fuerzas de seguridad y a la ineficiencia del modelo capitalista.

Subrayó que el coronavirus además ha revelado la vulgaridad de la dominación estadounidense, que está buscando de manera desesperada crear una vacuna, pero no para ayudar a los otros países, sino para hacer de la vacuna un negocio. Todo lo contrario, al planteamiento del Gobierno y del pueblo de Cuba, que ofrece una ética y una política sanitaria y solidaria al mundo.

En este sentido, enfatizó que es necesario aprender de ese modelo que desarrolla la nación cubana, que con ética y pese a las diferencias políticas, brinda oportunidades a otras naciones para avanzar como humanidad.

También, aseguró que esta coyuntura abre paso a un proceso de buscar nuevas posibilidades de gobernanza, especialmente en EEUU, porque, aunque el capitalismo no va a caer, es posible desarrollar reformas más progresistas y avanzar en políticas internacionales, alrededor de la prevención de pandemias y otros modos de cooperación mundial.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios