Clodovaldo Hernández: El caso Julián Assange es una persecución imperial (+Audio)

Para el periodista Clodovaldo Hernández, en el caso Julián Assange se ha efectuado una persecución imperial en su contra. Aunque pueden haber diferencias en si se le considera un periodista o un traficante de información, logró poner a la disposición de todo el público una cantidad de información que viene de las clases hegemónicas y núcleos imperiales del mundo, «el equivalente al imperio romano en su tiempo». Destacó que Assange y los responsables de Wikileaks son los principales perseguidos políticos del mundo.

Texto: Alba Ciudad (Angie Vélez)

Escuche o descargue el audio

Así lo detalló en el programa Dos dedos de Frente, de Alba Ciudad 96.3 FM, conducido por el periodista Iván Padilla Bravo. “Países como Estados Unidos o los países europeos hablan sobre Venezuela como un país de perseguidos políticos pero el principal perseguido político del mundo es Assange, además de los que están vinculados al caso de WikiLeaks y los que estuvieron en los cuerpos de seguridad de Estados Unidos, que filtraron la información”.

Aseguró Hernández que todo el grupo antes mencionado, solo por difundir una información, está siendo perseguido de una forma tal, que hasta les puede costar la vida. El solo hecho de que la policía británica haya entrado a la sede de la embajada de Ecuador con la autorización del presidente Lenín Moreno y haya sacado de allí a Juan Assange, plantea el riesgo de que se produzca su muerte, una larga condena o sea sometido a fuertes torturas, algo que denuncia hasta Amnistía Internacional.

Recordó que gracias a WikiLeaks se conocieron las cárceles secretas que tiene la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en el mundo, donde se practican formar crueles de torturas y tratos inhumanos a los detenidos. No descarta que pudieran aplicarse este tipo de penas a Assange  por haber revelado secretos de suma importancia para las élites del mundo. Recordó  que, en Estados Unidos, incluso ha condenado a muerte en la silla eléctrica a supuestos espías por filtraciones en el pasado.

«Libertad de expresión»

Para Hernández, hay que defender en la actitud de Assange el haber enfrentado el doble discurso que hay sobre la libertad de expresión y la libertad de prensa en el mundo. «Por un lado lado se pretende que los gobiernos de los países pequeños y contestatarios sean absolutamente transparentes en sus informaciones, que se investigue todo, que venga gente y escudriñe, que haya un ejercicio incluso irresponsable del periodismo, pero por el otro lado, con respecto a estos grandes sectores de poder, se pretende que haya un secretismo absoluto bajo el manto de la seguridad de estado».

Cuando se pregunta por qué la información difundida por Assange no debería publicarse, el gobierno estadounidense responde que «son secretos de Estado, que compromete la seguridad de los militares estadounidenses», pero eso mismo es lo que ellos pretenden con otras organizaciones.

“Más que decir si es o no es la verdad absoluta lo que este hombre (Assange) ha pretendido difundir en algún momento, lo que debemos defender es el derecho que tiene el mundo a conocer todas estas tramas que existen por detrás de la política, porque lo que salió a relucir realmente demuestra la podredumbre de la política internacional de los grandes países y también de otros países que no son tan grandes”, explicó Hernández.

También asomó la posibilidad de que Assange sea sometido a la pena capital por la aplicación en Estados Unidos de la pena de muerte a “delincuentes contra el estado”, un caso de difusión de información que puede ser calificado como caso de espionaje.

Por último, considera que el periodismo en este momento está pasando por su peor crisis a nivel mundial, por lo que cuestionó que periodistas que se autodenominan «independientes» mantuvieron un silencio absoluto el día de la detención de Assange. Incluso hubo muchos que nunca tuvieron reacción alguna. A su vez, aseguró que “va a haber quienes reivindicarán esto del lado positivo, buscando flores en la cruz de muerte, pero también quienes aprovecharán de esto y van a utilizarlo como escarmiento”.

1
Dejar un comentario

avatar
600
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
  Subscribe  
Notificar en
whung
Invitado
whung

Lo que sucede es que la apropiación de información considerada de seguridad para un estado es delito en cualquier país. Si lo hubiera hecho en Cuba, por ejemplo, Julian Assange hubiera sido preso por 20 ó 30 años o fusilado.