Andrés Manuel López Obrador plantea sustituir la OEA por «un organismo autónomo que no sea lacayo de nadie»

Foto: Agencias

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador propuso sustituir la Organización de Estados Americanos (OEA), por un organismo independiente que no sea lacayo de nadie y conformar un nuevo modelo que promueva la integración de los países de América Latina y el Caribe.

Texto: Redacción CO- Agencias Hispantv-Sputnik

El planteamiento lo hizo el pasado sábado durante una ceremonia con motivo de conmemorarse 238 años del natalicio del Libertador Simón Bolívar, celebrada en el patio central del Castillo de Chapultepec, en la cual el jefe de Estado mexicano precisó «la propuesta es, ni más ni menos, que construir algo semejante a la Unión Europea, pero apegado a nuestra historia, realidad y a nuestras identidades de la región de América Latina”.

Considera que “no debe descartarse la sustitución de la OEA, por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie, sino que sea mediador ante una petición y aceptación de las partes en conflicto en asuntos de derechos humanos y de democracia», dijo.

NO A LA INJERENCIA
En su discurso, López Obrador rechazó la injerencia de Estados Unidos en los asuntos internos de los países latinoamericanos en los últimos 200 años y abogó por desplazar a la OEA por una instancia más regional que se avoque a solucionar de conflictos entre los países de América Latina, en un intento por despedirse de “las imposiciones, las injerencias, las sanciones, las exclusiones y los bloqueos”.

“Ya es momento de una nueva convivencia entre todos los países de América porque el modelo impuesto hace más de dos siglos está agotado, no tiene futuro, ni salida, ya no beneficia nadie”, aseveró.

Al repudiar la política exterior injerencista que viene aplicando Estados Unidos en el continente, AMLO destacó el ejemplo de «resistencia» de Cuba, que ha estado defendiendo su soberanía desde hace 60 años.

Al respecto, señaló que el pueblo cubano «merece el premio de la dignidad» y propuso que la isla debe ser declarada como la Nueva Numancia por su ejemplo de resistencia, “y pienso que por esta misma razón debe ser declarada Patrimonio de la Humanidad”.

Recalcó que «es ya inaceptable la política de los últimos dos siglos caracterizada por invasiones, para poner o quitar gobernantes al antojo de la superpotencia», señaló.

Al referirse a las nuevas sanciones anunciadas por el Gobierno de Joe Biden contra funcionarios de Cuba por presuntos «abusos contra manifestantes» en las protestas que se produjeron en la isla el pasado 11 de julio”, López Obrador enfatizó que «las naciones no deben aprovechar del infortunio de otros pueblos», por lo cual exhortó a la unión y al respecto en cada país.

López Obrador dijo “puede parecer una utopía, pero, debe considerarse que sin el horizonte de los ideales no se llega a ningún lado. Mantengamos vivo el sueño de Bolívar», enfatizó.

NO SOMOS SU PATRIO TRASERO
En su anhelo de desplazar a la OEA por un organismo integrador, el mandatario afirmó que México puede ayudar con su experiencia de integración económica en Norteamérica «con respeto a nuestra soberanía».

Explicó que han implementado ésta política en la concepción y aplicación del Tratado económico y comercial con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que reemplazó el acuerdo vigente desde 1994.

Comentó López Obrador que «No es poca cosa tener de vecino a una nación como EEUU: nuestra cercanía nos obliga a buscar acuerdos», y a la vez «demostrar con argumentos, sin baladronadas, que no somos un protectorado, una colonia o su patio trasero», recalcó.

Destacó que el crecimiento desmesurado de China ha fortalecido en EEUU la opinión de que «debemos ser vistos como aliados y no como vecinos distantes». Sobre este tema, AMLO recordó que le comentó al presidente estadounidense Joe Biden, que México prefiere «una integración económica con dimensión soberana con EEUU y Canadá, a fin de recuperar lo perdido con respecto a la producción y el comercio con China, que seguirnos debilitando como región», señaló.

En su opinión, «nos conviene que EEUU sea fuerte en lo económico y no solo en lo militar», y recordó que China domina el 12,2 por ciento del mercado de exportación y servicios a nivel mundial, EEUU solo lo hace en el 9,5 por ciento, y con esa tendencia, en 2051 la potencia asiática tendría el dominio del 64,8 por ciento del mercado mundial y EEUU, entre el 4 y 10 por ciento, por lo cual lo mejor sería fortalecernos económica y comercialmente en América del Norte y en todo el continente, no veo otra salida”, subrayó

Indicó que no pueden cerrar sus economías ni aplicar ni apostar a la aplicación de aranceles a países exportadores del mundo, y mucho menos debemos declarar la guerra comercial a nadie».

Indicó en un nuevo plan de desarrollo conjunto debe sustentarse en políticas de inversión, protección al medio ambiente y otros temas de interés para América Latina que deben incluir asistencia para contribuir al desarrollo y bienestar de los países de la región.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios