Ministro Villegas informó que la Piedra Kueka ya se encuentra en Santa Cruz de Mapaurí

Foto publicada este 20 de abril por José Manuel Silva en la red Twitter (@josmanuelsilva_).
«Les mandan a decir que Kueka llegó al encuentro con su amor. Cara sonriente con ojos en forma de corazón (El abuelo). Ya la abuela Kueka está desde ayer en la comunidad de Santa Cruz de Mapauri (comunidad pemón). Mañana (martes) la sacan de la caja».

El ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, informó este lunes 20 de abril que la Piedra Kueka ya se encuentra en la comunidad de Santa Cruz de Mapaurí, en el estado Bolívar, junto al pueblo Pemón, luego de más de 20 años de lucha por su repatriación. Durante un contacto telefónico concedido al programa «Construir para vencer», transmitido por Radio Miraflores y conducido por el ministro de vivienda, Ildemaro Villarroel, detalló que en las próximas horas se llevará a cabo una ceremonia espiritual para dar la bienvenida de manera formal a la Abuela Kueka.


Texto: Prensa MPPC

El titular de la cartera de Cultura calificó como un acto de heroísmo de Venezuela y, particularmente, de nuestros pueblos originarios, el regreso de esta piedra sagrada, en medio de la coyuntura que afronta el país como consecuencia del bloqueo económico y la pandemia del COVID-19. Aseveró que esta acción permite reforzar y alimentar nuestro espíritu e identidad nacional, los cuales -enfatizó- son igual de importantes y necesarios que los demás derechos sociales, como la alimentación y la salud.

«No sé debe renunciar a nuestra identidad. Me niego rotundamente. Eso es lo que buscan las fuerzas imperiales que siempre nos han dominado, tener un pueblo sin identidad», agregó. Resaltó que el proceso de repatriación es el resultado de una lucha de más de dos décadas por parte de los héroes y heroínas pemones y diversas autoridades del Ejecutivo Nacional, que no descansaron hasta hacer realidad el retorno de la piedra.

Villegas agradeció al Gobierno de Alemania, por dar un paso adelante en la restitución de los derechos culturales del pueblo venezolano. Además, aseguró que, en la práctica, el regreso de la abuela Kueka está logrando lo que los pemones auguran: el restablecimiento del equilibrio del mundo, específicamente el ámbito geopolítico, pues con este acuerdo amistoso entre Venezuela y Alemania, queda evidenciado el reconocimiento por parte de la nación europea al Gobierno Bolivariano.

«En medio de tantas dificultades y problemas es una muy buena noticia que se enorgullece Venezuela de darle al mundo. La cultura venezolana se enorgullece de estar viva y además de haber logrado sensibilizar al Gobierno alemán, (…) que ha entregado la piedra no a un muñeco de trapo ni a un peluche, ni a un títere o a un espíritu deambulante, la ha entregado al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela que el presidente Nicolás Maduro Moros», subrayó.

El ministro también destacó la labor emprendida por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para garantizar el resguardo y traslado de la abuela Kueka al estado Bolívar.

Igualmente, señaló que el retorno de esta piedra afianza el compromiso del Ejecutivo Nacional de brindar una estrecha atención a las comunidades indígenas del país y aporta razones adicionales para hacer de este espacio de la comunidad de Santa Cruz de Mapaurí un lugar turístico.

En contexto

La Piedra Kueka es una roca ancestral considerada por los pemones como garante del equilibrio y la armonía de la naturaleza. Declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 1994, fue sustraída de forma ilegal por el artista y comerciante alemán Wolfgang Kraker von Schwarzenfeld en el año 1998, bajo el Gobierno de Rafael Caldera, quien la llevó a Alemania para integrarla a la exposición Global Stone en los jardines del parque Tiergarten, en Berlín.

Desde entonces el pueblo Pemón inició una incansable lucha por la recuperación de su abuela, demanda que fue atendida tras la llegada del Gobierno Bolivariano, que inició diversos trámites legales para exigir la repatriación de la piedra.

En el año 2000, el Instituto del Patrimonio Cultural gestionó a través del Ministerio para Relaciones Exteriores los trámites para su regreso, y ya para el 2010 el Gobierno Nacional, a través de la Cancillería, solicitó de manera formal a Alemania la devolución de la piedra a Venezuela.

Tras una serie de conversaciones, ambos países llegaron a un acuerdo amistoso y en mayo de 2018 formalmente se dio comienzo a la repatriación de la roca con un ritual de sanación por parte de una delegación de 12 chamanes del pueblo Pemón que viajaron a la capital alemana. Finalmente, el pasado 20 de enero la piedra fue removida del Parque Metropolitano Tiergarten, en Berlín, desde donde se dio inicio a su traslado a la nación suramericana, donde arribó el pasado jueves.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios