Juan Monasterio Malavé: “Tenemos que estudiar a Ludovico Silva, aplicar sus concepciones a la situación actual”

El periodista y analista político Juan Monasterio Malavé, durante su intervención en el conversatorio -homenaje a Ludovico Silva en Maracay, afirmó que «el capitalismo está en su fase terminal, por lo tanto  tenemos que estudiar, y mucho, a Ludovico Silva, aplicar sus concepciones a la situación actual”.

Texto: Prensa MPPC Aragua

Agregó que «debemos entender que la sociedad capitalista no desaparece por sí sola, que hay que darle un empujoncito, y ese empujoncito es el de los pensadores y las masas que siguen el pensamiento de estos”.

En su interesante disertación Monasterio Malavé se paseó por la historia neocolonial, desde comienzos del capitalismo hasta nuestros días. Habló de la primera crisis estructural de Estados Unidos y de la actual. Dio cifras  de la inmensa deuda que tiene ese país, la cual alcanza a 21.5 trillones de dólares “ imposible de pagar”, dijo. Así como de la situación social con 43 millones de pobres críticos, 60 millones de indigentes y 70 millones de negros, que no son ricos, salvo excepciones, deportistas o artistas de Hollywood.

Se refirió asimismo, a situaciones mundiales sustentado con ejemplos y cifras. Y comento “Ludovico Silva debe estar muy feliz donde quiera que se encuentre observando la situación del capitalismo, que ha llegado a su fase terminal, está en estertores pre agónicos. De  ésta si es verdad que no se salva el capitalismo y mucho menos los Estados Unidos”, recalcó.

La actividad, moderada por Germán Gómez y organizada por la Escuela de Formación Política Ludovico Silva, conjuntamente con el Colectivo “Canto de Corazón”,  se realizó en la Casa de la Cultura de Maracay este miércoles, a propósito de cumplirse 30 años de la desaparición física de Ludovico Silva, escritor, ensayista, filósofo y poeta.

No es correcto hablar de “ ideología revolucionaria”

El conversatorio moderado por Germán Gómez se inició con la ponencia del profesor Jesús “chucho” Vivas  sobre la ideología, categoría que frecuentemente es mal empleada. Y para ello se acompañó con el pensamiento de Ludovico Silva, lo que expresa en su obra “Teoría  y práctica de la ideología”.

Indicó que Ludovico definía  la ideología como “ Un sistema de valores, creencias y representaciones que autogeneran necesariamente las sociedades en cuyas estructuras haya relaciones de explotación, a fin de justificar idealmente su propia estructura material de explotación, consagrándola en la mente de los hombres como un orden natural e inevitable”, por lo tanto no es correcto hablar de ideología revolucionaria.

Dijo que para Silva, uno de los principales culpables de esta confusión  fue Lenin que utilizó la frase “ ideología revolucionaria”, que erróneamente se la han atribuido a Marx. La ideología es un fenómeno histórico y en modo alguno perteneciente a la naturaleza o esencia del hombre, lo mismo que la alienación es un fenómeno superable, enfatizó

Por esta  razón es que  Ludovico afirma que “El arma principal del proletariado no consiste en hacerse de una «ideología revolucionaria»; por el contrario, su arma fundamental es adquirir conciencia de clase, una conciencia que sustituya a esa falsa conciencia que denominamos ideología”

Enfatizó que con la ideología no es posible hacer revolución social, y la cultura está  cargada de  ideología, por  lo tanto   es un instrumento de control social. En tal sentido, hay que  buscar que, por ejemplo,  los Diablos ( en la sala  estaba  Antulio Pacheco, presidente de las Cofradias de Diablos Danzantes de Corpus Christi de Venezuela), lleven un mensaje de rebeldía no de sumisión.

Expresiones artísticas comprometidas tienen carácter subversivo

Por su parte, el doctor Eddy  Gómez, con apoyo audiovisual, fotos, disertó sobre la vida y obra de Ludovico, considerado uno de los más importantes intelectuales venezolanos del siglo XX. Un hombre de una gran inteligencia, con amplia formación académica, un pensador que dominó cinco idiomas, y de quien varias de sus  obras fueron traducidas al alemán, francés e italiano.

Y, habló sobre planteamientos de Ludovico como pensador. “Plantea unir la literatura y la filosofía a la política, el saber interdisciplinario; encaró la modernidad a través de las raíces grecolatinas para indagar en los fenómenos sociales y estéticos;  logro liberar la lectura de Marx del socialismo burocrático, vinculó el humanismo clásico al humanismo marxista y propone la transformación de los filósofos para adecuarlos a las nuevas realidades”.

De igual manera, plantea que en el capitalismo no hay cultura sino contracultura, la estética aumenta la sensibilidad humana. Considera que las expresiones artísticas como la poesía, el teatro el canto comprometido tienen carácter subversivo, y que al artista y la obra de arte el capitalismo trata de convertirlos en mercancía.

Visualizó como trampas del capitalismo la división del trabajo y del conocimiento; propone el término de plusvalía ideológica cuya finalidad es la de fortalecer el capital ideológico del capitalismo que se transforma en el capital material.

Considera que el poder de los medios de comunicación social masivos es compresible únicamente a través de sus conexiones con otras partes de la estructura social; y que el capital a través de estos medios de comunicación masivos y de la industria cultural se apodera de la mentalidad de los hombres, del ser social, entre muchas otras  ideas y aportes.

Durante el conversatorio se presentaron los músicos Reynaldo Estrada y Ramón Martínez, quienes interpretaron  “El pájaro campana” y Zorba El griego”. El poeta Luis Alberto Angulo, de Valencia, leyó el Testamento poético de Ludovico Silva.

Las cantoras  Nancy Conde y Luzleni García acompañadas de los guitarristas Alejandro Tinedo y  Willian “Kashaky” Paz  del Colectivo “Canto de  Corazón”, entonaron la canción necesaria: “Si se calla el cantor” , “Que se calle el  Silencio”, entre otras piezas largamente aplaudidas por el público.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en