Gustavo Dudamel ganó el Grammy a la mejor actuación coral

Gustavo Dudamel (Foto cortesía Los Angeles Philharmonic)

El venezolano Gustavo Dudamel ganó el Grammy a la mejor actuación coral como el director de «Mahler: Symphony No. 8, ‘Symphony Of A Thousand’» (Mahler: Sinfonía número 8, ‘La sinfonía de los mil’) al frente de la Filarmónica de Los Ángeles, en la 64 edición de los premios, que se entregaron este domingo desde el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas (EE.UU.).

Texto: Alba Ciudad y Agencias

En junio de 2021, fue publicada a través de la disquera Deutsche Grammophon la obra «Mahler: Symphony No. 8, ‘Symphony Of A Thousand’», con la sinfonía más imponente del músico austríaco Gustav Mahler: la octava. Las tomas en vivo procedieron de conciertos realizados por Gustavo Dudamel al frente de la Filarmónica de Los Ángeles en la Sala de Conciertos Walt Disney los días 30, 31 de mayo y 2 de junio de 2019. Estas versiones recibieron en su momento calurosos elogios por parte de la crítica, reseñó el sitio web Scherzo.

Interpretación de la obra Mahler: Symphony No. 8, ‘Symphony Of A Thousand’ dirigida por Gustavo Dudamel en 2019. Foto: laphil.com

La Sinfonía n.º 8 en mi bemol mayor de Gustav Mahler es una de las obras corales de mayor escala del repertorio orquestal clásico. Debido a que requiere una enorme cantidad de instrumentistas y coralistas, con frecuencia se la denomina «Sinfonía de los mil». La pieza fue compuesta en un único periodo de inspiración, en Maiernigg, sur de Austria en el verano de 1906. Fue la última obra que Mahler estrenó en vida y contó con un gran éxito de crítica y público cuando la dirigió en el estreno absoluto en Múnich, el 12 de septiembre de 1910.

La obra dirigida por Dudamel recibió dos nominaciones al Grammy: Mejor actuación coral y Mejor ingeniería de sonido en música clásica. Debido a su inmensa plantilla vocal e instrumental, la Sinfonía nº 8 de Mahler es ideal para probar los avances de las técnicas de grabación y reproducción del sonido. La disquera Deutsche Grammophon anunció en su momento que este título podría disfrutarse con la nueva tecnología de audio Dolby Atmos, que permite una escucha inmersiva en 3D.

Además de la Filarmónica de Los Ángeles, esta Octava de Mahler dirigida por Dudamel contó con la participación de la Master Chorale de Los Angeles, Pacific Chorale, Los Angeles Children’s Chorus, National Children’s Chorus, y con los solistas vocales Tamara Wilson, Leah Crocetto, Erin Morley, Mihoko Fujimura, Tamara Mumford, Simon O’Neill, Ryan McKinny y Morris Robinson.

En esta foto de archivo, Dudamel dirigió la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar y la Filarmónica de Los Ángeles en un concierto en el Teatro Teresa Carreño en 2012, intepretando la Sinfonía número 8 de Mahler usando una inmensa cantidad de coros venezolanos. Foto: facesofclassicalmusic.blogspot.com

Ya Dudamel realizó una hazaña similar en Caracas, el 18 de febrero de 2012, en un concierto en el Teatro Teresa  Carreño, cuando dirigió la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, la Filarmónica de Los Ángeles y el Coro Sinfónico Juvenil de Venezuela integrado por distintos coros sinfónicos, que sumaron 1.000 voces más 400 músicos en escena, todos juntos interpretando y dándole vida a la “Sinfonía de Los Mil” de Mahler.

Foto: facesofclassicalmusic.blogspot.com

Alrededor de 300 niños integrantes del coro, entre 7 y 12 años, conmovieron a los integrantes de las orquestas y a la audiencia, al dar muestra de disciplina, amor, respeto y profesionalismo.

Foto: facesofclassicalmusic.blogspot.com

A  su corta edad,  interpretaron  en  alemán esta obra que habla del perdón. Luego de casi dos meses de ensayos diarios, y al ser seleccionados, estos niños fueron protagonistas de una presentación magistral. El ciclo de conciertos llamado “conciertos por la paz” concluyo con una ovación de pie que duro unos 12 minutos, reseñó Aldea Educativa.

Gustavo Dudamel - Symphony No. 8 - Mahler - Symphony of a Thousand (Trailer)
Ver este vídeo en YouTube.

Este es el cuarto Grammy que recibe Dudamel en su carrera.

La primera vez que el barquisimetano subió a recoger un premio fue en 2012. En esa oportunidad, obtuvo el gramófono por la Mejor Interpretación Orquestal; por dirigir a la Filarmónica de Los Ángeles en la Cuarta Sinfonía de Brahms.

En 2020, ganó su segundo Grammy por la pieza «Norman: Sustain»; mientras que el año pasado obtuvo el tercero gracias a «Ives: Complete Symphonies». Actualmente, Gustavo Dudamel dirige también la ópera de París.

Más latinos

En la ceremonia de los Grammys de este domingo 3 de abril, el pianista cubano Gonzalo Rubalcaba ganó el premio al mejor álbum instrumental de jazz y la figura afrolatina del jazz, Esperanza Spalding, se llevó el galardón al mejor disco de jazz vocal por «Songwrights Apothecary Lab».

Bad Bunny, Juanes, Álex Cuba, Rubén Blades y Vicente Fernández fueron los ganadores de las categorías reservadas a la música latina. Ninguno de los artistas acudió a recoger sus galardones, que fueron anunciados en una ceremonia previa a la gala televisada junto a la mayoría de las 86 categorías que forman parte de los Grammy anglosajones.

A pesar de que la música latina cuenta con sus propios premios, los Latin Grammy, un buen número de músicos hispanos lograron imponerse en las categorías generales y técnicas, como el compositor Carlos Rafael Rivera, ganador a la mejor banda sonora para medios visuales por «The Queen’s Gambit».

«Crecí en Centroamérica, hablando mayoritariamente español, y siempre pensé que la gente que hacía bandas sonoras y música para medios visuales vivía en otros sitios, así que nunca pensé que estaría aquí», reveló Rivera en declaraciones a Efe tras la recepción del premio.

En esta ocasión, el ganador al mejor álbum de pop latino fue el cubano-canadiense Álex Cuba por «Mendó», que se impuso a «Vértigo», de Pablo Alborán; «Mis amores», de Paula Arenas; «Hecho a la antigua», de Ricardo Arjona; «Mis manos», de Camilo, y «Revelación», de Selena Gómez.

«Origen», el disco de versiones grabado por el colombiano Juanes, se llevó el galardón al mejor álbum latino de rock o de música alternativa, por el que también estaban nominados «Deja», de Bomba Estéreo; «Mira lo que me hiciste hacer», de Diamante Eléctrico; «Calambre», de Nathy Peluso; «El madrileño», de C. Tangana, y «Sonidos de karmática resonancia» de Zoé.

El panameño Rubén Blades repitió triunfo con «Salswing», que en los últimos Latin Grammy fue laureado como el álbum del año y este domingo se llevó el Grammy al mejor disco tropical. En el apartado dedicado al jazz latino, Eliane Elias, Chick Corea y Chucho Valdés fueron los ganadores por «Mirror Mirror».

El palmarés también dejó un premio póstumo para Vicente Fernández, quien ganó en la categoría de mejor disco de música regional mexicana por «A Mis 80’s», el último trabajo que publicó antes de su fallecimiento el pasado mes de diciembre.

El anuncio del premio estuvo marcado por las palabras del encargado de entregar dicho galardón, el cantante estadounidense de country Jimmie Allen. «Tampoco ha venido (Vicente Fernández), pero enhorabuena. Esto es un gran honor, aunque no hayas podido asistir hoy», comentó el intérprete estadounidense, que parecía no conocer a la leyenda de la ranchera.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios