Papa Francisco aprueba beatificación del Dr. José Gregorio Hernández

Este 19 de junio, en una audiencia con el cardenal Angelo Becciu, el Papa Francisco, máxima autoridad de la Iglesia Católica, autorizó el decreto promulgado por la Congregación para la Causa de los Santos que concede la beatificación al Dr. José Gregorio Hernández. El día jueves, el «médico de los pobres», como es conocido en Venezuela, había sido confirmado como el nuevo beato del catolicismo durante una plenaria de cardenales celebrada en la ciudad de Roma; solo se esperaba la respuesta del Papa.

Texto: VTV y Prensa Cancillería

“En su audiencia con el Cardenal Angelo Becciu, el Papa (Francisco) autorizó los decretos que darán a la Iglesia cuatro beatos que representan el continente sudamericano y a Europa con su anhelo de servicio a los pobres, la nación y los jóvenes”, reseñó el portal web Vatican News. El denominado Médico de los Pobres acompañará en los altares venezolanos a las beatas María de San José (1865-1967), Candelaria de San José (1863-1940) y Carmen Rendiles (1903-1977).

La Comisión Teológica de la Congregación para las Causas de los Santos aprobó por unanimidad, en enero de este año, el milagro de Yaxauri Ortega, una niña de 10 años del estado Guárico, que había recibido un disparo en la zona temporo-parietal derecha de su cabeza y no fue intervenida sino hasta 50 horas después de la herida, perdiendo masa encefálica en el proceso. Sin embargo, fue dada de alta 20 días después.

Junto a José Gregorio Hernández, el Vaticano también reconoció como beatos a Mamerto Esquiú (Argentina), María Laura Mainetti (Italia) y Gloria María de Jesús Elizondo García (México).

La causa para llevar a José Gregorio Hernández a los altares data de 1949.

El decreto del Vaticano puede leerse aquí.

Apoyo de Maduro

En una visita que hizo el presidente Nicolás Maduro a Roma hace siete años, el mandatario expresó al sumo pontífice «el clamor del pueblo venezolano: la beatificación del Santo del Pueblo, el Dr. José Gregorio Hernández».

Este jueves, el jefe de Estado manifestó su júbilo por el anuncio de beatificación del ‘médico de los pobres’. “¡Que Alegría! A 7 años de llevar nuestra petición al Papa Francisco en Roma, los Cardenales de la Santa Sede aprobaron la beatificación del Santo del Pueblo, el doctor José Gregorio Hernández. ¡Las plegarias del pueblo han sido escuchadas! Estamos cerca de este grandioso momento”, manifestó.

Su historia

José Gregorio Hernández nació el 26 de octubre de 1864 en el pueblo de Isnotú, estado Trujillo. Fue el primero de seis hermanos. Se graduó en medicina en Caracas y profundizó sus estudios en París, Berlín, Madrid, Nueva York. Se convirtió en profesor universitario y científico: fue uno de los primeros en introducir el microscopio en el país y fundó la cátedra de bacteriología en la universidad de la capital venezolana.

Una fe viva lo acompañaba siempre: para él la medicina era una misión, sobre todo para los más necesitados. A menudo compraba medicinas para sus pacientes y en lugar de pedirles dinero por la consulta, se la daba. De hecho, en su Venezuela natal es conocido como el “médico de los pobres”.

José Gregorio Hernández tenía una fuerte vocación religiosa: en un principio quería ser monje y se fue a Italia en 1908, donde entró en la comunidad de Certosa di Farneta, en la provincia de Lucca. Sin embargo, tuvo que volver a Venezuela por razones de salud. Lo intentó de nuevo algunos años más tarde, comenzando los estudios teológicos en el Colegio Pío Latinoamericano en Roma, pero se enfermó nuevamente.

Luego se convirtió en Terciario Franciscano, de modo que, como San Francisco de Asís, reconoció el rostro de Jesús en cada enfermo. Trató a los pacientes con valentía durante la epidemia de fiebre española. El 29 de junio de 1919, mientras iba a la farmacia a comprar medicinas para una anciana, fue atropellado por un coche y llevado al hospital donde recibió la Unción de los Enfermos. Murió diciendo estas palabras: “¡Oh, Virgen Santa!”.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios