Niñas y niños celebraron el Día Internacional del Juego con bingo-lectura en la Biblioteca Nacional

La Colección Bibliográfica Contemporánea, ubicada en el nivel AP0 de Biblioteca Nacional, fue escenario de una agradable actividad llena de risas, cantos y juegos protagonizada por niñas y niños del 3.er grado de educación básica del Complejo Educativo Simón Bolívar, quienes acudieron al llamado del fabulario del gran poeta caraqueño Aquiles Nazoa.

Texto: Prensa IABNSB (Renny Marrero)

La actividad titulada ‘‘Aquiles leo’’ arrancó con una lectura dramatizada de ‘‘La ratoncita presumida’’, entrañable fábula de Nazoa, cuyos personajes fueron encarnados por varios de los pequeños, bajo la dirección de Yaxi Ángel, trabajadora de la Colección Bibliográfica Contemporánea, quien se sumó a bailar y cantar partes de la narración.

‘‘No debemos despreciar a los más pequeños, hay que ser sencillo y humilde porque todos somos valiosos’’, fue la reflexión colectiva a la que llegaron los niños al finalizar la lectura.

‘‘El objetivo de esta actividad fue acercar a los niños de forma dinámica a la lectura de ese poeta, ese gran fabulador que fue Aquiles Nazoa y quien tanto quiso a la infancia, un autor del que tenemos abundante bibliografía presente en nuestras colecciones y que invitamos a conocer no solo a los niños, sino a toda la familia’’, precisó la directora encargada de la Colección Bibliográfica Contemporánea, Herenia Acosta.

‘‘Con esta dramatización quisimos utilizar el juego y la promoción lectora para fortalecer los vínculos de amistad, compañerismo y respeto entre los niños’’, señaló Yaxi Angel.

El encuentro fue organizado como medio de aprendizaje, en el marco del Día Internacional del Juego, fecha que cada 28 de mayo reivindica el derecho incuestionable de cada niña y niño al juego en cada una de sus etapas de crecimiento y desarrollo. La iniciativa arrancó en 1988 por parte de la Asociación Internacional de Ludotecas.

Los pequeños también se divirtieron con ‘‘Bingo-lectura’’, una versión muy original del tradicional juego de bingo que diseñó Herenia Acosta para sorprender gratamente a los estudiantes.

‘‘Me encantó la lectura porque es divertida y también el juego porque es diferente’’, comentó emocionada Yanais Sánchez Gómez -de ocho años de edad-, quien fue la primera en cantar ¡Bingo!

Finalmente, la docente Norailis Cordero agradeció a Biblioteca Nacional por brindar espacios para la recreación y la cultura. ‘‘Este tipo de actividades se adaptan perfectamente a lo que nos planteamos en aula, que es dar a conocer al estudiante nuestro patrimonio cultural. Muchos de ellos ya conocían la fábula compartida porque Nazoa es un autor leído en clases’’.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en