Foro Permanente de la Diversidad Cultural recorrerá la Región Llanera

foro-permanente-de-la-diversidad-cultural-recorrera-la-region-llanera222222222A partir de este martes, el Foro Permanente de la Diversidad Cultural continuará su recorrido por el país, en esta nueva etapa específicamente en la región llanera donde se discutirá, entre muchos otros temas, sobre la amplia diversidad de manifestaciones tradicionales que van más allá del joropo. Así lo adelantó en conversación con el Correo del Orinoco el presidente del Centro de la Diversidad Cultural (CDC), profesor Benito Irady.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Correo del Orinoco (Luis Jesús González Cova / María Isabel Batista)

De acuerdo con el titular del CDC, ya la edición número 11 del Foro Permanente de la Diversidad Cultural recorrió con éxito las regiones del centro, el oriente, el occidente y más recientemente Los Andes. Posteriormente el debate se trasladará a la región de Guayana para cerrar por este año en Caracas, el 6 de diciembre, fecha propuesta por el Comandante Eterno Hugo Chávez y refrendada por la Asamblea Nacional de hace cinco años como el Día del Patrimonio Cultural Inmaterial de Venezuela.

GUERRA CULTURAL

En el trayecto recorrido hasta ahora, aseguró Irady, una constante ha sido el debate en relación a ciertos aspectos de la vida cotidiana vinculados con las costumbres propias de las comunidades rurales, especialmente con sus formas de alimentación.

“Eso ha cobrado cada vez más fuerza, mucha fuerza. Y se está debatiendo, con mucha inteligencia, dentro de las propias comunidades. Ya no es le debate de intelectuales, profesionales, especialistas”. Se trata de la discusión orgánica y natural sobre la manera como esto que en otros contextos se entiende como una guerra económica es visto desde otras perspectivas como una “guerra cultural”, apuntó el investigador.

De esta manera, detalló el gestor cultural, las voceras y los voceros de los consejos comunitarios para la salvaguarda del patrimonio cultural, representantes de las redes de patrimonio y diversidad cultural de todo el país, han denunciado la ferocidad de un modelo capitalista que ha afectado la espiritualidad de las venezolanas y los venezolanos que, gracias a esta guerra cultural, han perdido el hábito de preparar sus propios alimentos de la manera tradicional, como por ejemplo el proceso de elaboración de la arepa a partir de los granos enteros del maíz.

“La insistencia de los poderes monopólicos privados, ha impactado en las raíces culturales del venezolano. Ese es un tema que se viene debatiendo con mucha fuerza (En el Foro Permanente de la Diversidad Cultural y es una reflexión que ha surgido de las comunidades en distintos lugares”, insistió el presidente del CDC.

MÁS ALLÁ DEL ARPA, EL CUATRO Y LAS MARACAS

A lo largo del mes de octubre, durante la visita a los estados llaneros, Guárico, Apure, Cojedes, Portuguesa y Barinas, esta previsto el debate de múltiple naturaleza sobre las culturas locales de raíz tradicional. Igualmente se dedicará dentro de las jornadas de discusión un espacio para evaluar, revisar el estatus de diversas investigaciones comunitarias desarrolladas desde principios de este año, generadas a partir de unos talleres dictados por el CDC.

Algunas de estas investigaciones orientadas a descubrir en su sentido profundo la diversidad cultural de los llanos venezolanos dentro de la cual se incluye las costumbres culinarias. En este sentido, Irady aclaró que en cada una de las 17 Casas de la Diversidad Cultural distribuidas a lo largo y ancho del país se dispone de una cocina donde se ofrecen talleres culinarios con base en los conocimientos populares locales.

Igualmente, desde la fundación del CDC, en 2005, en cada una de sus sedes se dispuso un espacio destinado al cultivo de las especies vegetales autóctonas de donde están ubicadas. De tal manera que los patios y las cocinas de estas casas tienen además una utilidad vinculada a la intención de poner en valor las tradiciones culinarias locales.

Por otra parte en Los Llanos se espera orientar el debate en torno al diseño de los posibles mecanismos que permitan la promoción y difusión de la riqueza cultural de la región que se ha visto opacada por la excesiva sensibilización del joropo

“Estamos viendo las culturas del llano más allá del concepto unidireccional de la llaneridad. Las culturas del llano comprometen de una manera significativa la presencia de los descendientes de africanos”, mencionó como ejemplo Benito Irady, al tiempo que hizo referencia a la tradición conocida como los Negros Kimbánganos de Lezama en Guárico, relacionada con el culto a San Juan con características muy distintas a otras manifestaciones del culto a San Juan practicadas en otras regiones del país.

“El llano no es solo arpa, cuatro y maracas. Es una suma diversa de hechos de cultura y prácticas culturales que siguen vigente. Tenemos ahí un hermoso y variado calendario de manifestaciones y en estos debates en vinculación a expresiones artística del llano, más allá, por supuesto de todo lo que significa la artesanía, leyenda y los mitos, solamente en expresiones artísticas que comprometen la danza, la música y el canto, hay una suma de elementos que se han apartado de la difusión natural que debe tener en los medios de comunicación porque el arpa, el cuatro y las maracas, han quedado como símbolo único de algo que es muchísimo más amplio”, demandó Irady.

MANIFESTACIONES EN RIESGO

Por supuesto, un tema que figura como constante y de especial importancia en todas las localidades donde se desarrollaran los debates en el recorrido preparado para los estados llaneros será el de los cantos de trabajo del llano, manifestación que fue objeto de un expediente en conjunto entre Colombia y Venezuela introducido ante la Unesco para incorporarla en las listas representativas de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad que requiere de salvaguarda urgente, declaratoria que se discutirá en la convención del organismo multilateral programada para diciembre de 2017.

La intención es que en los encuentros se puedan generar accione para proteger y salvaguardar los cantos de arreo y los cantos de ordeño, manifestaciones que están en riesgo y “tenemos que buscar la manera de volver a reencontramos con la riqueza cultural que esconden esas prácticas”, acotó Irady.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz