Entre cantos, poemas y palabras entrecotadas por las lágrimas cultores aragueños despidieron a Maruja Flores

CComo saben hacerlo, con poemas, cantos, palabras entrecortadas por la emoción y las lágrimas, cultores, cultoras y artistas aragueños de diferentes disciplinas y municipios, le rindieron un sentido homenaje a la madre cultora Maruja Flores en los espacios del Centro Cultural Higuaraya Capanaparo, que por 43 años dirigió y convirtió en alero para la formación, la cultura y las artes, fortaleciendo nuestra identidad.

Texto: Prensa MPPC Aragua

A las 7 de la mañana llegó el féretro a la Mezquita Sur de la Maestranza César Girón, en Maracay, y desde ese momento hasta las 10 de la mañana coralistas, poetas, cineastas, teatreros, cuenta cuentos, titiriteros, artesanos, jugueteros artesanales, bailarines, cantantes de música clásica, boleristas, docentes le regalaron su arte, “porque a Maruja hay que despedirla con alegría, como siempre fue ella”.

Indigenas wayuú a quienes siempre acobijó y con quienes aprendió a tejer hermosos tapetes también estuvieron allí. Hijos del afecto y de su gran corazón, junto a sus hijas Canaima, Higuaraya, y Atamaica, quienes recibieron las condolencias y agradecimientos de todos y todas por la despedida física de su madre.

El maestro del cuatro Arquimes Rivas, las boleristas María Bringtony y Aida Soledad; el poeta Pedro Ruiz, el cantante lírico Henry Castillo; Judith Arteaga y su coral Magisterial; María Belén Padrón, Elpidio Fuentes “el novio de la Maestranza”; la poeta Rosmary Fuiguera, los titiriteros Alejandro Jara e Iraima; el cuentacuento Hernán González, el comunicador Gilberto González ; el cantautor Alexis Villaroel, el cineastas Rubén Serrano y tantos otros tuvieron hermosas y sentidas palabras de agradecimiento y reconocimento a Maruja.

Recordaron que el Centro Cultural fue siempre casa grande, alternativa para que los cultores y culturas realizaran actividades, talleres, exposiciones, encuentros; así como la lucha que Maruja libró con perseverancia, sin perder su entusiasmo, para que el Higuaraya Capanaparo permaneciera abierto sin ser un establecimiento para el lucro particular.

Fue unánime el acuerdo de que el legado cultural de Maruja Silva debe conservarse. Y decidieron realizar un “Marujatón” el 7 de octubre, durante todo el día, con cantos y otras expresiones culturales, el cual concluirá con una solicitud a las autoridades municipales para que el Centro Cuiltural Higuaraya Capanaparo permanezca abierto al servicio de la cultura en Aragua, con el nombre de la creadora.

En hombros de los cultores salió el féretro, de la Maestranza a las 10:00 am, tomó la Avenida 19 de Abril, luego López Aveledo, la avenida Bolívar hasta llegar a la Iglesia Catedral de Maracay, donde el Párroco Noel Galindo recibió al cortejo.

En la iglesia se mantuvo el féretro en Capilla ardiente hasta las 12:30 pm, acompañada de los cultores, cultoras, que con cantos, oraciones y un largo aplauso despidieron, para su incineración en Guacara, a esta mujer a quien el Movimiento Cultural de Aragua siente como la madre que siempre tendió la mano a noveles y experimentados artistas y cultores por igual, y fue bastión desde hace más de cuatro décadas, de la lucha por el derecho a la cultura para todos y todas.

 

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600