Frida Kahlo, la inmortal

fkahloEl mundo recuerda este miércoles a la mujer de cejas prominentes, la que adornaba su cabeza con flores y que ocultaba sus cicatrices tras vestidos coloridos: Frida Kahlo. A 109 años de nacimiento, su legado artístico y literario se mantiene vivo.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Telesur

Fue una adelantada de su época, y pese al sufrimiento que enfrentó a lo largo de su vida, nunca tuvo tiempo para rendirse. De niña contrajo poliomielitis, una enfermedad infecciosa provocada por un virus que ataca la médula espinal y causa atrofia muscular y parálisis.

frida-kahlo-deigo-rivera3.jpg_937453030A los 18 años, sufrió un grave accidente de tránsito que le fracturó la columna vertebral y la pelvis. La imposibilidad de tener hijos y más de 30 operaciones fueron algunas de las dificultades con las que tuvo que lidiar a lo largo de su vida.

Cuando tenía 22 años, se casó con el muralista Diego Rivera de 42 años. Tiempo después se divorció y luego volvió a casarse con él. Su historia de amor con el artista fue calificada por muchos como grotesca. “Ser la mujer de Diego es la cosa más maravillosa del mundo. Yo le dejo jugar al matrimonio con otras mujeres. Diego no es el marido de nadie y nunca lo será, pero es un gran compañero”, explicaba Frida.

El arte y la vida

Frida pintó sus primeros cuadros postrada en su cama. En Retablo, la artista plasmó el accidente que sufrió cuando regresaba del colegio.

retablo

Asimismo pintó numerosos autorretratos. “Me pinto a mí misma porque estoy mucho tiempo sola, y porque soy la persona que mejor conozco”. De igual modo, retrató su primer aborto en una de sus obras más emblemáticas, Henry Ford Hospital (1932).


frida6776453

Sus primeras exposiciones no se realizaron en México sino en Nueva York y en París, donde conoció al escritor, poeta, ensayista francés y teórico del Surrealismo, André Breton, entre otros.

La obra de Kahlo siempre quiso ser etiquetada como surrealista, el mismo Breton la calificó así, sin embargo, ella nunca lo admitió. “Pensaron que yo era surrealista, pero no lo fui. Nunca pinté mis sueños, sólo pinté mi propia realidad”.

Las letras de Frida

El legado de Frida también quedó plasmado en numerosas cartas, en su mayoría dirigidas a su esposo Diego.

lit_cartas-fridaydiego-8.jpg_650889374

th_73d9f63cbf68d5d7391d41bb4dcbecbf_0_20050824_1738427g.jpg_559856894

lit_cartas-fridaydiego-mi-ninio.jpg_182126568

Frida, símbolo del feminismo

A lo largo de su vida, Frida forjó una imagen de mujer independiente, decidida, autónoma y despojada de las convenciones sociales. En su obra puede verse plasmada su identidad femenina que la llevó convertirse en todo un símbolo del feminismo de su época.

Rompió con los esquemas impuestos en una época dominada por el machismo. Con su particular manera de vestir también se hizo notar, por medio de la vestimenta típica de las mujeres del istmo de Tehuantepec, región del estado mexicano de Oaxaca.

“Se dice que no sólo tuvo relaciones con Diego, sino también con otros hombres, con mujeres, esto lo hace una mujer controvertida, ambivalente, con varias personalidades y que rompe, y eso es fundamental para que sea retomada como un ícono”, explicó la historiadora Laura González Matute en una entrevista para El Universal de México.

Inspiración más allá del arte

Frida ha sido motivo de inspiración para otros artistas. En mayo pasado la galería neoyorquina Mark Miller abrió la muestra “El Nueva York de Frida Kahlo”, con obras del dibujante mexicano Felipe Galindo, mejor conocido como Feggo. La serie combinó numerosos elementos simbólicos de la obra de Frida Kahlo con figuras propias de Nueva York, como una forma de rendir homenaje al encuentro entre la artista mexicana y la cultura neoyorquina.

fridadibujo.jpg_1308809723.jpg_802099838

En el mundo cinematográfico dos películas han rendido homenaje a la artista. En 1983 se estrenó Frida: naturaleza viva, una cinta mexicana dirigida por Paul Leduc y protagonizada por la actriz Ofelia Medina. La mayoría de las escenas fueron grabadas en la casa de Frida, conocida como Casa Azul, y que ahora funciona como la Casa-Museo de Frida.

En 2002, se estrenó el largometraje Frida, un filme basado en el libro que la profesora Hayden Herrer escribió sobre la vida de la famosa pintora. La actriz mexicana Salma Hayet encarnó el papel de la controvertida artista y donde la cantante costarricense Chavela Vargas tuvo una participación especial.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz