Sacapiojos expone en las tablas las fantasías de los más pequeños

22 junio, 2016

Sacapiojos-Luis-Graterol-1Como parte del trabajo que realizan estudiantes de la Universidad Experimental de las Artes (Unearte) en los distintos Programas de Formación, este miércoles llega a la Sala de Conciertos de esta casa de estudios el montaje Sacapiojos, alegrías y desconsuelo.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Ciudad Caracas 

La pieza, dirigida por la profesora Carmen Violeta Pérez, expone diversas situaciones de maltrato a las que muchas veces son sometidos los niños y las niñas. También exhibe las fantasías que tienen los más pequeños de la casa.

“Tratamos algunas realidades que son un poco duras, como el tema del maltrato, las diferencias entre padre y madre, pero también el tema de las fantasías, del amor, de los sueños, pretendiendo un poco ser voz de la infancia que tiene derecho a la ternura”, explicó.

Sacapiojos, alegrías y desconsuelo cuenta con un elenco conformado por cinco estudiantes, quienes se encargan de darle vida a cada uno de los personajes para, de esta manera, demostrar lo aprendido en la Unidad Curricular Danzas Creativas para Niños y Niñas, de la mano de la profesora Pérez.

La idea surgió de la necesidad de crear nuevos imaginarios para la infancia, donde las niñas y los niños sean valorados como seres con necesidad de afecto y con mucho potencial.

“Siempre mantuvimos muy clara la expectativa de hablarle a los niños y a las niñas desde un lugar de sensibilidad, de amor, de respeto hacia ellos, hacia su inteligencia, hacia su ternura, hacia su fantasía porque vemos que hay ofertas artísticas que son dirigidas a la infancia y donde se les trata como si fueran tontos, poco inteligentes”.

La profesora comentó que el desarrollo de la unidad curricular permitió, además, brindar a las y los estudiantes herramientas de sensibilización para trabajar la creatividad corporal con los niños a la hora de dar clases, a la hora de hacer juegos.

En ese sentido, “trabajamos mucho con el disfrute, con la alegría, con la libertad de movimientos, siempre desde el respeto hacia los otros”, subrayó.

Asimismo añadió que el nombre de la pieza es el resultado de una discusión colectiva que busca mostrar lo mejor de las niñas y niños que muchas veces son estigmatizados por la sociedad.

“Los piojos son una cosa que siempre está relacionado con niños, con el niño que es estigmatizado por tener piojos. Y el sacapiojos es un juego que se elabora con papel y los niños lo juegan mucho, entonces pensamos que sería un nombre atractivo y de una vez se relaciona con la realidad de la infancia”.

La pieza fue presentada este miércoles y jueves 23 a las 10:00 am en la Sala de Conciertos de Unearte. Mientras que el domingo podrá ser apreciada a las 3:00 pm en el mismo espacio. La entrada es libre.

“Los invito a que vayan a disfrutar de una pieza cargada de miedo, soledad, desconsuelo, pero también de mucho amor y de sueños que, estoy segura, tienen nuestros niños y niñas”, dijo la docente de la casa de estudios.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600

wpDiscuz