Venezuela rechaza sanciones unilaterales e ilegales de EEUU contra el Bandes

La República Bolivariana de Venezuela rechazó este viernes las sanciones unilaterales e ilegales impuestas por el gobierno de los Estados Unidos (EEUU) al Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), así como a cuatro instituciones financieras en el país, entre ellos el Banco de Venezuela y el Banco Bicentenario del Pueblo. Mediante un comunicado, publicado en el portal web del Ministerio para Relaciones Exteriores, Venezuela aseveró que estas sanciones tienen como objetivo principal “cercenar el derecho de las venezolanas y venezolanos a su desarrollo integral y a la sostenibilidad de su sistema financiero nacional e internacional”.

Texto: AVN

El Departamento del Tesoro de EE.UU. sancionó al Bandes de Venezuela y sus subsidiarias, en respuesta a la detención, por parte de las autoridades venezolanas, de Roberto Marrero, colaborador del autoproclamado “presidente encargado” del país suramericano, Juan Guaidó, por estar detrás de la organización de “una célula terrorista” que fue desmantelada y que preparaba una serie de atentados en el país.

En el comunicado, la cancillería venezolana  condena la doble moral del gobierno estadounidense, quien ofrece una supuesta “ayuda humanitaria” al país, mientras aplica sanciones unilaterales contra instituciones financieras del país, como lo hicieron contra Petróleos de Venezuela (Pdvsa), principal fuente de ingresos en el país, y contra la Corporación Venezolana de Guayana Minerven C.A. (Minerven), productora de oro.

A continuación, el texto íntegro:

Venezuela rechaza ilegales medidas coercitivas impuestas por EEUU al Bandes

La República Bolivariana de Venezuela rechaza enérgicamente las medidas unilaterales, coercitivas, arbitrarias e ilegales anunciadas por el gobierno supremacista de Donald Trump, que impactan al Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes) y cuatro (4) importantes instituciones financieras venezolanas y de capital venezolano, con la intención de cercenar el derecho de las venezolanas y venezolanos a su desarrollo integral y a la sostenibilidad de su sistema financiero nacional e internacional.

Este ataque que atenta directamente contra el corazón de las finanzas del Pueblo venezolano, demuestra la hipocresía imperial, que ofrece de manera engañosa una falsa ayuda humanitaria, mientras ataca las fuentes de generación de recursos de Venezuela a través de sanciones directas a PDVSA y Minerven; y ahora contra el circuito financiero nacional, con la pretensión de impedir la materialización de los planes sociales y productivos impulsados por los agentes económicos públicos y privados del país.

Esta medida coercitiva ilegal, afecta a más de 23 millones 950.280 clientes (personas naturales y empresas públicas y privadas) dentro de la República Bolivariana de Venezuela; estando también dirigida, a los dos principales bancos comerciales, el Banco de Venezuela y el Banco Bicentenario del Pueblo, de la Clase Obrera, Mujer y Comunas. La medida también afecta de manera directa a ciudadanos de hermanos países del continente, al dirigir su ataque hacia el Banco Prodem en Bolivia y el Banco Bandes Uruguay, con más de 641.366 clientes.

El Pueblo y Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela se mantendrán firmes en la defensa de su independencia y soberanía política, económica y cultural. Ninguna acción supremacista desesperada, contraria a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, logrará quebrar la voluntad del Pueblo venezolano, heredero de las luchas antiimperialistas del Libertador Simón Bolívar.

Caracas, 22 de marzo de 2019

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en