Pueblo varguense celebró en paz y alegría el popular Entierro de la Sardina en Naiguatá

 

Como es costumbre desde hace más de seis décadas en el país, el pueblo vargüense celebró este 6 de marzo el tradicional Entierro de la Sardina en Naiguatá, manifestación cultural que se conmemora todos los Miércoles de Ceniza y simboliza la victoria del bien sobre el mal.

Texto: Prensa MPPC

La actividad contó con la participación del ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas; el gobernador del estado Vargas, Jorge Luis García Carneiro; y el alcalde de la localidad, José Alejandro Terán, quienes acompañaron a los pescadores y a la comunidad en general a venerar a la sardina antes de lanzarla al mar.

Villegas aseguró que esta expresión cultural nos invita a “abrazarnos para garantizar la paz, prosperidad y la felicidad del pueblo venezolano”.

Afirmó que en medio de las dificultades económicas que la derecha ha colocado en el camino de la patria bolivariana, cobra mayor importancia las manifestaciones populares del país, pues permiten fortalecer e impulsar nuestra identidad nacional.

“Por más difíciles circunstancias que se le atraviesen en el camino a Venezuela, Venezuela es una gran potencia cultural. (…) Aquí está el cemento que nos une. Nos une nuestra cultura y nuestra identidad, pasarán los años, las décadas, y seguiremos viendo esta tradición gracias a las familias y al pueblo de Naiguatá”, subrayó.

Asimismo, recordó que esta festividad, además, es una invocación a la abundancia de alimentos e invita al abrazo de los hombres y mujeres del mar con los de la montaña.

“Así somos los venezolanos, estamos orgullosos de nuestra raíz Caribe y también de nuestra raíz campesina. Alrededor de la sardina se mueven fuerzas culturales telúricas que son las que nos dan fuerzas para salir airosos y victoriosos de los desafíos que nos han puesto por delante”, añadió.

Una gran tradición venezolana

Venezuela está colmada de un sinfín de manifestaciones culturales que nos distinguen ante los ojos del mundo; una de ellas es esta tradición popular del Entierro de la Sardina, con la cual se culminan las festividades del Carnaval.

Esta típica celebración es realizada en el estado Vargas y parte de Carabobo, especialmente en las pintorescas localidades de Puerto Cabello, Naiguatá y Osma; hermosos lugares donde los turistas pueden disfrutar de los exuberantes escenarios naturales que nos ha brindado la madre naturaleza.

Esta singular procesión constituye una forma de dar gracias a Dios por la abundancia de la pesca y la fertilidad de los animales y las cosechas. Además de simbolizar el entierro de los pecados cometidos durante las fiestas carnestolendas.

Está conformada principalmente por un fiscal, su labor es desocupar las calles en las que transitará el entierro; también está el sacerdote y un monaguillo, acompañados por un cortejo fúnebre, comprendido por una carroza de madera decorada con verdes palmas, diversas ofrendas y muchas flores, dentro de ella se encuentra una sardina fabricada en cartón, pintada y llena de escarcha.

Esta fiesta está acompañada de música muy divertida, pues agrupaciones hechizan con tambres, charrascas y el cacho a sus invitados. Inclusive, en la localidad de Naiguatá se originó la talentosa agrupación de las Sardinas de Naiguatá, muy reconocida en el territorio nacional.

Durante el recorrido, las viudas (hombres disfrazados de mujeres) acompañan imitando llantos de dolor el viaje de la difunta sardina por todo el pueblo. Antes de caer el sol, se organiza la parranda al ritmo de “Fo, fo, fo, la sardina se murió, fo, fo, fo, ya la llevan a enterrar”.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en