Rusia rechaza por ilegales las sanciones de Washington contra Pdvsa

Foto: Sputnik / Ekaterina Chesnokova

Una posible intervención militar en Venezuela conducirá a consecuencias “extremadamente negativas”, declaró este martes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov según reporte de Sputnik. “En cuanto a la intervención militar de terceros países, hemos dicho ya que semejantes acciones imprudentes tendrán consecuencias extremadamente negativas”, dijo a la prensa.

Texto: Sputnik

La Administración de EEUU había declarado que baraja todas las posibles opciones en relación con la crisis en Venezuela.

“En esta situación resultan inadmisibles las reflexiones eventuales, es un asunto demasiado sensible, semejantes declaraciones ciertamente no ayudan a normalizar la situación en Venezuela y a resolver los problemas internos de este país“, comentó Peskov preguntado si Rusia brindará asistencia militar al presidente venezolano Nicolás Maduro en caso de intervención militar de EEUU en el país caribeño.

Dmitri Peskov también calificó de ilegales las sanciones impuestas por EEUU a la petrolera estatal venezolana PDVSA. “Las autoridades legítimas de Venezuela ya catalogaron estas sanciones como ilegales. Avalamos por completo esta opinión“, dijo.

Las restricciones económicas que EEUU impone cada vez con más frecuencia, según el portavoz del Kremlin, son una vía errónea. “Consideramos que, las más de las veces, es una manifestación de la competencia desleal o, como en este caso, la continua línea de injerencia abierta en los asuntos internos de Venezuela”, señaló.

Además, Peskov precisó que Rusia está en proceso de evaluación de posibles riesgos para su economía relacionados con las sanciones impuestas por EEUU contra PDVSA. “Es una cuestión comercial, sin duda, estamos analizando las posibles consecuencias de estas medidas restrictivas”, dijo Peskov a los periodistas. Así contestó a la pregunta de si el Kremlin está evaluando los riesgos relacionados con la falta de suministros de petróleo o de pagos anticipados por parte de la PDVSA a causa de las sanciones estadounidenses.

En lo referente a los intereses de Rusia, el portavoz presidencial enfatizó que Moscú los defenderá de conformidad con el derecho internacional vigente y activando todos los mecanismos disponibles”.

También, según Peskov, al Gobierno ruso no le sorprenden las consultas permanentes que mantiene el opositor venezolano Juan Guaidó con el presidente estadounidense, Donald Trump.

“Aquí no hay nada que sorprenda (…) Guaidó se encuentra en contacto constante con Washington y también lo estuvo antes de los sucesos”, dijo Peskov.

A su vez, la experta del Centro de Energía de la Escuela de Administración Skólkovo, Ekaterina Grushevenko, opinó que hay pocas probabilidades de que las sanciones de EEUU vayan a impactar a corto plazo en los suministros del crudo de la compañía venezolana PDVSA.

“Venezuela depende mucho de los ingresos petroleros, independientemente de cómo se desarrolla la situación política, es necesario llenar el presupuesto, a pesar de tener congelados los activos”, señaló.

El Departamento del Tesoro de EEUU impuso el 28 de enero sanciones a la compañía estatal PDVSA que implican el congelamiento de 7.000 millones de dólares y el bloqueo de todos los pagos que hagan empresas estadounidenses que compren petróleo venezolano.

El consejero de Seguridad Nacional de EEUU, John Bolton, estimó que Venezuela perdería 11.000 millones de dólares anuales en ingresos por exportaciones petroleras a causa de estas restricciones.

La crisis en Venezuela se agravó el 23 de enero, después de que el presidente de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral, de mayoría opositora) de Venezuela, Juan Guaidó, se juramentara como “presidente encargado” del país.

El jefe del Estado venezolano, Nicolás Maduro, quien asumió el segundo mandato el 10 de enero, calificó la declaración de Guaidó como un intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Varios países del continente americano, con EEUU a la cabeza, desconocieron a Maduro y expresaron su apoyo a Guaidó; México y Uruguay se abstuvieron de hacerlo, ofreciéndose a mediar en una solución política de la crisis; y Rusia, China, Irán y Turquía, reafirmaron su respaldo al actual Gobierno venezolano.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en