Fruto Vivas dicta taller de construcción de maquetas con estudiantes de la UBV en el Musarq

En los espacios del Museo Nacional de Arquitectura (Musarq) se realizó un taller de construcción de maquetas, facilitado por el maestro Fruto Vivas, con motivo del Simposio Pensar la Ciudad, Realidades, proceso y utopías, el cual  rinde homenaje a este insigne arquitecto.

Texto: FMN

Vivas compartió su experiencia con estudiantes del Programa de Formación de Grado en Arquitectura de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), sedes del Distrito Capital y Maturín; así como los invitó a realizar una maqueta con la técnica de los “Marcos cortantes”, con la cual realizó el proyecto “Árbol para vivir”, ubicado en Lecherías, estado Anzoátegui en 1993.

La técnica “marcos cortantes” consiste en armar una edificación en seco y luego soldar por los nodos de unión, la misma reduce costos y armoniza con el espacio.

En ese sentido, Manuel Barreto, coordinador Nacional del Programa de Formación de Arquitectura de la UBV, manifestó que el momento fue propicio para que Vivas diera algunas enseñanzas y consejos a los estudiantes, quienes se encuentran en pleno proceso de formación y están ávidos de conocimientos, abiertos a aportar ideas en la construcción de una arquitectura común.

En ese orden de ideas, aseveró que es necesario que los estudiantes empiecen a sentir al museo como su espacio, ya que el mismo quizá no ha tenido la relevancia que debería tener y que es importante construir, a partir de actividades como las del taller de maquetería, una arquitectura que abogue por lo venezolano.

“Es necesario más lugares donde discutamos sobre nuestro oficio, la espacialidad, la arquitectura que nos corresponde hacer y entender que la arquitectura sin el ser no tiene razón de ser”, concluyó Barreto.

Asimismo, Ivani Valsint, estudiante de Arquitectura de la UBV, expresó que compartir con Fruto Vivas es muy gratificante, ya que toda la obra del maestro está centrada en la sociedad, en el ser humano.

Agregó que “él trabaja en pro de resolver un problema, ya sea habitacional, estructural o ambiental”, indicó Valsint, quien además agregó que su actual proyecto de grado “Una Visión de Ciudad”, que fue expuesto en el Musarq, se basa en la filosofía de la obra de Vivas, y que tiene que ver con resolver la problemática central de las comunidades, sea cual sea su índole, y que esto no se quede solo en las parroquias, sino que sea replicado a nivel nacional y hasta internacional.

Por su parte, Luis Vázquez, también estudiante de la UBV, agradeció la oportunidad de experimentar junto a Fruto, ya que -a su juicio- la arquitectura como creación del humano tiene implícita la belleza. “La arquitectura se basa en un sentimiento que es el amor, y a través del amor viene la belleza, que a su vez termina en obras”, explicó Vázquez.

El Simposio Pensar la Ciudad, Realidades, proceso y utopías, baja el telón mañana a las 9:00 de la mañana en un acto de clausura, donde quedan las expectativas abiertas de esa ciudad que todos queremos.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en