EN FOTOS: Parranda de los Santos Inocentes de Caucagua sigue siendo reivindicada por su pueblo

Entre gritos de alegría, colores y al ritmo de los tambores, las trompetas y las charrascas, el pueblo de Caucagua, del estado Miranda, se movilizó este viernes 29 de diciembre para seguir enalteciendo su parranda de los Santos Inocentes o los Boleros, como ellos mismo se hacen a llamar, tradición que tiene más de dos siglos en vigencia. “Es una fiesta que rinde honor a nuestra ancestralidad de Caucagua, a todo el pueblo de Barlovento, a un contenido histórico arraigado de mucha resistencia cultural, todo esto a través de la recreación, pues allí revivimos a todos aquellos que dieron todo por la libertad, para que más nunca fuéramos esclavizados”, expresó José Ángel Ramírez, presidente de la casa de los Santos Inocentes.


Tecxto: AVN / Fotos: Ricardo Herdenez

Dos bandos son los protagonistas de esta parranda, Pantoja, que lleva 200 años participando en esta festividad y se distingue por los colores en sus bandera verde y rojo que significan virtud y sacrificio, y el de la Línea, que lleva 42 años dentro de celebración y sus colores son amarillo y rojo, que representan el sol radiante y el sacrificio de los esclavos..

Sus integrantes, llamados también boleros y en su mayoría hombres, van vestidos con grandes sombreros, harapos, la cara pintada de negro y la lengua de rojo. Mientras que las mujeres se visten como hombres, con el objetivo de actuar como la autoridad que dirige y orienta a la comunidad.

La actividad comienza el 27 de diciembre con la lectura de los bandos, con respecto a los personajes dentro del mismo como o es la jefa de Gobierno, la policía, entre otros.

El 28 de diciembre, específicamente a las once de la mañana, ambas parrandas recorren el pueblo de norte a sur y de este a oeste, de forma separada, alegrando todo a su paso con el repique de los tambores, el sonar de las trompetas, los movimientos bruscos al son de la música y entonando el canto: ¡Los Boleros!

Al finalizar la tarde se encuentran en la plaza Bolívar de Caucagua, lugar donde se ven cara a cara y realizan el cruce de banderas para representar una lucha simbólica en la que verán quién es el más fuerte.

Este es uno de los momentos más eufóricos de la actividad, pues el enfrentamiento no culmina con un ganador, pues ellos se unen en símbolo de fraternidad y hermandad, dejan la pelea a un lado y dan honor a lo que esta fecha representa para ellos: cuando el mal no triunfó sobre el bien.

Esta alegría y colorido, una emoción incontrolable, contagia a nativos y visitantes, muchos de estos últimos extranjeros.

Para Manuel Rodríguez, esta manifestación cultural ha sido de gran importancia durante sus 42 años de vida, pues desde pequeño le enseñaron de qué trataba esta festividad. “Esta tradición significa mucho para mí, crecí viéndola. Por ello, hoy en día hay que seguir reivindicándola y haciéndole honor a nuestros ancestros”, indicó Rodríguez.

Creación de los núcleos de saberes

Desde hace cuatro años cada bando de la parranda de los Santos Inocente, creó los núcleos de iniciación de saberes, con el objetivo consolidar y transmitir esta celebración de generación en generación, informó Benito Irady, presidente del Centro de la Diversidad Cultural. “Aspiramos que en un futuro esto pueda ser un elemento que no se desprenda de la comunidad, sino que sea algo que se mantenga con el pasar de tiempo”, enfatizó Irady.

Esta expresión cultural se originó en las haciendas de cacao en los años de la colonia, cuando los dueños de esos predios le otorgaban a los esclavos un día de libertad y la fecha coincide con la matanza de los niños inocentes ordenada por Herodes, de acuerdo con la Biblia.

La parranda de los Santos Inocentes ya ha obtenido la Declaratoria de Patrimonio Inmaterial del municipio Acevedo, la Declaratoria Patrimonial del estado Miranda y la Declaratoria de Bien de Interés Cultural de la Nación, las cuales la convierten en una referencia de tradiciones ancestrales en Venezuela.

Ante esto, prevén que esta manifestación tenga un reconocimiento más allá de las fronteras venezolanas. “Ahora estamos en la elaboración el expediente, es un proceso largo, pero esperamos que esta festividad logré obtener el Patrimonio Cultural por la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura)”, dijo Irady.

 

 






 
  



 
 

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en