Los sintecho de Buenos Aires son ‘expulsados de la calle’ por la cumbre del G-20

Personas sin hogar durmiendo en las calles de Buenos Aires, Argentina, 10 de septiembre de 2018. Marcos Brindicci / Reuters

El inicio del G-20 este viernes en la ciudad de Buenos Aires, capital de Argentina, no solo afectará al tránsito y la movilización urbana, sino también a los que menos tienen. Debido al control riguroso de seguridad, las personas en situación de calle que estén viviendo dentro de un perímetro no permitido, como es la zona del centro, deberán retirarse. Las familias en esa situación serán trasladadas temporalmente por personal del gobierno a diversos ‘paradores’, como se conoce a los centros de atención para los sintecho, donde tienen acceso a camas y duchas.


Texto: RT (Facundo Lo Duca)

En la ciudad de Buenos Aires, la crisis habitacional es un tema no resuelto por el gobierno local del alcalde Horacio Rodríguez Larreta. Es muy común que familias enteras se refugien en las escalinatas de ministerios públicos o empresas privadas. Según cifras del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat del distrito, hay 200 personas que viven en las calles del centro, un punto clave de la cumbre mundialista.

La crisis habitacional en Buenos Aires

Cecilia Zapata, investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones y Técnicas (CONICET) y del área de estudios urbanos del Instituto Gino Germani, explica en dialogo con este medio que la crisis habitacional de la ciudad de Buenos Aires es histórica, pero creció exponencialmente a partir de la primera gestión del actual gobierno en 2007.

“Se realizaron recortes a programas de vivienda transitoria. Desde entonces, la política habitacional del gobierno es solo asistencial, no hay una solución definitiva. Los paradores están colapsados y no respetan las dinámicas familiares. Hay paradores de hombres y mujeres, por lo que las familias deben dividirse”.

Zapata afirma también que esta crisis hay que leerla en términos de capacidad de acceso: “Desde 1947 hasta la actualidad, la densidad poblacional de Capital Federal es, más o menos, la misma. Pero las personas en situación de calle y en asentamientos informales aumentaron demasiado”.

Según la especialista, un factor más de esta problemática es la cantidad de inmuebles ociosos, sin personas, en la ciudad: “En lo que respecta a las viviendas particulares ociosas, se registraron más de 285.000 viviendas vacías, lo que representa el 20% del parque habitacional de la Ciudad de Buenos Aires”.

Desde el gobierno, afirman que las políticas habitacionales aplicadas son las correctas. El jefe de Gobierno reiteró en varias oportunidades su preocupación por la urbanización de los asentamientos informales, o villas, y por eso hay actualmente siete proyectos urbanos que se llevan adelante para contrarrestar la problemática.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en