Charla sobre el documento y depósito legal fue realizada en la Biblioteca Simón Rodríguez

Este miércoles 14 de noviembre, como parte de la 14ª Feria Internacional del Libro de Venezuela (Filven) 2018, se desarrolló en la Biblioteca Simón Rodríguez, esquina el Conde, la charla “El ciclo del documento”, a cargo de Maghida Acosta del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas, explicando los procedimientos que realizan con la llegada de nuevos libros. También estuvieron presentes Alberto Yépez y e Ignacio Barreto, quienes detallaron la importancia del depósito legal como medio para garantizar el acceso libre y universal a la información.

Texto: Alba Ciudad (Angie Vélez)

Maghida Acosta, plasmó la necesidad de que en las Bibliotecas se aborden las actividades, para que el usuario pueda recuperar y tener acceso a los documentos o recursos de información. De igual forma comentó que bajo la anterior dirección de la Biblioteca Nacional, se solicitó plasmar lo que era la ruta del libro. Bajo el programas 02,03, y 04 se trabaja en conjunto para detallar qué hacer cuando llegar los usuarios y usuarias.

Ofreció algunos detalles de qué hacer en depósito legal cuando llega un libro por primera vez, asegurando que del recurso de información se saca provecho para lecturas y foto para boletines. También se realiza un catálogo de editores y productores del país, así como el trabajo directo con los organismos para el cumplimiento de la ley.

Ley de depósito Legal

Por su parte, Alberto Yépez, actualmente jefe de división de depósito Legal de la Biblioteca Nacional, detalló que la ley comprende el seguimiento a una normativa jurídica del estado venezolano que tiene como misión asegurar el ingreso del material bibliográfico editados en el país y los que ingresan del exterior.

Explicó que el número de depósito legal es la cédula que se le da al número de la publicación, lo que permite darle una nacionalidad al libro publicado, a su vez ingresa a la biblioteca para que pueda ser parte de la memoria nacional.

Los materiales que están sujetos a esta normativa, son los documentos bibliográficos, folletos, libros, audio libro, libros por Internet y tesis de programas. Asimismo, cuentan con material no bibliográfico impreso y en digital: carteles, catálogos, programas de manos, agenda, partituras y tarjetas postales. Entre los documentos no bibliográficos se encuentran los audiovisuales como los documentales, largometrajes, micros radiales  y programas de televisión.

Para los que deseen obtener su número de depósito legal, deben ingresar a la página o hacer el enlace desde la Biblioteca Nacional donde dice saber. El usuario se registra como si lo estuviera haciendo en una red social.

Explicó que el sector público se rige por uno de los artículos de la ley, específicamente el tercer capítulo donde dice “Todos los entes de la administración pública deben cumplir la entrega hasta de un 25% de sus producciones para que sea distribuido a las demás bibliotecas de estado”.

A través de la división de depósito legal, también se puede obtener el número de ISSN, el número internacional para publicaciones seriadas. En ese sentido, desde Francia se provee una serie de números para asignárselo a las publicaciones seriadas de carácter científico, humanístico y académico. Entre los requisitos es tener el número depósito legal y haber consignado los documentos.

Para finalizar, Ignacio Barreto, director de la Biblioteca Nacional, expresó la necesidad de que el público, los autores y editores se sensibilicen con depósito legal, ya que no se trata de un simple trámite para ponerles traba a los que van a publicar un libro, sino que es un mecanismo de gran importancia para garantizar el tiempo de todo lo que se produce a nivel documental en el país, garantizando a los investigadores en unos 50 años pueda saber qué se editó y qué se publicó en Venezuela en el año 2018.

Extendió la invitación a todos los autores, productores discográficos, cinematográficos y a los editores de publicaciones seriadas que vean el depósito legal como algo que es favorable, “a fin de cuenta es lo que va a garantizar que ese proyecto editorial las futuras generaciones puedan consultarlo”.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en